Aumenta la ira en el sureste de Texas mientras los cortes de electricidad y el calor se vuelven mortales

(CNN) — Aumenta la frustración en el sureste de Texas, donde los residentes entran en el cuarto día de cortes de electricidad y calor, una combinación que ha demostrado ser peligrosa -y a veces mortal-, ya que algunos luchan por acceder a alimentos, gas y atención médica.

Más de 1,3 millones de hogares y empresas de toda la región siguen sin suministro eléctrico después de que Beryl azotara la costa del Golfo como huracán de categoría 1 este lunes, dejando al menos 11 muertos en Texas y Luisiana.

Muchos residentes se están refugiando en casa de amigos o familiares que aún tienen electricidad, pero muchos no pueden permitirse abandonar sus hogares, según declaró a CNN Julián Ramírez, concejal de Houston. Innumerables familias perdieron los alimentos que tenían en sus frigoríficos y muchas tiendas siguen cerradas, por lo que las oficinas gubernamentales, los bancos de alimentos y otros servicios públicos se afanan por distribuir alimentos a las zonas más desfavorecidas, explicó.

«A esa gente no le queda más remedio que quedarse en casa y aguantar», afirma.

El tráfico es desviado alrededor de una línea eléctrica caída en Houston, Texas, el martes. (Crédito: Eric Gay/AP)

Mientras los residentes intentan desesperadamente enfriar sus casas con generadores, la intoxicación por monóxido de carbono se ha convertido en una grave preocupación. Al menos dos personas murieron en el condado de Harris por intoxicación de monóxido de carbono y los departamentos de bomberos recibieron más de 200 llamadas por intoxicación de monóxido de carbono en 24 horas, dijeron las autoridades locales.

Una mujer de 71 años murió cerca de Crystal Beach después de que su máquina de oxígeno se quedara sin batería y su generador se apagara. Si bien las autoridades dijeron que la causa oficial de la muerte de la mujer aún no se había determinado, renovó los llamamientos a los residentes para comprobar en sus seres queridos y vecinos.

«Si te preguntas si alguien está bien, si crees que usan un equipo médico que tiene una batería que necesita ser cargada, no te arriesgues», dijo el senador estatal de Texas, Mayes Middleton. «Y llama al 911, por favor».

Las urgencias médicas relacionadas con el calor también están aumentando en Houston, donde las temperaturas de 32 grados Celsius se extienden por el sureste de Texas, según el jefe de bomberos de la ciudad, Samuel Peña.

El índice de calor -una medida de cómo se siente el cuerpo bajo el calor y la humedad- podría alcanzar los 41 grados Celsius en algunas zonas, un escenario potencialmente mortal para las personas sin refrigeración adecuada.

Una familia de Needville, Texas, a unos 65 kilómetros al suroeste de Houston, cedió y compró una unidad de aire acondicionado de ventana este miércoles, después de tres días de calor sofocante. Jennifer Purswell dice que ha enchufado la unidad a un generador y está utilizando láminas de plástico colocadas sobre las puertas para atrapar el aire fresco en la sala de estar.

Hospitales y residencias de ancianos, por ejemplo, dieron prioridad a la alimentación de los equipos médicos necesarios. Algunos hospitales de Houston están en riesgo de hacinamiento, ya que no pueden dar de alta a los pacientes a los hogares sin energía, lo que llevó a funcionarios de la ciudad a organizar camas de desbordamiento en un estadio deportivo cubierto, dijo este martes el vicegobernador de Texas, Dan Patrick.

Nueve estaciones de bomberos en Houston han cerrado y reubicado porque no tenían generadores, dijo Peña, a pesar de que las llamadas de emergencia inundan.

Mientras persisten las condiciones miserables, los residentes del área de Houston están cada vez más frustrados con CenterPoint Energy, la principal empresa de servicios públicos de la ciudad que es responsable de restaurar la gran mayoría de los apagones.

«Casi todo el mundo perdió la paciencia con CenterPoint», declaró por teléfono a CNN el concejal Ramírez.

El impacto de Beryl dejó a más de 2,2 millones de clientes sin electricidad este lunes. Este miércoles por la noche, la empresa había restablecido el suministro a 1,1 millones de clientes y esperaba haber restablecido el suministro a 400.000 más este viernes y a 350.000 más este domingo.

Pero la ira se extiende entre los residentes que dicen que la empresa de servicios públicos debería haber estado más preparada para la tormenta.

Los trabajadores de la Cruz Roja Americana preparan catres en Houston, Texas, el miércoles. (Crédito: Mark Felix/Bloomberg/Getty Images)

«Parece que CenterPoint no puede decirnos cuánto va a durar esto. El primer apagón que sufrimos (en mayo), me quedé sin electricidad de cuatro a cinco días, y creo que eso era bastante común», dijo Ramírez. «Este, ¿quién sabe? Podría ser más largo. No nos lo dicen».

Tomando nota de la ira generalizada, Ramírez también señaló el nuevo arte callejero en Houston – una etiqueta de graffiti en la I-10 que dice «Centerpointle$$».

El Partido Republicano del Condado de Harris criticó CenterPoint en un post en las redes sociales por su «aparente falta de preparación.»

«CenterPoint es el proveedor número uno de energía para los residentes del Condado de Harris y debe hacerlo mejor. Nos deben respuestas», decía el mensaje.

A través de las redes sociales, los residentes criticaron el mapa de cortes de energía de CenterPoint, y dijeron que hay inexactitudes ya que hay lugares donde dice que la energía se restablece, pero no es así.

El ayuntamiento interrogó a un ejecutivo de CenterPoint este miércoles, y le preguntó por qué la empresa no hizo más para prepararse para las tormentas.

Brad Tutunjian, vicepresidente de distribución eléctrica y suministro de energía de CenterPoint, dijo que nunca habían visto un incidente de esta magnitud y lo describió como el «mayor apagón de nuestra historia.»

«Hemos hecho sólidos progresos y superado el número de restablecimientos de clientes tras el huracán Ike, pero tenemos mucho trabajo importante por delante, especialmente en las zonas más afectadas, donde el trabajo será más complejo y llevará más tiempo», dijo un portavoz de la empresa de servicios públicos.

Los centros de atención a mayores luchan sin electricidad

Los centros de atención a la tercera edad y los residentes que dependen de aparatos médicos eléctricos corren especial peligro, ya que los cortes de electricidad se prolongarán al menos hasta el final de la semana.

Ian Wu, propietario de la residencia de ancianos Ella Springs, en la zona de Houston, dice que estuvo recibiendo las preocupaciones de las familias, ya que sus 85 residentes permanecen en la oscuridad, algunos sin energía para las máquinas de oxígeno.

«En este momento, estamos tratando de mantener nuestros generadores para alimentar las cosas esenciales, como para cocinar y tanques de oxígeno», dijo Wu a KTRK, afiliada de CNN.

Wu dijo que la instalación está registrada como un cliente de carga crítica para quien el servicio se considera crucial, pero no tiene claridad sobre cuándo se restablecerá su energía.

«Trato de ser comprensivo porque sé que hay un millón de otras personas que se sienten de la misma manera», dijo Wu a KTRK. «Pero un poco de reconocimiento de que somos un lugar de alta prioridad estaría bien».

Patricia Romano, que trasladó a su madre de 92 años a su casa, calificó la situación de «ridícula».

«¿No se lo debemos a nuestra gente que no puede cuidar de sí misma?». dijo Romano a la filial.

Amanda Jackson, Robert Shackelford, Joe Sutton y Sarah Dewberry de CNN han contribuido a este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,
ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,