Los avances en las conversaciones sobre el alto el fuego en Gaza suscitan esperanzas, pero aún hay desafíos

(CNN) — Funcionarios israelíes y estadounidenses se mostraron optimistas la semana pasada respecto a un acuerdo de alto el fuego y entrega de rehenes entre Israel y Hamas, ya que el grupo extremista palestino se mostró dispuesto a ceder en un punto conflictivo clave. Sin embargo, a pesar del nuevo impulso, el acuerdo puede seguir siendo difícil de alcanzar.

Un alto cargo de Hamas confirmó el sábado a CNN que el grupo está dispuesto a reconsiderar su exigencia de que Israel se comprometa a un alto el fuego permanente en Gaza antes de firmar un acuerdo que permita una tregua temporal y el inicio de un proceso para liberar a los rehenes que siguen retenidos en Gaza.

La semana pasada, un funcionario estadounidense declaró a CNN que el marco de acuerdo «está en marcha» y que las conversaciones se reanudaron el viernes en Doha. Y, según el canal estatal egipcio Al-Qahera News, continuarán en El Cairo esta semana.

Sin embargo, una declaración de la oficina del primer ministro de Israel el domingo puso en duda que el acuerdo progresara, al establecer varios «principios» que Israel no está dispuesto a abandonar, entre ellos la reanudación de los combates en Gaza «hasta que se hayan alcanzado todos los objetivos de la guerra».

Israel lanzó su guerra contra Gaza hace nueve meses, en respuesta al ataque del 7 de octubre de Hamas que mató a 1.200 personas y tomó como rehenes a más de 250, según las autoridades israelíes. La guerra ha dejado zonas del enclave irreconocibles, ha desplazado a casi toda la población y ha matado a más de 38.000 personas en Gaza, según el Ministerio de Sanidad de la zona. Israel había dicho que no pondría fin a la guerra hasta que se liberara a todos los rehenes y se eliminara a Hamas.

9 meses continuos de guerra entre Israel y Hamas sin ver un fin en el futuro cercano

Algunos expertos afirman que la declaración de Netanyahu del domingo sugiere que el acuerdo podría enfrentarse a nuevos obstáculos.

Las condiciones del primer ministro bloquean «cualquier posibilidad de progreso por parte israelí», dijo a CNN Gershon Baskin, un ex negociador israelí de rehenes que una vez actuó como interlocutor ante Hamas, añadiendo que las condiciones eran «completamente contrarias a las demandas de Hamas».

«No creo que Hamas ceda a otras exigencias israelíes», como la permanencia en el corredor Philadelphi, dijo Baskin, refiriéndose a la zona de amortiguamiento de 14 kilómetros (unas 8,7 millas) en la frontera entre Egipto y Gaza. Tampoco es probable que Hamas acceda a la exigencia israelí de «vetar la selección de los presos palestinos que serán liberados».

Esto es lo que sabemos sobre la situación actual de las conversaciones.

¿Cuál es el acuerdo que está sobre la mesa?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expuso en mayo una propuesta en tres fases que, según dijo, Israel había presentado, al tiempo que declaraba que «es hora de que termine esta guerra».

La primera fase del posible acuerdo duraría seis semanas e incluiría la «retirada de las fuerzas israelíes de todas las zonas pobladas de Gaza», así como la «liberación de varios rehenes, entre ellos mujeres, ancianos y heridos, a cambio de la liberación de cientos de prisioneros palestinos». La fase 2 permitiría el «intercambio por la liberación de todos los rehenes vivos restantes, incluidos soldados varones». En la fase 3, dijo el presidente, «comenzaría un gran plan de reconstrucción de Gaza y se devolverían a sus familias los últimos restos de rehenes que hayan muerto».

Un sastre palestino trabaja en una fábrica de costura recién reabierta tras recuperar las máquinas de un edificio alcanzado por un ataque israelí, en medio del conflicto entre Israel y Hamas, en Khan Younis, en el sur de Gaza, el miércoles. Crédito: Hatem Khaled/Reuters

El jueves, un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos declaró a CNN que el marco para un acuerdo «ya está en marcha», tras una llamada entre Biden y Netanyahu. Una fuente israelí familiarizada con las negociaciones coincidió en un mensaje similar el miércoles, diciendo a CNN que las dos partes parecen estar a punto de llegar a un entendimiento.

¿Cuál es la postura de Hamas?

Hamas lleva mucho tiempo exigiendo que Israel acepte un alto el fuego permanente antes de firmar cualquier acuerdo, a lo que Israel se ha negado hasta ahora.

El alto cargo de Hamas, que había participado en las negociaciones, declaró el sábado a CNN que, en cambio, el grupo aceptaría que las conversaciones para alcanzar un alto el fuego permanente tuvieran lugar a lo largo de la primera fase de cualquier acuerdo, que duraría seis semanas.

Esto significa que, en la primera fase, los mediadores garantizarían una tregua temporal, la entrega de ayuda humanitaria a Gaza y la retirada de efectivos israelíes. Las conversaciones indirectas continuarían hacia la aplicación de la segunda fase del acuerdo.

La exigencia de un compromiso previo de alto el fuego permanente había sido un punto de fricción clave para Israel, ya que Netanyahu insistía en que su país no pondría fin a la guerra hasta derrotar a Hamas, un objetivo que los críticos consideran demasiado ambicioso.

Hamas afirmó el lunes que las evacuaciones a gran escala dentro de Gaza ordenadas por el ejército israelí amenazan con devolver el proceso de negociación al «punto cero».

