ANÁLISIS | Los demócratas temen tanto mantener a Biden como reemplazarlo

(CNN) — No escriben nada. No asumen ningún compromiso firme.

Pero entre mirar los teléfonos que empezaron a sonar unos tres minutos después del debate y no pararon desde entonces, varios de los principales posibles reemplazos demócratas de Joe Biden y sus principales asesores prefirieron comenzar a pensar en cómo podría lucir una pelea de último minuto sin precedentes en la convención demócrata de agosto.

Ya siguen de cerca los movimientos de sus posibles oponentes, buscan oportunidades y formas de señalarlos por adelantarse al presidente. Varias personas relacionadas con otros candidatos, por ejemplo, notaron el «momento interesante» de una campaña de recaudación de fondos ya programada que el PAC de la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, envió por mensaje de texto este viernes por la noche, que se lee casi como una declaración de objetivos para ella y destaca cómo ganó en su estado clave en disputa presidencial.

Más de dos decenas de altos funcionarios demócratas, operadores políticos y donantes vinculados a Biden y a muchas de las personas más discutidas como posibles sustitutos (muchos de los cuales pidieron anonimato para discutir la situación políticamente más tensa que la mayoría haya enfrentado) dicen que están aterrorizados por casi todos los escenarios: seguir adelante con Biden, una designación de Kamala Harris, una designación de otra persona que en ese caso vencería a la primera vicepresidenta negra, largas noches de múltiples votaciones en disputas ideológicas y personales en la televisión nacional, incluso sólo revelaciones de detalles embarazosos sobre personas que nunca fueron examinadas para una campaña nacional.

Los donantes se inquietan por el rumbo a seguir tras la actuación de Biden en el debate

“Sería un huracán de categoría 5”, dijo un alto funcionario demócrata que estaba nervioso por lo que podría pasar si Biden se hiciera a un lado. “La gente no entiende la enorme destrucción que se desataría”.

Para otros, eso se debe a una mentalidad de prisionero que no considera cuánta resistencia hay contra Trump.

“Creo que podemos cambiar de bando y ganar”, dijo un importante donante demócrata. “Si Joe Biden es el candidato, estamos todos a favor. Si es otra persona la que se designa, estamos todos a favor”.

Una encuesta de CBS News/YouGov realizada este domingo por la mañana encontró que sólo el 55% de los votantes demócratas registrados decían que Biden debería seguir postulándose, y el 45% decía que debería hacerse a un lado. Los asistentes de campaña de Biden pasaron los últimos días señalando métricas como algunos de sus mejores días de recaudación de fondos de base y un aumento en las solicitudes de empleo desde este jueves.

Ninguna especulación importa si un presidente que será tres meses mayor para el próximo debate programado no se hace a un lado. Hasta ahora, mantuvo una postura de disculpa pero desafiante en público, mientras que en privado dice que sabe lo malo que fue su desempeño, pero que todavía piensa que su candidatura es el único camino a seguir.

Y como ganó todas las primarias, controla la mayoría de los delegados, lo que significa que sólo pueden votar por otra persona si decide retirarse.

El presidente de EE.UU. Joe Biden y la primera dama Jill Biden, junto con sus nietas Natalie (izquierda) y Finnegan (segunda desde la derecha), se dirigen a abordar el Air Force One antes de partir de la Base de la Fuerza Aérea McGuire en Burlington, Nueva Jersey, el 29 de junio de 2024. Biden se dirige al retiro presidencial de Camp David, donde se esperaba que pasara el resto del fin de semana. Crédito: Mandel Ngan/AFP/Getty Images.

Los demócratas sienten que el suelo se mueve bajo sus pies

Muchos funcionarios y asesores demócratas, algunos de los cuales están inclinados por otras alternativas y algunos no, se enfurecen porque Biden demostró demasiado ego y no se retiró antes. El argumento del presidente de que él era el demócrata más capaz de vencer a Trump, dijeron varios, ahora dio un vuelco y sienten que es la opción menos capaz de vencer a Trump.

