ANÁLISIS | ¿Qué tan listo está el Ejército de China para un combate? La dramática caída de dos ministros de Defensa plantea interrogantes

(CNN) — Tras meses de intensas especulaciones y reticencias oficiales, China confirmó finalmente que sus dos exministros de Defensa, que desaparecieron de la escena pública el año pasado, habían sido investigados por corrupción.

Su dramática caída ha sacado a la luz presuntos engaños profundamente arraigados en sectores clave de la modernización militar impulsada por el líder chino Xi Jinping a pesar de su guerra contra el soborno, que dura ya una década, y ha suscitado dudas sobre la capacidad de combate del país en un momento de crecientes tensiones geopolíticas.

Li Shangfu, que fue drásticamente destituido como ministro de Defensa en octubre pasado después de sólo siete meses en el cargo, y Wei Fenghe, que sirvió de 2018 a 2023, fueron expulsados del gobernante Partido Comunista tras las investigaciones, y ambos casos fueron entregados a los fiscales militares para la presentación de cargos, informaron los medios estatales el pasado jueves.

China expulsa del Partido Comunista a dos exministros de Defensa y profundiza la purga militar

Ambos son las cabezas más grandes a rodar todavía en una purga de barrido del establecimiento de defensa de China desde el verano pasado, que ha caído más de una docena de generales de alto rango y ejecutivos del complejo militar-industrial.

La agitación en los rangos superiores del Ejército Popular de Liberación (EPL) se produce cuando el líder Xi Jinping está tratando de hacer que las fuerzas armadas de China sean más fuertes, estén más preparadas para el combate y sean más agresivas a la hora de hacer valer sus reclamaciones territoriales en la región.

En el apogeo de sus carreras, los exministros de Defensa Li y Wei a menudo se mostraban duros ante los altos mandos militares del mundo. En sucesivos foros de seguridad regional, los dos generales advirtieron que el Ejército chino lucharía «a toda costa» si alguien se atrevía a «separar» a Taiwán de China. También amenazaron de forma apenas velada a Estados Unidos, prometiendo hacer frente a la «hegemonía» en el disputado mar de China Meridional.

Destituyen al ministro de Defensa de China Li Shangfu, que llevaba dos meses desaparecido (2023)

Ambos ascendidos bajo el mandato de Xi fueron destituidos a pesar de la campaña contra la corrupción que el líder chino lleva a cabo desde hace más de una década, lo que subraya las dificultades para prevenir la corrupción en los niveles más altos del Ejército, según los analistas.

Aunque la campaña anticorrupción de Xi ha tenido cierto éxito, la falta de una supervisión civil adecuada y de un sistema jurídico independiente significa que el Ejército Popular de Liberación depende de sus investigadores internos para la supervisión, dijo James Char, investigador de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam en Singapur. «Eso es difícil, así que la corrupción continuará sin duda», dijo.

Los exministros de Defensa Li Shangfu y su predecesor Wei Fenghe han sido expulsados del Partido Comunista por acusaciones de corrupción. (Crédito: AP/Reuters)

Corrupción en la adquisición de armas

Como parte de la ambición de Xi de transformar el EPL en una fuerza de combate de «clase mundial», China ha invertido miles de millones de dólares en la compra y mejora de equipos. Xi también ha reforzado la Fuerza de Cohetes, una rama de élite que supervisa el arsenal de misiles nucleares y balísticos del país, en rápida expansión.

La mayoría de los generales destituidos o desaparecidos sin explicación el año pasado estaban relacionados con la Fuerza de Cohetes o el equipamiento militar, incluidos Li y Wei.

Antes de convertirse en ministro de Defensa, Li dirigió durante cinco años el Departamento de Desarrollo de Equipamiento del EPL. Ingeniero de formación, este hombre de 66 años pasó décadas lanzando cohetes y satélites en el suroeste de China antes de ser ascendido al cuartel general del EPL para ocuparse de la adquisición de material militar.

Wei, de 70 años, fue el comandante inaugural de la Fuerza de Cohetes. A finales de 2015, fue elevado por Xi a un servicio completo desde el antiguo brazo de misiles del EPL, el Segundo Cuerpo de Artillería, donde Wei había trabajado durante décadas. Los dos sucesores de Wei en la Fuerza de Cohetes también han sido purgados.

ANÁLISIS | Cómo podría China tomar Taiwán sin necesidad de invadirlo

Las acusaciones contra Li expuestas en el anuncio del Politburó del partido, compuesto por 24 miembros, apuntan claramente a la corrupción en la adquisición de armas.

Además de aceptar y dar sobornos y abuso de poder, Li también fue acusado de «contaminar gravemente el ambiente político y las prácticas industriales del sector de equipamiento militar», según la cadena estatal CCTV.

Joel Wuthnow, investigador principal de la Universidad Nacional de Defensa, financiada por el Pentágono, dijo que la frase, cuidadosamente redactada, apunta a una colusión entre las empresas estatales que fabrican armas y el sistema de adquisiciones del Ejército Popular de Liberación.

«Sabemos que hay cierta connivencia, pero no está claro —y el PCCh no lo admitiría— que las armas críticas sean realmente de mala calidad o no fiables», dijo Wuthnow. «Si se demuestra, eso sería aún más grave para Xi, ya que tendría dudas no sólo sobre la ética, sino también sobre la preparación militar real».

