Familia con COVID 19 cenaba tranquilamente en un Whataburger de La Joya

Los estornudos y la tos fueron demasiado incómodos para los comensales hasta que llamaron a la policía

Patrulla fronteriza detiene a inmigrante
John Moore/Getty Images)

El Departamento de Policía de la Joya informó que una familia con COVID 19 cenaba tranquilamente en el Whataburger ubicado en 450 E. US-83, La Joya y al parecer un hotel tiene como huéspedes a más de 30 migrantes que dieron positivo a la enfermedad sin cumplir ninguna medida de seguridad.

Los oficiales fueron alertados sobre una inusual situación al reportar que una familia completa se encontraba en el restaurante de comida rápida, pero todos tosían y estornudaban sin cubrirse la boca, no llevaban cubrebocas y no cumplían con las medidas de seguridad para evitar los contagios, la situación se volvió muy incomoda al ver que no paraban de estornudar. Los hechos ocurrieron ayer 26 de julio.

La gerencia del lugar indicó a las autoridades que también querían que las personas se retiraran de ahí, ya que no era normal que toda la familia estuviera así. Cuando el oficial fue hacia la familia le explicaron que unos días antes habían sido detenidos por la Patrulla Fronteriza, pero fueron liberados porque estaban contagiados de COVID 19, y se hospedaban en el Texas Inn, Hotel ubicado en 612 E. Expressway 83 La Joya, esto gracias a una organización de caridad.

Los oficiales de policía hicieron contacto con la gerencia del hotel para investigar más sobre el asunto, se les informó que el grupo Caridades Católicas del Valle de Río Grande había reservado todas las habitaciones para los inmigrantes indocumentados que habían sido detenidos por la patrulla fronteriza como lo había señalado la familia.

Durante el transcurso de la averiguación la policía informó que había más de 30 personas que se encontraban afuera del hotel y la mayoría de ellos sin cubrecbocas y sin guardar la sana distancia.

Lo que se sabe hasta el momento, es que las personas que dieron positivo a la enfermedad, aparentemente fueron puestas en cuarentena por la Patrulla Fronteriza y después se entregó la custodia a Caridades Católicas del Valle para que fueran ubicadas en hoteles de McAllen y La joya.

No se sabe con certeza si los migrantes que están hospedados tienen la enfermedad como la familia o ya han salido del aislamiento. Ante esta grave situación, las autoridades del Departamento de Policía de la Joya se pusieron en contacto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (Hidalgo County Health and Human Services) para recibir ayuda, se informó que la agencia de Salud investigaría el asunto.

Ante esta situación que puede poner en alto riesgo la salud de los ciudadanos de la Joya y del Valle de Río Grande, las autoridades invitan a la comunidad ejercer medidas de distanciamiento social y que utilicen cubrebocas para evitar la propagación del COVID19 o cualquiera de sus variantes.

La policía de la Joya trabaja en conjunto con la Patrulla Fronteriza en la detención de personas que cruzan la frontera de manera ilegal, los datos que arrogan han sido sorprendentes al informar que se ha superado el millón de detenciones en el mes de junio



Familia con COVID 19 cenaba tranquilamente en un Whataburger de La Joya

Los estornudos y la tos fueron demasiado incómodos para los comensales hasta que llamaron a la policía