Pastores y sacerdotes: Vacunarse es un acto de amor por el mundo

En esta pandemia, muchos líderes religiosos se han visto obligados a luchar contra las campañas que pretenden satanizar la inmunización.

(NOTICIAS YA).-En estos tiempos de pandemia, a los líderes de fe no solo les ha tocado seguir llevando sus mensajes religiosos, sino también luchar con la desinformación que hay en torno a la vacuna contra el covid-19.

Tanto sacerdotes como pastores, dicen que lo más importante en este momento es aclararle a los feligreses la importancia de vacunarse para proteger sus vidas y las de sus seres queridos.

Además, han denunciado que algunas redes sociales se han prestado para dar fuerza a los mitos sobre la inmunización, haciendo así las teorías conspirativas contra la vacuna lleguen hasta los púlpitos de las iglesias de todo el país.

Para el pastor Jesús Flores, algunas cuentas sociales se han prestado para pasar “información que no es correcta”, haciendo que muchos de los asistentes de su iglesia le tuvieran miedo a la vacuna.

Algunos de los mensajes erróneos que se leen en algunas de estas publicaciones dicen que la inmunización puede dañar su relación con Dios o ser la marca del anti Cristo.

Tanta ha sido la desinformación que, a sacerdotes como Benito Hernández les ha tocado incluso lanzar campañas en estas mismas redes para combatir la desinformación.

“La vacuna contra el covid-19 ha traído muchas preguntas a nuestra gente. Pero científicos en todo el mundo han comprobado que es segura y efectiva”, apuntó Hernández.

Los religiosos han explicado que otro de los miedos que han manifestado los feligreses es sobre un supuesto microchip del anticristo que inyectan al momento de la inmunización.

“Que posiblemente a través de la vacuna se va a vacunar el microchip del anticristo, eso es una falsedad”, dijo el pastor Víctor Piscoya.

Tanta ha sido la campaña de desinformación que ha llegado incluso a los buzones de correos de algunas familias hispanas, con cartas que invitan a ver un video de YouTube donde explican que la vacuna es parte del Apocalipsis.

Como si fuera poco, también dicen que vacunarse tendría el poder de cambiar el ADN humano, algo que expertos desmienten.

“Yo estoy vacunado, gracias a Dios. Por el bien común y por mi bien personal”, afirmó el sacerdote Israel Pérez.

Algo en lo que coinciden pastores y sacerdotes, vacunarse es un acto de amor por el mundo que salvará vidas.

 




Pastores y sacerdotes: Vacunarse es un acto de amor por el mundo

En esta pandemia, muchos líderes religiosos se han visto obligados a luchar contra las campañas que pretenden satanizar la inmunización.