Rusia ataca un hospital infantil en Kyiv y mata a decenas de personas en bombardeos a plena luz del día

(CNN) — Un ataque ruso con misiles destruyó parcialmente un hospital infantil en Kyiv este lunes, provocando que pacientes aterrorizados y sus familias huyeran para salvar sus vidas, mientras las autoridades temen que haya más personas atrapadas bajo los escombros.

Moscú lanzó un descarado ataque aéreo diurno contra objetivos en ciudades de toda Ucrania durante la hora punta de la mañana, matando al menos a 38 personas e hiriendo a otras 190, según el presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky.

Las operaciones de búsqueda y rescate continuaron este martes después de que el bombardeo a gran escala afectara a zonas de la capital, así como a Dnipro, Kryvyi Rih, Slovyansk y Kramatorsk.

El número de víctimas mortales en Kyiv asciende a 28, entre ellas cuatro niños, según informó este martes el Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania, después de que se encontrara el cadáver de un niño bajo los escombros en el distrito Shevchenkivskyi de la capital. Dos personas murieron y al menos otras 16 resultaron heridas en el ataque contra el hospital Okhmatdyt de Kyiv.

Se trata del mayor centro médico infantil de Ucrania y ha sido vital en el cuidado de algunos de los niños más enfermos de todo el país. Según el Defensor del Pueblo ucraniano, Dmytro Lubinets, cada año se realizan en el hospital unas 7.000 intervenciones quirúrgicas, incluidos tratamientos contra el cáncer y enfermedades hematológicas.

Socorristas trabajan en el hospital Okhmatdyt de Kyiv, que fue bombardeado el 8 de julio de 2024 en un ataque ruso con misiles. (Crédito: REUTERS)

Los videos grabados en el hospital infantil mostraban a voluntarios trabajando con la Policía y los servicios de seguridad para abrirse paso entre los escombros mientras salía humo del hospital, y al personal describiendo cómo intentaban poner a salvo a los niños tras el ataque.

El servicio de emergencias informó de que se habían derribado dos plantas del hospital, que ocupaban una superficie de 400 metros cuadrados, mientras que el ministro de Sanidad ucraniano, Viktor Liashko, dijo que las unidades de cuidados intensivos, oncología y cirugía habían resultado dañadas.

Más de 600 pacientes fueron evacuados del hospital, y más de 100 trasladados a otros centros sanitarios, dijo Liashko, según la agencia estatal de noticias Ukrinform.

«La tarea clave aquí es sacar a la gente de los escombros y proporcionar asistencia a aquellos a los que podamos llegar, ya que ya hemos sacado a todos los primeros», dijo Liashko en un post de Telegram.

Los ataques formaron parte de un inusual bombardeo a plena luz del día sobre ciudades ucranianas, algunas de las cuales son zonas densamente pobladas alejadas de las líneas del frente. Se produjeron un día antes de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebre en Washington una cumbre crucial de la OTAN, en la que se esperan nuevos anuncios sobre el apoyo militar, político y financiero de la alianza a Kyiv.

Biden calificó los ataques de «horrible recordatorio de la brutalidad de Rusia»

«Es fundamental que el mundo siga apoyando a Ucrania en este importante momento y que no ignoremos la agresión rusa», dijo Biden, señalando que se reuniría con Zelensky durante la cumbre «para dejar claro que nuestro apoyo a Ucrania es inquebrantable».

«Junto con nuestros aliados, anunciaremos nuevas medidas para reforzar las defensas aéreas de Ucrania para ayudar a proteger sus ciudades y a los civiles de los ataques rusos», añadió.

Mientras tanto, siete personas murieron en un ataque ruso este lunes contra un centro médico privado en Kyiv perteneciente a la red Adonis, según informó la empresa. De los fallecidos, cinco eran miembros del personal y dos eran pacientes, dijo Adonis.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó este lunes que Moscú había atacado «instalaciones industriales militares de Ucrania y bases aéreas de las fuerzas armadas ucranianas» con armas de largo alcance y alta precisión.

Al menos 12 muertos en Ucrania tras ataques rusos en Donetsk y Kherson

Médicos y transeúntes ayudan a retirar los escombros tras el ataque. (Crédito: Gleb Garanich/Reuters)

Testigos presenciales relatan el ataque al hospital infantil

Natalia Sardudinova, enfermera jefe, describió el momento en que el ataque alcanzó el hospital infantil, diciendo que «fue aterrador, pero sobrevivimos».

«Hizo mucho ruido, las ventanas crujían», declaró a CNN. «En cuanto sonó la alarma, sacaron a los niños al pasillo».

Dijo que dos niños habían estado en los quirófanos en el momento de la explosión, y ambos fueron reubicados en el refugio del sótano una vez que sus procedimientos fueron completados.

«Todo era humo, no había aire para respirar. El médico estaba herido por la metralla. Las ventanas y las puertas volaron por los aires. Una enfermera del hospital resultó gravemente herida», añadió Sardudinova. «Todavía me tiemblan las manos. Ahora no dejan entrar a nadie, temen que se derrumbe».

Yulia Vasylenko, madre de un niño de 11 años enfermo de cáncer en el hospital, dijo que su hijo Denys fue evacuado fuera tras el ataque.

«Mi hijo toma analgésicos. Tiene cáncer. Lleva medio día sin medicación. Le bajaron por las escaleras desde la tercera planta. Había humo y mucho polvo», dijo.

Iryna Filimonova, enfermera jefe del servicio de urología pediátrica, explicó a CNN que se estaba realizando una operación a un niño de dos años cuando se produjo el ataque.

«Las luces se apagaron, todo se apagó. Sacamos los instrumentos, alumbramos con linternas. Todo se cosió rápidamente», dijo Filimonova. «Bajaron al bebé (al refugio). Inmediatamente corrí a ayudar a retirar los escombros. Algunos de mis colegas enfermeros que trabajaban en los quirófanos y algunos médicos sufrieron cortes por fragmentos de cristal. Nuestro departamento quedó destruido».

Otra enfermera de quirófano, Oksana Mosiychuk, dijo que se refugiaron en la sala de urgencias cuando la explosión sacudió el edificio. Después, añadió, el equipo médico tuvo que extinguir un incendio que se declaró en su departamento, incluida una mesa de operaciones que se había incendiado.

«Afortunadamente, todo el mundo está vivo. Uno de nuestros colegas resultó gravemente herido, tenía numerosos cortes y heridas de metralla, y se lo llevó una ambulancia. Yo también tengo heridas leves de metralla, pero estoy bien. Daba mucho miedo. Temía por los niños», dijo.

Un equipo de la ONU que visitó el lugar tras el ataque vio a niños «recibiendo tratamiento contra el cáncer en camas de hospital instaladas en parques y calles, donde los trabajadores médicos habían establecido rápidamente zonas de triaje, entre el caos, el polvo y los escombros», declaró en un comunicado el jefe de derechos humanos de la ONU, Volker Turk.

«Sorprendentemente, uno de los ataques dañó gravemente las salas de cuidados intensivos, cirugía y oncología de Okhmatdyt, que es el mayor hospital infantil de referencia de Ucrania, y destruyó su departamento de toxicología infantil, donde los niños reciben diálisis», dijo Turk.

En el edificio más nuevo del hospital, 12 departamentos resultaron dañados, y una sección del único laboratorio de oncología y hematología de Ucrania quedó completamente destruida, según la administración militar de Kyiv.

Rusia promete responder al ataque de un dron ucraniano que incendió un supuesto almacén de municiones

Personal médico y miembros de la comunidad retiran los escombros de las zonas dañadas del hospital y buscan supervivientes. (Crédito: Gleb Garanich/Reuters)

La ONU celebra una reunión extraordinaria

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará una reunión extraordinaria este martes para debatir el mortífero ataque ruso contra el hospital infantil, después de que Zelensky convocara una asamblea de emergencia al tiempo que prometía represalias por los ataques.

El líder ucraniano dijo en un post en X que el número exacto de víctimas en el hospital aún no se conocía y que «hay gente bajo los escombros», pero que todos, desde los médicos a los residentes locales, están ayudando a limpiar los escombros tras el ataque.

«Edificios de apartamentos, infraestructuras y un hospital infantil han resultado dañados. Todos los servicios están trabajando para rescatar al mayor número posible de personas», escribió Zelensky en un post en X.

La ucraniana Elina Svitolina, con un lazo negro en su uniforme, saluda tras ganar el lunes su partido de cuarta ronda contra la china Xinyu Wang.

Ucrania derribó 30 de los 38 misiles lanzados por Rusia durante su ataque de este lunes, dijo el comandante de la Fuerza Aérea de Ucrania en un comunicado, añadiendo que Moscú utilizó misiles balísticos, de crucero, guiados y balísticos lanzados desde el aire.

El ministro de Defensa de Ucrania Rustem Umerov pidió más sistemas de defensa antiaérea para apoyar al país devastado por la guerra. Zelensky ha pedido reiteradamente a Occidente que le proporcione más sistemas de defensa aérea para proteger mejor sus ciudades. El mes pasado, elogió a Biden por dar prioridad a la entrega de sistemas de defensa antiaérea después de que ambos presidentes firmaran un acuerdo de seguridad entre sus naciones.

Las sirenas antiaéreas siguieron sonando sobre Kyiv, y un video de CNN mostraba a personas que habían sido evacuadas fuera del hospital empujando a niños en camillas hacia refugios seguros. Más tarde, decenas de voluntarios llevaron al hospital suministros y donaciones muy necesarios, como agua, alimentos, medicinas y pañales.

El fiscal general de Ucrania envió este lunes pruebas de los ataques rusos a la fiscalía de la Corte Penal Internacional.

Se produjo mientras varias naciones europeas denunciaban el bombardeo, con Francia instando a que el ataque «se añada a la lista de crímenes de guerra por los que Rusia deberá rendir cuentas». El nuevo primer ministro del Reino Unido, Keir Starmer, describió el ataque contra niños inocentes como «la más depravada de las acciones». La directora ejecutiva de la agencia de la ONU para la infancia, Catherine Russell, afirmó que la devastación causada en el centro médico «es otro brutal recordatorio de que ningún lugar es seguro para los niños en Ucrania».

Según la Organización Mundial de la Salud, se han producido más de 1.600 ataques con armas pesadas contra instalaciones médicas en Ucrania desde el comienzo de la invasión a gran escala, en los que han muerto 141 personas.

El pasado diciembre, 12 mujeres embarazadas y cuatro recién nacidos escaparon con suerte de una maternidad de Dnipro que había sufrido graves daños en un ataque aéreo. Anteriormente, el bombardeo de un hospital maternoinfantil en Mariupol menos de un mes después de que las tropas rusas inundaran la frontera provocó la condena internacional.

«Es un día realmente difícil en nuestra ciudad natal. Hoy es uno de los mayores ataques masivos con misiles contra nuestra ciudad natal», dijo Vitali Klitschko, alcalde de Kyiv, a Becky Anderson de CNN.

El Kremlin reiteró la afirmación del Ministerio de Defensa ruso de que el ataque fue el resultado de un impacto antimisiles

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, negó las acusaciones de que Rusia ataca infraestructuras civiles y afirmó que el Ministerio de Defensa ruso solo ataca objetivos militares ucranianos.

Expertos en armamento declararon a la CNN que las imágenes de un ataque contra Kyiv corresponden a un misil de crucero y no a un misil de defensa antiaérea ucraniano, como alega el Ministerio de Defensa ruso.

Rusia no proporcionó ninguna prueba de defensa antiaérea: hay varios vídeos geolocalizados que muestran el misil de crucero, probablemente Kh101, apuntando al hospital, por lo que decir que «cayó un misil antiaéreo» es completamente erróneo.

El perfil de vuelo de los vídeos, los fragmentos, los colores, las fuentes de los restos son todos coherentes con un misil de crucero ruso y todos erróneos para la caída de antimisiles o interceptor AD.

— Stephanie Halasz, Ivana Kottasova, Gianluca Mezzofiore, Benjamin Brown, Sahar Akbarzai, Sugam Pokharel, Niamh Kennedy y Eve Brennan de CNN han contribuido a este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,
ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,