Dicen que el círculo íntimo del presidente que dirige la campaña y lo preparó para el debate (y que antes del jueves por la noche les dijo a algunos en privado que la preparación había ido bien) no son honestos o no son capaces de guiarlo hacia una salida o una recuperación. En una recaudación de fondos LGBTQ en la ciudad de Nueva York este viernes por la noche, un asistente dijo que algunas de las conversaciones incluso se volvieron contra Jill Biden, y el profundo amor por ella como la peculiar y reticente esposa política rápidamente se convirtió en exasperación porque ella no está dispuesta a dar el paso que los llevaría a abandonar la Casa Blanca.

Debate presidencial, ¿cómo quedan Biden y Trump frente a la campaña?

Aunque la lista incluye a Harris, al gobernador de Illinois, J. B. Pritzker, a Whitmer, al gobernador de Kentucky, Andy Beshear, al gobernador de California, Gavin Newsom, al senador de Arizona, Mark Kelly, al senador de Georgia, Raphael Warnock, al secretario de Transporte, Pete Buttigieg, e incluso al relativamente nuevo gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro, y al gobernador de Maryland, Wes Moore, ninguno hizo pública ninguna declaración que no sea de apoyo a Biden. Les preocupa que los llamen traidores. Les preocupa que eso pueda hacer que Biden se atrinchere aún más.

Este jueves por la noche, en un evento para ver el debate en Los Ángeles, participaron el marido de Harris, Doug Emhoff, Pritzker, Whitmer y Beshear. También había otros asistentes de alto perfil. Después de las primeras respuestas, Rob Reiner gritaba que había perdido y Jane Fonda tenía lágrimas en los ojos, según las personas que estaban en la sala.

Incluso Barack Obama elige cuidadosamente sus palabras. Cuando el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, le preguntó sobre el debate en un evento para recaudar fondos para los demócratas de la Cámara de Representantes, dijo que Biden tiene “los valores que reflejan lo mejor de Estados Unidos”, pero la política es un “deporte de equipo”, con el presidente como “el capitán”. El expresidente añadió que conseguir que Jeffries sea el portavoz es “probablemente también lo más importante que podemos hacer para la campaña de reelección de Biden”.

Los asesores de campaña de Biden descartan no sólo la posibilidad de que se retire, sino de que alguien podría hacerlo mejor o enfrentarse a Trump con una lista de partidarios que va desde la emblemática representante progresista Alexandria Ocasio-Cortez hasta el exvicegobernador de Georgia del Partido Republicano conservador Geoff Duncan.

“Se ganan elecciones reuniendo a todos bajo una misma bandera. Si lo relevante para ti es ganar, la mejor oportunidad que tenemos de lograrlo es el tipo que está en la Casa Blanca, tiene un historial histórico de logros y ya venció a Donald Trump una vez, y nada de este lío”, le dijo un alto asesor de Biden a CNN.

Pero hubo una demostración de la lucha en la que se encuentra la campaña sobre cómo derribar el discurso de reemplazo: este viernes por la mañana, los asesores de Biden dijeron en una llamada que incluía a varios agentes demócratas que enviarían a Donna Brazile, la expresidenta interina del Comité Nacional Demócrata y a la destacada agente demócrata Stephanie Cutter para explicar por qué el reemplazo sería una fantasía.

Brazile, quien escribió sobre cómo analizó la posibilidad de un reemplazo del nominado después de la convención con el tropiezo de Hillary Clinton en un evento del 11 de septiembre de 2016, le dijo a CNN que no le habían dicho esto con anticipación. Cutter dijo a que ella tampoco.

