No es común pedir un vaso de agua en restaurantes europeos y eso desató un debate en redes sociales

(CNN) — La estadounidense Helene Sula recuerda vívidamente la primera vez que descubrió que el agua del grifo era algo diferente para los europeos.

Sula, de Texas, estaba en un restaurante en Alemania. Cuando el mesero le preguntó qué quería beber, ella pidió agua.
«Se burlaron de mí y me dijeron: ‘Puedes pedir agua. Pero, ¿por qué lo harías?», recuerda Sula.

Recuerda que miró a su alrededor y se dio cuenta de que todo el mundo en el restaurante estaba disfrutando de copas de vino y pintas de cerveza, pero no de agua.

Sula repitió su pedido de agua y el camarero objetó. Pero, cuando llegó el agua, no era el vaso gigante de agua del grifo, lleno de hielo, que Sula esperaba.

En cambio, le sirvieron una botella de un litro de agua con gas, acompañada de un vaso diminuto y un precio de 2 euros.
Sula no lo podía creer.

«En EE.UU., te sientas a la mesa y te dan un vaso enorme de agua con hielo, sin preguntarte nada. No importa si estás en un restaurante de lujo o en uno informal, te van a dar un enorme vaso de agua de cortesía», explica Sula a CNN Travel.

Un dólar más débil, precios por las nubes y cifras «récord» de visitantes: suerte en Europa este verano boreal

Unos años más tarde, cuando Sula y su marido se mudaron a Alemania, la pareja observó otra diferencia cultural relacionada con el agua.

Siempre que salían de excursión, en bicicleta o a pasear por la ciudad, Sula y su marido llevaban grandes botellas de agua, a veces incluso CamelBaks, una especie de mochila de agua («Para poder beber agua en cualquier momento posible», explica Sula).

Mientras tanto, sus amigos europeos solían prescindir por completo del agua y aguantaban hasta que se iban a un bar por la noche, e incluso entonces solían optar por el vino. Sula no daba crédito.

«Pensé que tal vez los europeos no se deshidrataban tanto como nosotros», dice Sula, todavía perpleja después de varios años viviendo en Europa.

¿Qué bebida es la mejor para hidratarse? Pista: no es agua

Comprender los hábitos europeos

La estadounidense Helene Sula, en la foto, siempre lleva grandes botellas de agua en sus viajes. Se quedó sorprendida cuando se dio cuenta de que sus amigos europeos tenían hábitos muy diferentes a la hora de beber agua. Crédito: Helene Sula

Si estás pensando: «Espera, esto es sólo la opinión de una persona y es una generalización bastante amplia», estarías en lo cierto. Al fin y al cabo, en Europa hay muchos países diferentes, cada uno con su propia cultura, hábitos alimenticios, tradiciones y hábitos de consumo de agua.

Y, por supuesto, Estados Unidos tampoco es un monolito cultural. Claro que algunos estadounidenses se enorgullecen de sus enormes tarros Stanley y emprenden retos diarios relacionados con el agua, pero otros siempre optarían por los refrescos si les dieran a elegir.

Y aunque muchos son conscientes del impacto ambiental de las botellas de plástico, otros evitan el agua de la llave y mantienen la nevera llena de agua embotellada.

Sin embargo, Sula no está sola en sus observaciones. Los viajeros estadounidenses que comparten sus opiniones sobre el consumo (o la falta de consumo) de agua del grifo en Europa se han convertido en una tendencia en las redes sociales en los últimos años.

Por ejemplo, la usuaria de TikTok br3nnak3ough, que en verano de 2023 subió un video en el que aparecían sus amigos bebiendo grandes botellas de agua: «Nosotros en el momento en que podemos encontrar agua porque los europeos no creen en el agua».

Este video lleva 10,9 millones de visitas y 13.800 comentarios, tanto de estadounidenses que están de acuerdo («Estaba tan deshidratada cuando fui lol, el calor + la falta de ac y agua/hielo me estaba muriendo…») como de europeos que discrepan rotundamente («¿De qué estás hablando?»).

«El sueño americano es salir de Estados Unidos»: TikTokers estadounidenses revelan cómo es la vida en el extranjero

Por su parte, Rob Murgatroyd, un estadounidense residente en Italia, subió recientemente un TikTok en el que comentaba que la diferencia entre el consumo de agua en Estados Unidos y en Italia lo «dejó alucinado» desde que se mudó a Florencia.

