El gobierno federal podría demandar al estado de Texas

El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha declarado que no cerrará ningún refugio de migrantes en respuesta a las declaraciones emitidas por el gobernador de Texas

CBP

Después de anunciar el cierre de  las instalaciones que se usan como refugio para los migrantes que han entrado de forma ilegal al país, el gobernador Greg Abbott  podría enfrentar una demanda por parte del gobierno federal.

En respuesta a la crisis que se está viviendo en la frontera sur del Estado de Texas, el gobernador emitió una declaración de desastre hace unos días, en la que se darán más recursos y se aplicarán otras estrategias para combatir el flujo de migrantes ilegales que entren a Estados Unidos.

El gobernador autorizó el uso de todos los recursos estatales y locales que sean necesarios para proteger a todos los propietarios de tierras en los diferentes condados en el sur del estado, que se vean afectados por intrusos ilegales y el daño que puedan causar en las propiedades privadas que se vandalizan cada vez más.

En el comunicado del gobernador, se lee que refiere que el ”Departamento de Seguridad Pública de Texas haga cumplir todas las leyes penales federales y estatales, incluida la entrada ilegal, el contrabando y la trata de personas”.

Además de anular las licencias estatales de cualquier centro de refugio que esté al cuidado de inmigrantes ilegales.

Foto: MGN

"Las políticas de fronteras abiertas del presidente Biden han allanado el camino para que bandas y cárteles peligrosos, traficantes de personas y drogas mortales como el fentanilo lleguen a nuestras comunidades", dijo el gobernador Abbott.

Ante esta emisión de “Declaración de Desastre en la Frontera Sur de Texas”, no se hicieron esperar las declaraciones del gobierno federal. El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha declarado que no cerrará ningún refugio de migrantes en respuesta a las declaraciones emitidas por el gobernador.

Según informes The Associated Press, obtuvo una carta del abogado general adjunto del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), en la que solicitan al gobernador Abbott no interferir con las operaciones que realiza, aunque las licencias para los refugios son otorgadas por el estado, el Congreso encargó a HHS el cuidado de los menores que viajaron solos.

niños migrantes
(Dario Lopez-Mills - Pool/Getty Images)

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS),  podría  emprender acciones legales si el estado insiste en cerrar los albergues, lo que según el abogado sería un ataque directo contra el sistema.



El gobierno federal podría demandar al estado de Texas

El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha declarado que no cerrará ningún refugio de migrantes en respuesta a las declaraciones emitidas por el gobernador de Texas