Pero ambas dijeron que siguen comprometidas con Biden e instaron a otros a hacer lo mismo.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, un demócrata que contemplaba una posible candidatura propia en 2024 si Biden hubiera decidido no presentarse, dijo que cenó con Biden este sábado por la noche en una recaudación de fondos que él y su esposa organizaron y se sintió seguro de apoyar al presidente. Aún así, mencionó la edad del presidente dos veces en una breve entrevista y dijo que «tiene 81 años».

“Hay muy pocas personas que puedan abarcar los amplios intereses de nuestro querido Partido Demócrata de la misma manera que él. Y lo ha demostrado”, dijo Murphy. “Eso no es una perspectiva: ‘Oye, creo que él podría hacer esto’. Lo ha hecho. No estoy seguro de quién más puede hacer eso”.

Murphy dijo que no había considerado otra opción porque «según cada punto de datos, una dimensión de la que soy consciente, no irá a ninguna parte».

La ventaja de Harris de cara a una convención abierta

Si hay una oportunidad, la mayoría está de acuerdo en que Harris tendría la ventaja inicial.

Si Biden se retirara de repente, se vería presionado a darle una dirección a su partido, y hacer cualquier otra cosa que no fuera nombrar a su vicepresidenta sería un desaire más grave que el que Obama le infligió cuando dejó en claro que veía a Hillary Clinton como su propia sucesora en el período previo a las elecciones de 2016. Para una sala de convenciones llena de delegados leales a Biden que intentan recuperar el equilibrio, apoyar a Harris podría tener mucho peso.

Un partidario de Harris insistió en que el interés en cualquier otra persona en este momento es simplemente “el atractivo de lo desconocido”. Ser desconocido puede tener beneficios, como no tener ninguno de los malos sentimientos arraigados que la definieron en la mente de algunos votantes. Pero también significa que no se profundizó en el pasado ni los antecedentes de ninguno de ellos como se hizo con ella durante su abreviada campaña presidencial, su etapa como compañera de fórmula y como vicepresidenta.

Como el otro nombre de la campaña Biden-Harris, el vicepresidenta también sería la única legalmente capaz de hacerse cargo de toda la operación existente, junto con todo el dinero ya recaudado, un hecho que la campaña de Biden pasó por alto en un correo electrónico del director de campaña Rob Flaherty a sus partidarios, quienes insistieron en que una alternativa que comenzara con cero dólares en su cuenta bancaria sería “una autopista hacia la derrota”. Eso estaría además de ser el posible reemplazo con el mayor reconocimiento de nombre a nivel nacional. También está igualada o un poco por delante de cualquiera de los demás contendientes en la mayoría de las encuestas que plantearon la cuestión de reemplazar a Biden.

Debate presidencial entre Biden y Trump, ¿qué se dijo en materia de inmigración?

Por supuesto, la gente que rodea a Harris consdieró todo esto. Pero su enfoque desde el debate fue presentarse como la defensora más diligente y leal, hasta el punto de que la primera dama, que dejó claras sus frustraciones con Harris en el pasado, este viernes por la noche retomó la defensa hacia Harris inmediatamente después del debate.

La frase de la vicepresidenta “no voy a pasar toda la noche contigo hablando de los últimos 90 minutos cuando estuve viendo los últimos tres años y medio de gestión”, que según las personas de su entorno se le ocurrió a ella misma sobre la marcha, fue retomada desde entonces por los operadores de campaña, además de por la primera dama.

Harris también tendría otras ventajas. Una importante asesora política externa, Minyon Moore, fue nombrada hace meses funcionaria a cargo de los procedimientos de la convención, y otros como su ex jefa de gabinete, Tina Flournoy y Brazile, también desempeñan funciones clave en la comisión. Sus seguidores tampoco tienen reparos en dar a conocer sus opiniones.

En una entrevista, Brazile dijo que su reacción a las llamadas de personas que preguntan por otros candidatos desde el debate es: «¿Cómo diablos van a poner a toda esta gente blanca por delante de Kamala?»

