ANÁLISIS | El destino de Biden está en juego en los días más críticos de sus 50 años de carrera política

(CNN) — Esta semana será decisiva para saber si el desafío del presidente Joe Biden salvará su candidatura a la reelección o si los demócratas, que cuestionan su capacidad para un segundo mandato, conseguirán presionarlo para que se aparte de la carrera.

Aunque solo un puñado de demócratas de la Cámara de Representantes ha pedido públicamente al presidente que ponga fin a su campaña, existe una profunda inquietud dentro del partido ante la posibilidad de que Biden, que sacó a Donald Trump de la Casa Blanca hace cuatro años, pueda arruinar su legado y arrojar al país a un territorio político desconocido al no lograr disuadir a los votantes de enviar a su rival de vuelta al Despacho Oval tras las elecciones de noviembre.

La ansiedad demócrata reverberó en una llamada que el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, organizó para su conferencia este domingo por la tarde. Algunos miembros dijeron que Biden debería irse, y hay un consenso entre decenas de legisladores del partido de que necesita hacerse a un lado, dijeron fuentes a CNN. Pero una reunión que el senador Mark Warner había planeado para este lunes para considerar el futuro del presidente fue descartada, y el demócrata de Virginia no ha decidido si cree que Biden debe hacerse a un lado, dijo una fuente.

6 conclusiones de la entrevista del Presidente Joe Biden con la cadena ABC

Varios pesos pesados clave del partido dijeron en los noticieros matinales de este domingo que el presidente necesita hacer mucho más para aliviar el escepticismo entre los votantes. «Creo que esta semana va a ser realmente decisiva para que responda a esas preguntas pendientes», dijo el senador por Connecticut Chris Murphy en el programa «State of the Union» de CNN.

No obstante, el presidente insistió este domingo en un recorrido de campaña por la disputada Pensilvania: «¡Estoy preparado para el trabajo!».

Biden reforzó su negativa a ceder la candidatura demócrata que ganó a través de una carrera primaria sin oposición en una entrevista de alto riesgo con ABC News el viernes, advirtiendo que sólo el «Señor Todopoderoso» podría obligarle a poner fin a su campaña. Pero la entrevista no hizo sino reforzar el pánico de los demócratas, que el mes pasado se mostraron desolados por su actuación en el debate sobre sus posibilidades de vencer al posible candidato republicano Trump. La entrevista también planteó nuevas preguntas sobre la salud de Biden, que busca un nuevo mandato que terminaría cuando tenga 86 años, y sobre si entiende la gravedad de su situación política, ya que está por detrás de Trump en las encuestas.

La agitación que rodea el futuro de Biden está creando un ambiente sombrío dentro de la Casa Blanca, informó MJ Lee de CNN. El personal del Ala Oeste está agitado por la actuación del presidente en el debate y la cobertura de las dificultades posteriores del presidente, aunque el apoyo a su candidatura a la reelección sigue siendo fuerte en el edificio.

Analista de CNN dice que “hay pánico” entre los demócratas 1:27

Un momento de examen de conciencia para el Partido Demócrata

Una de las cuestiones clave ahora es si una masa crítica de legisladores se unirá para intentar convencer al presidente de que se aparte.

Si eso ocurriera, ¿estarían dispuestos los principales líderes del partido a dirigirse al presidente y argumentar que su postura es insostenible?
E incluso si lo hicieran, ¿aceptaría Biden, que se ha ganado los votos de millones de demócratas para asegurarse la candidatura y que mantiene que está en plenas condiciones para un nuevo mandato, ceder su campaña?
Si el presidente se mantuviera obstinado en este punto, los demócratas se enfrentarían a la decisión de hacer públicas sus opiniones, y muchos en estados y distritos críticos tendrían que plantearse distanciarse del candidato presidencial de su propio partido para intentar salvarse en noviembre.

El frenético debate político en el que Biden está inmerso adquiere un cariz casi surrealista. Sería un giro extraordinario en un año ya de por sí extraordinario, en el que los republicanos postularán a un delincuente convicto y expresidente dos veces impugnado, si los demócratas declinan en el último minuto nominar a un presidente en ejercicio, que la mayoría cree que ha tenido un mandato exitoso, por temor a que no pueda ganar.

Renunciar a Biden también supondría un humillante colofón a una carrera política de medio siglo, y el presidente probablemente se consideraría víctima de una mordaz traición.

Si los demócratas le apartan, crearían un escenario de alto riesgo sin precedentes en la historia moderna. Tendrían que decidir si se unen en torno a la vicepresidenta Kamala Harris —algo que ya ha comenzado en algunos círculos— o si organizan un proceso relámpago para elegir a un nuevo candidato neófito y no contrastado. No habría ninguna garantía de que un nuevo abanderado lo hiciera mejor que Biden, que ya ha vencido a Trump en una ocasión. Pero el hecho de que muchos quieran intentarlo demuestra la intensidad de la alarma en el partido y la potencia de la imagen de un presidente envejecido y a veces incoherente que prendió en la mente de 50 millones de espectadores en el debate de CNN en Atlanta.

OPINIÓN | Kamala Harris es la única alternativa viable para los demócratas

En una señal preocupante para Biden, incluso altas figuras del partido que normalmente le apoyan y alaban los logros de su mandato sostienen que debe hacer mucho más para convencer a los votantes de que está a la altura de las exigencias de la presidencia.

«No hay duda de que la actuación del presidente en el debate ha planteado preguntas a los votantes, no preguntas sobre su carácter o su decencia o por quién se preocupa o por quién lucha, sino preguntas sobre si éste sigue siendo el viejo Joe Biden», dijo Murphy en «State of the Union» de CNN. Dijo a Dana Bash que el presidente tenía que salir y «hacer un foro, que haga una rueda de prensa, (para) mostrar al país que sigue siendo el viejo Joe Biden».

El representante Adam Schiff también expresó su preocupación. Al igual que Murphy, Schiff elogió los logros de Biden y criticó a Trump. Pero dijo en el programa «Meet the Press» de NBC que la actuación en el debate suscitó preocupación entre los votantes sobre si Biden tenía capacidad para ganar «una carrera existencial». Dado que Trump es un criminal convicto, el demócrata de California dijo que la elección no debería estar reñida y que la edad del presidente es la única razón por la que lo está. «Debería buscar gente con cierta distancia y objetividad. Debería buscar encuestadores que no sean sus propios encuestadores. Debería tomarse un momento para hacer el juicio mejor informado. Y si el juicio es correr, entonces correr duro y vencer a ese hijo de p***».

Los comentarios de los dos altos funcionarios demócratas subrayan la desconexión en el partido. Aunque muchos en el Capitolio están alarmados y desean que el presidente haga mucho más en situaciones sin guión para demostrar su idoneidad, el propio Biden ya ha descartado poner fin a su candidatura a la reelección. Se negó a responder a una pregunta en la entrevista de ABC News sobre qué haría si líderes como Jeffries y el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, le dijeran que podría perjudicar a los demócratas en el Congreso si siguiera en la carrera. «No voy a responder a esa pregunta. No va a ocurrir», dijo Biden.

Varios demócratas de alto rango de la Cámara de Representantes consideran que Biden debe apartarse de la campaña

Pero el presidente está recibiendo un fuerte apoyo de sus aliados en el Caucus Negro del Congreso (CBC). La representante de Ohio, Joyce Beatty, expresidenta del CBC, dijo que los demócratas «no deberían ir por libre contra nuestro propio presidente». Y los votantes en el Festival Essence de Nueva Orleans expresaron su confianza en Biden y se resistieron a los llamamientos para que pusiera fin a su campaña, informaron Ebony Davis y Eva McKend de CNN.

Dejando a un lado la entrevista de ABC News, el presidente no se está lanzando al intenso escrutinio de actos políticos repetidos y espontáneos que incluso muchos de sus partidarios desean ver. El presidente pronunció un discurso el domingo en una iglesia negra de Filadelfia y se dirigió a los trabajadores de la campaña en un breve discurso improvisado en Harrisburg, Pensilvania. Pasó bastante tiempo trabajando en una cuerda bajo un calor sofocante. Y a finales de esta semana, se espera que ofrezca una conferencia de prensa en la cumbre de la OTAN de la que es anfitrión en Washington, que será otro barómetro crítico de sus facultades.

Pero muchos demócratas quieren que haga más, entre temores de que su posición sea tan precaria que no sólo pierda la Casa Blanca, sino que también pueda arrastrar a su partido, permitiendo a los republicanos recuperar la Cámara de Representantes y conservar el Senado. Con el Tribunal Supremo cimentando una era de jurisprudencia ultraconservadora, muchos demócratas temen abiertamente las consecuencias de una segunda presidencia de Trump sin restricciones.

