El ataque en UCLA fue homicidio-suicidio

El campus estuvo cerrado durante horas la mañana del miércoles

Las víctimas son dos hombres

(ENTRAVISION).- La Policía de Los Ángeles confirmó que el tiroteo de la mañana del miércoles en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) fue un homicidio-suicidio y el atacante está muerto.

El jefe de la policía, James Herren,  declaró al mediodía que era "muy posible que una de las víctimas sea el agresor" y media hora después confirmó la información, por lo que declaró que la Universidad estaba "Segura".

El incidente ocurrió en el Edificio de Ingeniería poco después de las 10:00 a.m.

Tras la noticia del suicidio los estudiantes pudieron salir de sus refugios y regresar a sus actividades. Quienes viven en el campus fueron a sus dormitorios:

 

Testigos reportaron al menos tres disparos e inmediatamente fueron alertados para que buscaran refugio. Algunos aseguraron el salón con la chapa, otros pusieron una barrera de sillas y unos más reportaron que usaron sus cinturones para impedir que se abriera.

Decenas de ellos corrieron hasta llegar a la biblioteca, los baños u otro lugar seguro.

En ese momento describieron al sospechoso como un hombre blanco, de unos seis pies de altura que iba vestido de negro. El FBI acudió a colaborar con la policía para su búsqueda.

La policía de la ciudad se declaró bajo alerta táctica durante horas y pidieron a la población que se alejara del plantel ubicado en una zona muy poblada de California.

Este fue el ataque armado número 186 en una escuela desde que ocurrió la matanza en Newton, Connecticut.



El ataque en UCLA fue homicidio-suicidio

Las víctimas son dos hombres