Hispanos sobreviven a masacre y cuentan el terror que vivieron

César Beltrán estuvo frente al hombre que mató a 10 personas en Boulder y aseguró que esto ha sido lo más cruel que ha visto en su vida.

(NOTICIAS YA).-Momentos de terror se vivieron durante la tarde de ayer en un supermercado King Soopers de Boulder, donde un hombre identificado como Ahmad Al Aliwi Alissa disparó en contra de quienes se encontraban en este establecimiento, acabando así con la vida de 10 personas.

“Fue espantoso y cruel lo que ocurrió. Mi esposo está vivo de milagro, un minuto más y lo matan”, dijo una familia hispana que vivió de cerca la masacre que enlutó a Estados Unidos.

Se trata de Rosy Jiménez y su esposo César Beltrán, quien había ido a la farmacia de este supermercado a buscar unos medicamentos para ella, que está recién operada.

“Mi esposo no fue a trabajar, fue a la farmacia a comprar los medicamentos que necesito, porque esa es la farmacia donde yo voy”, relató Jiménez.

Sin embargo, después de comprar los medicamentos, Beltrán decidió quedarse a comprar otras cosas para su casa, sin jamás imaginar que cuando saliera al estacionamiento se toparía con una espantosa escena.

“Me dijo que cuando iba saliendo del estacionamiento vio al hombre dispararle a un señor. Me llamó llorando, me dijo que fue horrible porque vio cómo se regresó a asegurarse que estaba muerto y le metió otros balazos en el suelo”, agregó Jiménez.

Afortunadamente, César obedeció a su instinto y saltó a la parte trasera de su camioneta Pick Up con la intención de protegerse, logrando así sobrevivir a los mortales disparos de este asesino.

Después de todo lo que pasó, este hombre hispano, quien aún estaba en shock, debió ser atendido por una ambulancia y ofrecer declaraciones a la policía.

De momento, César aún no puede ni hablar del miedo, pues asegura que esto ha sido lo más cruel que ha visto en toda su vida.

“Tengo miedo hasta de hablar esto, de que haya otros sueltos y me quieran matar”, dijo Beltrán, quien no ha logrado volver a dormir desde aquella terrorífica tarde.

Para la esposa de este hombre, es un milagro que él haya logrado sobrevivir al tiroteo, puesto que estuvo cara a cara con el tirador que le quitó la vida a 10 personas inocentes.

Por esta razón, Rosy hoy le agradece a la virgen que César haya podido regresar sano y salvo a su hogar, al igual que Adrián Padilla, quien trabaja en el supermercado y justo ayer, antes de la masacre, le cambiaron su horario laboral.

“Mi compañero de trabajo me hizo una llamada, explicándome lo que estaba pasando y dijo ’mataron a una de nuestras compañeras, la mataron, está tirada. Todavía siguen los balazos cerca, está un tirador adentro’ y yo le dije, pues sal corriendo mientras puedas, escóndete”.

Sin embargo, hoy permanece invadido por el dolor, ya que perdió a tres de sus compañeros de labores causa de las balas del odio que, dice, pudieron haberle alcanzado a él.




Hispanos sobreviven a masacre y cuentan el terror que vivieron

César Beltrán estuvo frente al hombre que mató a 10 personas en Boulder y aseguró que esto ha sido lo más cruel que ha visto en su vida.