Podrían prohibir que fumen en viviendas públicas a nivel nacional

Como puede esperarse, la iniciativa ya ha causado el descontento de los residentes, que lo ven como una restricción a lo que pueden o no pueden hacer dentro de sus hogares

Desde 2009 más de 600 agencias, que abarcan alrededor de 200 mil hogares, han prohibido fumar en lugares cerrados voluntariamente

(ENTRAVISION).-  De lograrse una iniciativa presentada a nivel federal por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano estaría prohibido fumar al interior de las viviendas públicas, lo que se traduce en casi un millón de hogares, como una medida para erradicar el humo segunda mano.

La prohibición no solo contempla los interiores sino también áreas comunes, en interior y exterior, y oficinas administrativas. La norma no contempla los cigarrillos electrónicos, pero tampoco se han descartado, informa The New York Times.

Sin embargo, y como puede esperarse, la iniciativa ya ha causado el descontento de los residentes, que lo ven como una restricción a lo que pueden o no pueden hacer dentro de sus hogares. La medida también podría significar un gran desafío para las agencias de viviendas públicas al enfrentarse a los habitantes.

Desde 2009 más de 600 agencias, que abarcan alrededor de 200 mil hogares, han prohibido fumar en lugares cerrados voluntariamente, pero podría llegar a ser obligatoria en todo el país.

Los funcionarios federales destacan que con esta medida estarán actuando para proteger a los residentes del humo de segunda mano, que incluso puede viajar a través de paredes y debajo de las puertas, además de reducir el riesgo de incendios y los costos de mantenimiento de edificios.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades una política nacional de vivienda pública libre de humo podría significar un ahorro anual de alrededor de 153 millones de dólares, en rubros como atención de salud, limpieza unidades dañadas por el humo y en prevención de incendios.

El secretario federal de vivienda, Julián Castro, dijo para The New York Times que el humo de perjudicial, por lo que es importante  trabajar por un ambiente saludable en las viviendas públicas.

Castro destacó que la prohibición se incluiría en los arrendamientos de inquilinos y las violaciones serían sancionadas, pero sin el propósito de desalojarlos.

Al hacer referencia a la forma en cómo van a detectar los casos de violación, detalla que cada vez son más las personas que quieren un ambiente libre de humo de tabaco, y son precisamente estos vecinos los que podrían informar a los administradores, incluso los mismos empleados.

El público tendrá 60 días para formular observaciones sobre la propuesta. De ser aprobada, las agencias de vivienda tendrían hasta 18 meses, a partir de la fecha de vigencia, para adoptar y establecer sus políticas libres de humo.



Podrían prohibir que fumen en viviendas públicas a nivel nacional

Como puede esperarse, la iniciativa ya ha causado el descontento de los residentes, que lo ven como una restricción a lo que pueden o no pueden hacer dentro de sus hogares