Arrestan a pareja que forzó a su hijo a beber demasiada agua y murió
El Paso county Sheriff’s Office
Arrestan a pareja que forzó a su hijo a beber demasiada agua y murió
El Paso county Sheriff’s Office

Arrestan a pareja que forzó a su hijo a beber demasiada agua y murió

Lo encontraron muerto en su cama y con espuma en la boca.

(NOTICIAS YA).-Autoridades del Condado de El Paso arrestaron a una pareja por presuntamente matar a su hijo luego de obligarlo a beber demasiada agua en pocas horas, según el comunicado oficial publicado este martes.

LEE: Aumentan los casos de violencia doméstica durante la cuarentena

Zachary Sabin, de 11 años, murió por intoxicación forzada con agua en marzo, según los resultados de la autopsia.

Los resultados de la investigación indican que, su padre y madrastra lo intoxicaron.

En los documentos de la corte dice que estaban castigando al niño por orinarse en la cama y lo obligaron a beber cuatro botellas de agua de 24 onzas (96 oz. o 2.8 litros) en un lapso de 4 horas sin haber comido; y a pesar de que se había quejado antes de malestar.

De acuerdo con la declaración, el niño dijo que no podía beber más luego de quejarse de dolor en las piernas y vomitar.  

La mañana siguiente lo encontraron con espuma en la boca, ya sin vida en su cama.

La policía emitió órdenes de arresto contra Ryan Sabin, de 41 años, y Tara Sabin, de 42 años. Ambos enfrentan cargos de asesinato en primer grado, abuso infantil que resultó en la muerte y seis cargos de abuso infantil por delitos menores.

LEE: Oficial de policía resultó herido en incidente de violencia doméstica

“Todo el mundo verá lo verdaderamente triste que es este caso”, dijo la detective de la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso, Kat Huston.

Otros cinco niños, de entre 3 y 16 años, que vivían con la pareja fueron retirados de la casa.

Una declaración jurada del arresto, de acuerdo con la revista PEOPLE, detalla los momentos previos a la muerte del menor:

Ryan, un soldado en Fort Carson, dijo a los agentes que su esposa lo llamó el 10 de marzo para decirle que Zachary no había bebido suficiente agua.

Entonces se metió en problemas y lo obligaron a beber más.

LEE: Ayuda para víctimas de violencia doméstica durante la pandemia

Tara le comentó que solo estaba tomando sorbos y vomitando. Y cuando Ryan llegó a casa, el niño comenzó a quejarse de que no podía beberse el agua y de tener dolor en las piernas.

El padre también contó que “Zachary se tiró en el piso haciendo un berrinche.”

Le dijo que se levantara y le dio una patada en la pierna. Dijo que, no se levantó y le dijo que se levantara o que lo patearía más fuerte. Y lo pateó por segunda vez.” Luego, lo sacó de la casa creyendo que la temperatura fría lo “sacaría de su berrinche”, confesó.

A la hora de la cena, le dijeron al niño que siguiera bebiendo agua mientras el resto de la familia cenó.

Y después lo enviaron a la cama alrededor de las 11:15 de la noche.

Ryan llamó al 9-1-1 la mañana del 11 de marzo, justo después de las 6 horas: “Cuando bajó para ver al niño había sangre y estaba haciendo espuma en la boca. Estaba frío y rígido”, describió la mujer.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui