MGN
MGN
MGN
MGN

Importancia de la salud dental de los pequeños en casa

La falta de fluoruro, ha creado que los menores sean más propensos a tener caries.

ENTRAVISION.- Más de la mitad de los niños en kínder en Estados Unidos tienen caries y los niños latinos son aún más propensos a estas lesiones dentales.

Las autoridades en salud oral han descubierto un sorpresivo culpable: la falta de fluoruro.

Las familias inmigrantes tienden a no beber agua de la llave debido a que en sus lugares de origen ésta no es apta para el consumo humano. Sin embargo en este país sí lo es. Además contiene la cantidad de fluoruro necesaria para proteger los dientes de las caries.

Otro factor que contribuye a los altos índices de problemas dentales en los menores latinos es que el agua de la llave generalmente se reemplaza con bebidas azucaradas o leche, lo que podría generar más caries y sobrepeso.

Su hijo necesita dientes sanos y fuertes, los cuales le ayudan a masticar el alimento, hablar y tener el espacio suficiente en la mandíbula para que los dientes adultos crezcan derechos.

La caries dental puede suceder cuando los dientes de su hijo entran en contacto con demasiado azúcar. Este azúcar ayuda a que las bacterias se multipliquen y los ácidos que éstas producen hacen que los dientes se pudran.

Estos son algunos de los consejos para cuidar el los dientes de su hijo:

  • Después de cada comida, limpie los dientes y las encías del bebé con un pedazo de tela o gasa limpias para remover la placa.
  • Comience con el cepillado tan pronto al niño le salgan los dientes. Cepíllense los dientes juntos, al menos a la hora de ir a dormir. Si usted tiene un bebé o un niño pequeño, ponga una pequeña cantidad de pasta dental no fluorada en un trozo de tela y frótele suavemente los dientes. Usted puede cambiar a pasta dental fluorada cuando esté seguro de que su hijo escupe toda la pasta dental después de cepillarse. Los niños mayores pueden utilizar cepillos de dientes con cerdas de nailon suaves.
  • Comience a usar hilo dental con los niños cuando todos los dientes primarios (de leche) le hayan salido.
  • Si el bebé tiene 6 meses o más, use agua fluorada o un suplemento de fluoruro. Si utiliza agua embotellada, verifique que contenga fluoruro.
  • Inspeccione regularmente los dientes de su hijo y comience las visitas de rutina al odontólogo cuando todos los dientes le hayan salido o a la edad de 2 a 3 años, sea cual sea lo que suceda primero.

Este es el reporte especial de Priscilla Cabral-Pérez.




Nuesotrs Héroes

Las Más Leídas

Las Más Leídas

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui