No apoyan  investigación para lograr el control de armas en Estados Unidos

En 2015 han ocurrido 47 tiroteos en escuelas de Estados Unidos, pero los números no son suficientes para tomar medidas definitivas. FOTO: De Facebook, Everytown for gun safety

El presupuesto es insuficiente y a quienes pudieran autorizarlo no les conviene el control de armas.

(ENTRAVISION).- No bastan las estadísticas del número de tiroteos y víctimas en Estados Unidos en los últimos años, faltan investigaciones que sustenten la necesidad de establecer un control de armas más estricto, pero el tema sigue en el limbo, reclaman organizaciones contra el uso indiscriminado de armas como Everytown for Gun Safety.

En lo que va de 2015 han ocurrido 47 ataques en escuelas de Estados Unidos, los tres más recientes la semana pasada: uno en la escuela Umpqua de Oregon que cobró 9 vidas y otros dos incidentes en Texas y Arizona.

Tanto  quienes defienden como quienes condenan el tema saben que se requieren indagaciones sobre perfiles psicológicos, efectos de tener armas en casa, etc, pero no hay financiamiento gubernamental para ese propósito y algunos señalan que no lo habrá pronto pues quienes podrían ordenarlo son los menos interesados en hacerlo.

El presupuesto de menos de 5 millones de dólares anuales para este propósito es insuficiente y desalienta a los investigadores que trataron de hurgar en el tema. Acusan que quienes pudieran autorizarlo no lo harán pues están dentro de la industria de las armas o al menos las apoyan.  

Con la mayoría republicana en el Congreso el tema no avanza, pues el partido conservador apoya la posesión de armas como un derecho constitucional y descalifica a quienes dicen que su posesión puede ser la causa de los tiroteos recientes en escuelas.

Ante el desinterés también sucumbieron los esfuerzos del Centro de Control de Enfermedades (CDC) que pretendió liderar las investigaciones, pero luego se alejó del tema tras  la insistencia de la National Rifle Association que apoyan muchos legisladores sustentando la libertad de portación.

Sin embargo hay algunos esfuerzos aislados que dan esperanza:

El presidente Barack Obama analiza una Orden Ejecutiva para exigir que se revisen los antecedentes penales de los compradores de armas en los negocios que las distribuyen.

Los senadores demócratas Chuck Schumer, de Nueva York, y Debbie Stabenow, de Michigan, confirmaron el plan que su bancada presentará en el Congreso y exigen que se discuta el tema aunque saben que sus opositores no lo apoyan.

El sábado, el gobernador de California, Jerry Brown, dio un no definitivo a la portación libre de armas en planteles escolares, en cambio el gobernador de Texas, Gregg Abbot, firmó en junio la ley que permite llevarlas a la escuela siempre que las mantengan ocultas.

Llama la atención la férrea defensa de quienes apoyan el control de armas. Unos días después de la masacre de 9 personas en una escuela de Oregon ocurrida la semana pasada, los defensores de las armas salieron a mostrar su firme portura mientras las familias lloraban a sus víctimas y recibían la visita de condolencias del presidente Barack Obama.

armas



No apoyan  investigación para lograr el control de armas en Estados Unidos

El presupuesto es insuficiente y a quienes pudieran autorizarlo no les conviene el control de armas.