ANÁLISIS | Las frases clave del debate presidencial en CNN explican por qué los demócratas están preocupados

El presidente Joe Biden habla con sus partidarios durante un mitin de campaña en Madison, Wisconsin, el 5 de julio de 2024 (Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Los demócratas de la Cámara de Representantes descargaron este domingo su frustración por los problemas de Biden y el impacto que podrían tener para recuperar la Cámara, una posibilidad sobre la que muchos miembros se habían mostrado optimistas hasta el debate. «Fue bastante brutal», dijo un alto asesor demócrata a Jeff Zeleny de CNN, hablando bajo condición de anonimato para discutir la conversación privada entre los líderes de la Cámara.

No se espera que se tomen decisiones sobre las demandas de una reunión en la Casa Blanca o sobre la posibilidad de enviar una carta a Biden antes de que el caucus demócrata en pleno se reúna este martes, dijeron los asesores. Una fuente que participó en la llamada del domingo dijo a MJ Lee de CNN que Jeffries no ha tomado una posición sobre lo que debería suceder. Pero la reunión de este martes se perfila como un momento decisivo para el presidente.

La preocupación sobre la capacidad de Biden para actuar en campaña y las implicaciones a largo plazo del debate siguen siendo profundas, a pesar del legado de un primer mandato en el que su historial legislativo iguala o supera el de cualquier presidente demócrata desde Lyndon Johnson. El representante Gerry Connolly, por ejemplo, declaró el sábado a Pamela Brown, de CNN, que creía que lo ocurrido fue algo más que «una mala noche, y por eso esa imagen es tan indeleble en tantas mentes». El demócrata de Virginia dijo que, aunque la actuación de Biden en la entrevista de ABC News fue en gran medida buena, hubo algunos aspectos preocupantes. «Invocar a Dios Todopoderoso como la única intervención que va a disuadirle de seguir adelante, espero que Joe Biden no lo dijera en serio», dijo Connolly.

Biden sale a la calle

Biden trató de acallar las especulaciones sobre su futuro proyectando una imagen de vigor en la campaña electoral en Pensilvania, un estado que debe mantener de su lado en noviembre para mantener vivas sus esperanzas de victoria. El presidente reflexionó sobre la fe y las pruebas que puede ayudar a superar en una parada en la Iglesia de Dios en Cristo Mount Airy de Filadelfia. «Todos somos seres imperfectos. No sabemos a dónde o qué nos llevará la fe, ni cuándo», dijo, mientras parecía leer unas notas preparadas. Los votantes demócratas negros ayudaron a rescatar la campaña de primarias de Biden en 2020 y a colocarle en la Casa Blanca. En este ciclo se ha visto acosado por las encuestas que sugieren que Trump está haciendo incursiones en una comunidad que suele votar mayoritariamente a los candidatos presidenciales demócratas.

Más tarde, Biden se trasladó a la capital del estado, Harrisburg, en compañía del gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro, una estrella emergente demócrata del que se habla como posible candidato alternativo. Biden también viajó con el senador por Pensilvania John Fetterman, uno de los partidarios más vehementes de su continua campaña de reelección, y su viejo amigo el senador Bob Casey, que se encuentra en una dura carrera por la reelección, completó la impresión de que los principales demócratas de la Commonwealth le protegen las espaldas. «Estas elecciones van a ser una cuestión de bloqueo, de hacer frente a la política simple, básica, sencilla. Va a ser cuestión de cuántos carteles saquemos, a cuántas puertas llamemos, cuántas llamadas hagamos y cuántas peticiones respondamos», dijo Biden a sus partidarios.

Su campaña ya ha anunciado que este viernes, tras la cumbre de la OTAN que se celebra esta semana en Washington, tiene previsto hacer campaña en Michigan, otro importante estado indeciso. Recibir a los líderes mundiales permitirá a Biden destacar sus credenciales como estadista y uno de los aspectos más significativos de su mandato: la revitalización y expansión de la alianza occidental y la preparación de los aliados de Estados Unidos para hacer frente a la amenaza que supone la invasión rusa de Ucrania.

Si logra salir airoso de la prueba sin más controversias, la atención podría empezar a desviarse de sus supuestas limitaciones y volver a centrarse en Trump, que se espera que desvele su candidato a la vicepresidencia en la Convención Nacional Republicana de Milwaukee la semana que viene o antes. Para cuando Biden vuelva a ser el centro de atención, habrá aún menos tiempo antes de la Convención Nacional Demócrata de agosto para que sus críticos presionen a cualquier candidato alternativo.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,