Los simpatizantes de otros posibles candidatos reconocen que los sentimientos internos de deferencia hacia ella serían generalizados y difíciles de superar, y los temores sobre la reacción entre los votantes negros y mujeres si la abandonan serían extremadamente altos.

“Biden no va a dimitir y Kamala Harris tendrá la primera oportunidad en cualquier escenario de convención abierta”, dijo un delegado del DNC partidario de una de las alternativas.

Aun así, a muchos les preocupa que ese sea el tipo de sentimiento que podría significar mucho más entre los delegados a una convención demócrata que entre un electorado más amplio, y que simplemente la estaría preparando para ser la que lleve la bandera hacia la derrota.

El logotipo de la Convención Nacional Demócrata en el marcador del United Center durante un recorrido de prensa el 18 de enero en Chicago. Crédito: Scott Olson/Getty Images.

El problema tiene potencial para largas noches de combates en la televisión nacional

No todo el mundo está convencido. En un momento de crisis para el Partido Demócrata como el que se abriría en este momento, una combinación de ambición y sentido del deber sería claramente tentadora. Las personas relacionadas con otros posibles candidatos dicen que los años de escrutinio de Harris, su asociación con Biden y sus propias respuestas confusas podrían ser demasiado para darle vía libre.

Algunos ya apuestan que Harris se haga a un lado en la primera votación y aparezca después.

“¿Sería muy difícil y desafiante? Sí. Pero creo que en realidad es un beneficio para quienquiera que sea el caballero blanco, montar a caballo para salvar la campaña y el país”, dijo un alto funcionario demócrata.

Pero eso probablemente significaría que muchos candidatos correrían por la convención mientras hacen todo tipo de promesas, pasarían por múltiples votaciones, con un tumulto de candidaturas enfrentadas y otros intereses en una cobertura ininterrumpida.

Sin mencionar que pasaron décadas desde la última pelea en el piso. Los felices activistas que tienden a ser elegidos como delegados no saben cómo llegar a acuerdos secretos. Ni siquiera conocen las reglas.

A los agentes demócratas siempre les gusta burlarse de los titulares que los describen como “en desorden”. Ahora algunos le dicen a CNN que les preocupa que puedan terminar con más desorden que nunca.

Algunos asesores ya sueñan despiertos sobre quién sería parte de varios equipos de extensión, qué fichas podrían solicitar de apoyo anterior, qué fortalezas enfatizarían sobre sus candidatos preferidos y qué puntos podrían socavar a posibles oponentes. Es casi seguro que este tipo de enfrentamiento beneficiaría a los políticos que podrían formar buenos equipos rápidamente, reconocieron varios, y hacer que una historia de Cenicienta sea menos probable que una fuerza establecida que actúa con fuerza y ​​rapidez.

Los operadores demócratas saben que a los adictos a la política les encantará, pero les preocupa el mensaje que enviará al país en general mientras intentan presentarse como alternativas al caos y las luchas al estilo Trump. Esto, dijeron varios, tampoco parece una fórmula para ganar.

“El presidente Biden es el designado y seguirá siéndolo”, dijo Cutter, quien tiene un contrato para producir la convención. «Para aquellos que buscan algún tipo de lucha entre partidos, tengan cuidado con lo que desean porque eso aseguraría una victoria de Trump».

Entre algunos, la conversación se centró en simplemente seguir adelante, con la esperanza de que las encuestas no muestren un colapso y el pánico en el debate se desvanezca en el feriado del 4 de julio. El propio Biden afirmó en un acto de recaudación de fondos en los Hamptons el sábado que “los votantes tuvieron una reacción diferente a la de los expertos” y vio encuestas que muestran que los votantes lo respaldan más después del debate.

“Cien por ciento, él es el candidato”, dijo el representante de California Robert García, un ferviente partidario de Biden. “Cualquier otra cosa es charlatanería sin seriedad”.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,