«De donde yo vengo, estamos prácticamente programados para beber agua sin parar, como si fuera nuestro trabajo principal, mientras que aquí en Italia, ver a alguien con una botella de agua es como encontrar una aguja en un pajar», según el texto que acompaña el video de Murgatroyd.

@br3nnak3ough
♬ Yeahhhh slurpyyyy – AAA

Hay TikToks que se asombran del tamaño de los vasos de agua europeos, Reels de Instagram que narran la búsqueda, a menudo infructuosa, de una jarra de agua del grifo en un bar europeo y posts en X que se lamentan de tener que pagar por el agua embotellada en los restaurantes.

Sula, que relata su vida en el extranjero en el blog Helene in Between, ha intervenido un par de veces en el gran debate europeo sobre el agua del grifo, incluso a finales del año pasado:

«El agua del grifo no es gratis en los restaurantes (europeos)», afirmaba Sula en un video de TikTok en noviembre de 2023. «Y si te la dan, viene en un vaso diminuto».

Muchos comentarios fueron despectivos: «Es gratis. Te conocen de sobra», decía uno.

Otros coincidieron con la experiencia de Sula y añadieron que, aunque suele haber agua del grifo, el agua mineral embotellada o el agua filtrada embotellada son más habituales en muchos países europeos.

«Creo que es una conversación muy interesante», dice Sula. «El mundo puede parecer muy pequeño a veces, porque todos estamos en línea y es una sociedad tan global ahora … así que creo que es interesante tener estas conversaciones, hablar de las diferencias».

Los pasos a seguir para revertir la escasez de agua potable en el mundo

Opinión de un experto

Algunos europeos prefieren el agua con gas cuando comen en restaurantes. Crédito: Marco Bertorello/AFP/Getty Images

Para tener una idea de lo que realmente está pasando más allá de las pruebas anecdóticas, CNN Travel llamó a Stavros A. Kavouras, profesor de Nutrición de la Universidad Estatal de Arizona. Kavouras es director del Laboratorio de Ciencias de la Hidratación de la universidad, que se centra en el impacto de la hidratación en la salud y el rendimiento.

Kavouras es también un griego que lleva 20 años viviendo en Estados Unidos, por lo que está bien preparado para comentar sobre los choques culturales transatlánticos.

En primer lugar, Kavouras subraya la miríada de diferencias entre los países que componen el continente europeo. Destaca, por ejemplo, el contraste entre «los alimentos del norte de Europa frente a la cocina francesa, italiana, griega y las preferencias dietéticas».

«No me gustan las generalizaciones», dice Kavouras, quien afirma que aunque es tentador establecer una dicotomía Europa frente a Estados Unidos, no suele sostenerse.

Kavouras señala también que los estadounidenses que visitan Europa (y publican sobre ello en Internet) no representan a la mayoría de la población de Estados Unidos.

«No es el estadounidense medio», dice Kavouras. «La población que viene a Europa es más educada, más rica, de mayor nivel socioeconómico…». Esto es relevante, afirma Kavouras, porque hay datos que sugieren que los estadounidenses de menor estatus socioeconómico beben menos agua.

Pero tras establecer estos parámetros y salvedades, Kavouras está de acuerdo en que existen algunas diferencias potenciales entre EE.UU. y Europa en lo que se refiere a «lo que bebe la gente, lo que le gusta y cuán hidratada está».

«Por ejemplo, si vas a Alemania y pides agua, te dan agua con gas. Ésa es la norma», dice Kavouras. «Así que si sirvieras agua del grifo en Alemania, a todos los seres humanos, la gente diría: ‘Oh, yo no bebo esta agua’. Así que, ¿por qué lo harías?».

Aunque el agua corriente suele estar disponible en la mayoría de los países europeos, a menudo no se sirve como un servicio normal. Stavros A. Kavouras, profesor de Nutrición de la Universidad Estatal de Arizona, sugiere que si así fuera, algunos europeos seguirían evitándola en favor del agua embotellada. Crédito: Nathan Laine/Bloomberg/Getty Images

Kavouras también señala que pagar unos euros más por una botella de agua de un litro en la cena es más aceptado en Europa que en Estados Unidos. Aunque a los estadounidenses les escandalice, es algo que muchos europeos no dudarían en hacer, dice Kavouras.

