Alguacil cercana a Trump es acusada de robar dinero

Carolyn «Bunny» Welsh habría desviado fondos de la corporación para sus gastos personales

bunny welsh

(NOTICIAS YA).- La exalguacil del Condado de Chester, en Pennsylvania, ha sido acusada de robo por presuntamente desviar fondos de la corporación para sus gastos personales.

De acuerdo con el Washington Post, Carolyn “Bunny” Welsh visitó en varias ocasiones la Casa Blanca tras el triunfo de Trump, y estuvo sentada a su lado en un par de importantes eventos.

Otro oficial del departamento y novio de Welsh, Harry McKinney, también está acusado de usar las donaciones hechas para la unidad K-9 para sus gastos personales.

Bunny Welsh usó su posición de poder para su beneficio personal y el de su pareja Harry McKinney en lugar de servir a su comunidad, para lo que fue elegida”, dijo en un comunicado al Washington Post el fiscal general de Pennsylvania, Josh Shapiro.

De acuerdo con documentos de la corte del Condado de Chester, tanto Welsh como McKinney enfrentan cargos de robo y desvío de servicios.

LEE: Como su padre, Ivanka Trump desprecia a los pobres, asegura amiga

Carolyn “Bunny” Welsh, republicana de 76 años, dejó la función pública el año pasado, tras dos décadas como alguacil. Logró generar importante apoyo para la campaña de Trump en su estado en 2016, año en que asistió a la Convención Nacional Republicana como delegada, participó en mítines e incluso ayudó a su madre a votar por Trump desde su lecho de muerte.

Welsh hizo historia en el año 2000 como la primera mujer alguacil en el Condado de Chester, y era reconocida a nivel nacional por destacarse en un campo dominado por los hombres.

VIDEO: Pareja armada amenaza a manifestantes y Trump los apoya

Apoyada por el Partido Republicano en la entidad, Welsh aseguró por años la reelección, destaca el Post. En 2016 respaldó públicamente a Donald Trump, e incluso se reunió con sus asesores Ivanka Trump y Jared Kushner, su hija y yerno.

Un mes después de que Trump tomara posesión del cargo, “Bunny” Welsh fue una de 10 alguaciles que se reunieron con el presidente en la Casa Blanca, a donde regresó en enero de 2019, cuando fue presentada por Trump como “mi amiga por mucho tiempo, desde el inicio”.

Cuando optó por no volver a postularse en noviembre de 2019, Welsh ya cargaba con las acusaciones. La alguacil habría otorgado 67 mil dólares en horas extra a McKinney, beneficiándose indirectamente pues vivían juntos.

LEE: Trump admite que Biden ganó y sigue publicando teorías de conspiración

Welsh argumentó que los pagos por horas extra eran legales y se refirió al caso como un intento por manchar su reputación; el caso civil permanece abierto.

Sin embargo, este martes la fiscalía determinó que ambos incurrieron en conducta criminal.

Welsh y McKinney presuntamente usaron a empleados públicos para trabajar en eventos privados de beneficencia, tanto en servicio como fuera de servicio, a expensas del Condado de Chester, y McKinney luego usó los dólares recaudados para cubrir sus propios gastos”, explicó Shapiro.

 

VIDEO RELACIONADO:




Alguacil cercana a Trump es acusada de robar dinero

Carolyn "Bunny" Welsh habría desviado fondos de la corporación para sus gastos personales