Barack Obama rechaza proyecto de oleoducto Keystone XL

El veto a su construcción significa una gran victoria para activistas a favor de la protección del meido ambiente

Nueva York, (ENTRAVISION).- Después de un tedioso proceso que le llevó casi 7 años de su presidencia, Barack Obama anunció hoy que los Estados Unidos rechazan el proyecto Keystone XL propuesto por la compañía TransCanda.

El mandatario dijo que después de una extensa investigación y consultas públicas, el Departamento de Estado determinó que el megaoleducto no es de interés nacional.

La decisión representa una importante victoria para los defensores del medio ambiente, ya que la compañía falló en demostrar que su proyecto no contribuiría al cambio climático, condición impuesta para aprobarlo.

“Si queremos prevenir los peores efectos del cambio climático antes de que sea demasiado tarde, el momento de actuar es ahora”, dijo Obama durante el anuncio.

¿Cómo hubiera perjudicado el oleoducto al medio ambiente?

El oleducto Keystone XL es un oleoducto que mediría 1,897 km de largo y atravesaría de Alberta, Canada, hasta Steele City, Nebraska, para conectarlo a otro oleoducto ya existente que  llegas hasta el sur de Texas.

El proyecto hubiera tenido la capacidad de transportar 830 mil barriles de petróleo al día, pero el problema es la preocupación que genera que su construcción podría contaminar los mantos acuíferos de muchas regiones y perpetrar el uso de recursos no renovables y contaminantes en nuestro estilo de vida.

Obama ha sido un gran activista para que los Estados Unidos se convierta en un país líder en energía renovable y con ello, tratar de detener el cambio climático y el aumento de temperaturas a nivel global.

¿Por qué Obama lo rechazó?

Los 3 principales puntos que el mandatario expuso fueron que dicho proyecto no reduciría los precios del petróleo, no crearía más que 35 empleos a largo plazo después de su construcción y afectaría nuestra dependencia a este tipo de energía contaminante.



Barack Obama rechaza proyecto de oleoducto Keystone XL

El veto a su construcción significa una gran victoria para activistas a favor de la protección del meido ambiente