El experto sugiere que los estadounidenses perturbados por el costo extra podrían verlo como «el equivalente de la propina estadounidense que hay que pagar garantizada del 17 al 25% hoy en día en Estados Unidos». (La cultura de la propina en Europa es bastante diferente, y suele implicar porcentajes mucho menores).

¿Tu «botella de agua de apoyo emocional» está provocando sobrehidratación?

En cuanto a si los europeos están en general más deshidratados que los estadounidenses, Kavouras dice que es interesante que haya una diferencia entre las directrices dietéticas para la ingesta de agua en Estados Unidos y Europa.

«En Estados Unidos, las directrices son de 2,7 litros para las mujeres y de 3,7 litros al día para los hombres. Y en Europa, las cifras equivalentes son 2,0 y 2,5», afirma. «Así que estas son las directrices -no significa que esto sea lo que bebe la gente-, pero es lo que se recomienda».

Y en cuanto a los TikTokers estadounidenses que bromean sobre el agua del grifo servida en diminutos «vasos de shot» en Europa, Kavouras sugiere que esto podría ser parte de una diferencia más general entre Estados Unidos y el resto del mundo.

«Ya conoces el estereotipo: en Estados Unidos todo es más grande: los coches, las casas, todo es más grande, las raciones en los restaurantes… etcétera. Creo que puede ser un poco eso», dice Kavouras, y añade que lo mismo ocurre con «los contenedores de agua que llevan los estadounidenses».

A Kavouras siempre le hace gracia ver a sus compañeros llegar al trabajo con «un barrilito de agua, como si no hubiera agua en el edificio».

Mantenerse hidratado se relaciona con un menor riesgo de enfermedad, de envejecimiento más rápido y de muerte prematura, según estudio

En opinión de Kavouras, los contenedores gigantes de agua son «innecesarios». Dicho esto, Kavouras aconseja que todo el mundo encuentre la forma de asegurarse una buena hidratación a lo largo del día, tanto si trabaja en una oficina estadounidense como si pasea por una ciudad europea.

«El agua es un componente esencial de toda dieta sana. Por eso, hidratarse adecuadamente es muy importante, sobre todo en verano», afirma.

Consejos para los estadounidenses

Muchas ciudades europeas tienen fuentes de agua gratuitas en las que se puede rellenar una botella, como la Fontana della Barcaccia, en la Piazzia di Spagna, en el centro de Roma. Crédito: Alberto Pizzoli/AFP/Getty Images

Si eres un turista estadounidense que viaja a Europa este verano y te preocupa la situación del agua, Kavouras te aconseja, en primer lugar, que te tomes todas las publicaciones virales en las redes sociales con cautela.

Merece la pena informarse sobre el destino concreto al que te diriges y averiguar cuál es la norma allí, en lugar de dar por hecho que todos los países de Europa son iguales. Familiarízate con las palabras que se utilizan en el idioma de tu destino para designar el agua con gas, sin gas y del grifo, para asegurarte de pedir la que prefieras.

Y si no quieres beber agua embotellada en los restaurantes, Kavouras sugiere que te mantengas hidratado abasteciéndote en el supermercado: «El agua embotellada no es tan cara si planificas un poco y compras el agua en el supermercado, en comparación con comprarla siempre en los restaurantes».

¿Y el último consejo de Kavouras? Mete en la maleta una botella de agua reutilizable y llévala contigo durante todas las vacaciones, no sólo los días de ruta.

«En la mayoría de las ciudades europeas, el agua del grifo es potable, segura y se puede beber», afirma Kavouras.

Muchas ciudades europeas tienen fuentes por toda la ciudad donde la gente puede parar e hidratarse. Los hoteles, cafés y restaurantes suelen llenarte la botella si lo pides.

«Lleva una botella de agua vacía, en realidad no hace falta que sea de un galón», dice Kavouras. «Simplemente lleva una botella de agua de tamaño normal para poder rellenarla siempre que tengas ocasión».

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
La desnutrición se extiende por Gaza y los niños mueren de hambre en brazos de sus padres,
Así es el árbol genealógico de la casa Targaryen en "House of the Dragon" y "Game of Thrones",
Así son las villas olímpicas sustentables para los Juegos Olímpicos de París 2024,
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,