Israel ordena nuevas evacuaciones en el sur de Gaza, lo que obligaría el traslado de pacientes hospitalizados

En un comunicado de prensa, Hamas dijo que «a la luz de las continuas amenazas del ejército de ocupación a grandes barrios de la Ciudad de Gaza y exigiendo su evacuación, y de las masacres, asesinatos y desplazamientos que está llevando a cabo», el jefe de su buró político Ismail Haniyeh, había «establecido contactos urgentes con los hermanos mediadores», una referencia a Qatar y Egipto.

Hamas dijo que había advertido de «las desastrosas repercusiones de lo que está ocurriendo en la Ciudad de Gaza, Rafah y otras zonas de Gaza; señalando que esto devolvería el proceso de negociación al punto cero, y que Netanyahu y su ejército son plenamente responsables del fracaso de esta vía de negociación».

El domingo, las Fuerzas de Defensa de Israel ordenaron a los civiles que abandonaran varios barrios de la Ciudad de Gaza. Las FDI dijeron en X en un mensaje dirigido a la población de la zona: » Se encuentran en una zona de combate peligrosa y, por su seguridad, deben evacuar inmediatamente a los refugios de Deir Al-Balah, la zona humanitaria. La defensa israelí trabajará enérgica e inmediatamente contra las organizaciones terroristas en la zona en la que se encuentran».

¿Cuál es la posición de Netanyahu?

Netanyahu autorizó el jueves a sus negociadores a entablar conversaciones detalladas en un intento de llegar a un acuerdo, según dijeron un funcionario israelí y una fuente familiarizada con las conversaciones, lo que supone un avance tras semanas de estancamiento.

Sin embargo, en un comunicado publicado el domingo, la oficina de Netanyahu publicó una lista de principios que, según dijo, no serán vulnerados por el plan acordado por Israel y Biden. La «firme posición» del primer ministro en contra de los llamamientos a detener la acción militar israelí en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, es lo que ha llevado a Hamas a la mesa de negociaciones, según el comunicado.

Los principios incluyen la reanudación de la guerra hasta que «se hayan alcanzado todos los objetivos de la guerra» y la prevención del «contrabando de armas a Hamas desde Egipto hasta la frontera de Gaza».

Israel inició una operación terrestre en Rafah el 7 de mayo, cruzando el corredor Philadelphi y apoderándose del lado palestino de la frontera con Egipto. Israel acusa desde hace tiempo a Hamas de utilizar el corredor Philadelphi para contrabandear armas desde Egipto.

Netanyahu también afirmó que «no habrá retorno de miles de terroristas armados al norte de Gaza», según el comunicado.

¿Qué dice la Casa Blanca?

Un funcionario estadounidense dijo el jueves a CNN que la llamada de la semana pasada entre Biden y Netanyahu parecía haber logrado un «gran avance» en la transición de la Fase 1 a la Fase 2, y añadió que el acuerdo es ahora «muy coherente» con lo que Biden había expuesto en mayo.

A la pregunta de si el Gobierno cree que Netanyahu está jugando a la política y podría intentar sabotear el acuerdo, el funcionario dijo que el acuerdo está estructurado de una manera que «protege plenamente los intereses de Israel».

Los acontecimientos se produjeron después de que EE.UU. propusiera un nuevo lenguaje para ayudar a tender un puente en las discusiones para un acuerdo, y mientras Biden luchaba por la supervivencia política después de tambalearse en un debate presidencial contra su predecesor Donald Trump. La gestión de Biden del conflicto entre Israel y Hamas ha sido un tema clave para los votantes.

¿Están las dos partes más cerca de un acuerdo?

El optimismo de que pueda alcanzarse un acuerdo se ha visto posiblemente mermado por las exigencias de Netanyahu el domingo.
El líder de la oposición, Yair Lapid, criticó al primer ministro, calificando su declaración de «provocadora».

«¿Para qué sirve? Estamos en un momento crítico de las negociaciones, las vidas de los secuestrados dependen de ello», escribió Lapid el domingo en X. «¿Por qué emitir mensajes tan provocadores? ¿Cómo contribuye al proceso?».

Personas marchan por la calle mientras manifestantes antigubernamentales conmemoran los nueve meses desde el mortal ataque del 7 de octubre, bajo el lema «Israel se paraliza», frente a la residencia privada del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el domingo en Jerusalén. Crédito: Ilan Rosenberg/Reuters

Baskin, antiguo negociador, afirmó que es poco probable que la presión añadida de Estados Unidos influya en el primer ministro de Israel, que lucha por su supervivencia política en medio de protestas antigubernamentales que exigen su dimisión. Netanyahu también está obligado por las exigencias de los ministros de derechas de su coalición, que se oponen a cualquier compromiso con Hamas.

La presión estadounidense «ha disminuido mucho ahora» tras el debate de Biden contra Trump, dijo Baskin. La floja actuación de Biden en el debate sólo llevó a más demócratas a expresar sus dudas de que pueda vencer a su oponente en las próximas elecciones.

«Si los estadounidenses todavía son optimistas (después de la declaración del domingo de Netanyahu), entonces realmente están viviendo en La La land», dijo Baskin a CNN. «Realmente no tienen ni idea de lo que está pasando por la mente de Netanyahu».

— Jeremy Diamond, Samantha Waldenberg y Arlette Saenz de CNN contribuyeron a este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,