Yoga
Pixabay
Yoga
Pixabay

Gimnasios pequeños enfrentan un gran reto con las nuevas restricciones

(NOTICIAS YA).-Las nuevas restricciones que vienen de la mano con el ‘nivel rojo’ o de ‘riesgo severo’ en el indicador de COVID-19 en Colorado, afectarán a los gimnasios y, especialmente a las academias de baile y estudios de pilates, yoga así como otras actividades de acondicionamiento físico. 

En una conferencia de prensa el martes, el gobernador Jared Polis dijo que los gimnasios en los condados que ahora estarán en nivel rojo tendrían que reducir su ocupación al 10% de su capacidad máxima. En un momento en que muchos de estos apenas podían sobrevivir con el límite anterior del 25%.

Nuevas restricciones de nivel rojo en el indicador de COVID-19

Varios propietarios de estos pequeños locales, sienten que el gobierno se olvida de ellos durante las conferencias de prensa, como es el caso de la propietaria de un estudio Pure Barre en la ciudad de Lakewood, quien asegura ha operado su negocio con pérdida tras pérdida desde que reabrió el estudio en el mes de julio y que el mes pasado, debido a la reducción al 25% de capacidad, perdió por lo menos 8 mil dólares. 

Ahora negocios como estos pasarán de poder atender de 9 a 10 clientes, a atender solo 3 o 4, lo cual representa pérdidas de miles de dólares, teniendo en cuenta que las facturas por servicios públicos, alquiler del local, seguros entre otros no dan espera y no entienden de restricciones. 

Lista: sitios de pruebas gratis de COVID-19 en Colorado 

No obstante, los administradores dicen sentirse agradecidos con el gobernador y las entidades locales en el manejo que le han dado a la pandemia. Pero argumentan que estos pueden hacer que estos negocios cumplan los protocolos y funcionen de la manera más segura posible. 

 Durante la conferencia de prensa, el gobernador Polis hizo un comentario que implicaba que los gimnasios podrían incluirse cuando la próxima sesión especial de la legislatura aborde la ayuda financiera a restaurantes, bares y otras pequeñas empresas.

“Estoy esperando ansiosamente más detalles sobre eso”, dijo uno de los propietarios de estos estudios.

Algunos propietarios incluso dicen que no reciben tanta consideración del estado como los propietarios de restaurantes.

“Los restaurantes aún pueden ofrecer comida para llevar y entrega a domicilio”, dicen. “Si bien los gimnasios pueden ofrecer sus clases de manera virtual, es difícil mantener el precio con el que podamos pagar nuestros gastos generales. Las clases virtuales no son la solución cuando hay muchas ofertas virtuales similares gratuitas y muy económicas de otras compañías que tienen gastos generales mucho más bajos y no tienen un lugar en una ubicación específica, que viene con altos alquileres y nómina de empleados”

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui