El diluvio de Denver: 1,76 pulgadas en 26 minutos

Funcionarios de la ciudad advierten que «pavimentar espacios verdes» empeora las inundaciones

Denver, Colorado.- Las fuertes lluvias que azotaron Denver anoche arrojaron 1,76 pulgadas de agua en 26 minutos, superando las normas en una región propensa a inundaciones, concluyeron meteorólogos estatales y federales este lunes mientras revisaban las mediciones, así lo dió a conocer el diario Denver Post esta noche.

Las ráfagas intensas de lluvia se ajustan a los patrones relacionados con el calentamiento climático, porque el aire más cálido puede retener más agua, lo que genera un mayor impacto cuando las corrientes atmosféricas crean tormentas.

Las inundaciones afectan cada vez más a las ciudades con gran cantidad de hormigón, incluida Denver, donde los funcionarios de drenaje urbano abogan por un cambio a una "infraestructura verde" que podría proteger a los residentes. Los desarrolladores de Denver durante décadas han vertido más y más concreto, cubriendo el terreno natural, creando un mayor potencial para que el agua se acumule en las superficies.

Los científicos han anticipado durante mucho tiempo lluvias más intensas. Cada aumento de 1 grado Celsius en la temperatura (1,8 grados Fahrenheit) significa un aumento del 7% en la cantidad de vapor de agua que puede contener el aire. Cuando las corrientes atmosféricas transportan nubes sobre una región, cae más lluvia según expertos.

En el suroeste, las lluvias en general han disminuido durante una sequía a largo plazo desde 2000, aunque Colorado enfrentó fuertes lluvias como las tormentas en 2013 que provocaron inundaciones históricamente extremas.

 



El diluvio de Denver: 1,76 pulgadas en 26 minutos

Funcionarios de la ciudad advierten que "pavimentar espacios verdes" empeora las inundaciones