Char, el analista, dijo que los problemas en el sistema de adquisiciones del EPL han existido durante muchos años.

China amenaza con pena de muerte a los «acérrimos» separatistas de Taiwán

En 2018, un estudio redactado por la Universidad Naval de Ingeniería de China, el centro de adquisición de equipos de la Armada y la oficina de auditoría de la Comisión Militar Central ya habían analizado las prácticas de manipulación de licitaciones en la adquisición de equipos del EPL y pidieron la mejora del sistema de licitación, señaló Char.

«Estos problemas en las compras y adquisiciones plantearon dudas sobre la calidad de los equipos que el EPL había adquirido anteriormente. ¿En qué medida funcionan realmente sobre el terreno? Creo que eso es bastante discutible», afirmó.

En una señal de que la cúpula militar china podría estar preocupada por la calidad de sus equipos, el general He Weidong, vicepresidente de la Comisión Militar Central (CMC), que supervisa las fuerzas armadas, prometió en marzo tomar medidas enérgicas contra las «falsas capacidades de combate» dentro del Ejército, señaló Char.

«Posteriormente, su comentario fue rápidamente prohibido a la opinión pública. Creo que eso dice mucho sobre las capacidades de combate reales (del EPL)», afirmó Char.

Vehículos militares que transportan misiles balísticos intercontinentales DF-5B pasan frente a la plaza de Tiananmen durante un desfile militar con motivo del 70 aniversario de la fundación de la República Popular China celebrado en Beijing en 2019. (Crédito: Jason Lee/Reuters/Archivo)

«Confianza perdida»

Li y Wei son las figuras militares de más alto rango caídas en desgracia en los últimos seis años por la implacable campaña anticorrupción de Xi.

Desde su llegada al poder en 2012, el líder chino ha hecho de la erradicación de la corrupción y la deslealtad una de sus señas de identidad, y ha derrocado a poderosos generales que antes se consideraban intocables.

En los primeros años de su primer mandato, Xi se cobró las dos cabelleras más altas en el Eército, Xu Caihou y Guo Boxiong, dos antiguos vicepresidentes de la CMC. Xu murió de cáncer y Guo fue condenado a cadena perpetua por corrupción.

En cierto modo, según Wuthnow, el último escándalo de corrupción en torno a los dos exministros de Defensa es «incluso peor para Xi» que los casos de Xu y Guo de hace una década.

«En aquel entonces se podía decir que Xi estaba limpiando la casa», dijo, señalando que Xu y Guo habían sido nombrados miembros de la CMC bajo el mandato del ex líder Jiang Zemin. Pero tanto Wei como Li fueron ascendidos bajo el mandato de Xi.

ANÁLISIS | Reunión de Xi y Putin en Beijing reafirmó su fuerte vínculo en un mundo dividido

«Los casos de Wei y Li demuestran que los propios procesos de selección de Xi y la cacareada campaña anticorrupción de la última década no han logrado impedir los chanchullos en la cúpula del sistema», dijo Wuthnow.

«Creo que esto demuestra una vez más que Xi ha perdido la confianza en sus propios designados», agregó el experto.

Wei fue ascendido al rango de general poco más de una semana después de que Xi tomara el timón del partido. Li fue ascendido a teniente general y de nuevo a general en apenas tres años.

Los comunicados del Politburó afirmaban que las acciones de Li y Guo «traicionaron la confianza y la responsabilidad» depositadas en ellos por la cúpula del partido y del Ejército. Li «traicionó las aspiraciones fundacionales y los principios del partido», y Wei fue acusado de «colapso de la fe y pérdida de lealtad», según CCTV.

«Xi debe sentirse personalmente traicionado por esta corrupción de alto nivel», escribió Bill Bishop, observador de China y autor del boletín Sinocism.

Xi Jinping reorganiza el Ejército chino pensando cómo «luchar y ganar» las guerras del futuro

Pero Xi sigue decidido a erradicar la corrupción y la deslealtad. El mes pasado, convocó a la cúpula militar a una conferencia de trabajo político en Yan’an, lugar sagrado de la revolución comunista china en la historia del partido, pidiendo una profundización de la rectificación política en el EPL.

«El cañón del fusil debe estar siempre en manos de quienes son leales y fiables al partido», dijo Xi a las élites del EPL. «El rigor es claramente necesario para… lograr la eficacia en combate. No debe haber lugar en el Ejército para que se escondan elementos corruptos».

Char, el observador del EPL en Singapur, dijo que a largo plazo, la limpieza de Xi de las fuerzas armadas y su sistema de adquisiciones es una buena señal para las capacidades de combate de China.

«Los problemas se están rectificando en cómo y cuándo, y siempre habrá una revisión en curso sobre cómo Xi Jinping puede realmente poner al EPL al día para hacer realidad su sueño de modernizar el EPL para 2035».

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,
ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Así es el árbol genealógico de la casa Targaryen en "House of the Dragon" y "Game of Thrones",
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,
La desnutrición se extiende por Gaza y los niños mueren de hambre en brazos de sus padres,