Caníbales engañaron a joven para castrarla en una cabaña apartada
LeFlore County Sheriff Office
Caníbales engañaron a joven para castrarla en una cabaña apartada
LeFlore County Sheriff Office

Caníbales engañaron a joven para castrarla en una cabaña apartada

Fueron arrestados el pasado 15 de octubre cuando acudieron a un hospital en McAlester con la intención de visitar a su víctima

(NOTICIAS YA).- Dos hombres de Oklahoma han sido acusados de realizar una cirugía ilegal de reasignación de sexo a una joven trans que viajó desde Virginia bajo la promesa de que el procedimiento sería gratis, pero todo terminó en algo terrorífico. 

Al menos uno de los acusados del sangriento crimen se declaró a sí mismo como un “caníbal”, reconociendo que tenía la intención de comer los órganos que removió de su víctima.

Bob Lee Allen, de 53 años, y Thomas Evans Gates, de 42, enfrentan cargos de conspiración para realizar una cirugía sin licencia, mutilación y agresión con un arma peligrosa.

VIDEO: Arrestan a niña y a su enamorado por asesinato y canibalismo

Ambos fueron arrestados el pasado 15 de octubre cuando acudieron a un hospital en McAlester con la intención de visitar a su víctima. 

“Es algo con lo que nunca en mi carrera nos hemos encontrado en esta parte del país. Está al borde de algún tipo de actividad… sabemos que hay muchos rumores por ahí, pero en este momento no hay peligro para el público”, dijo el alguacil Rodney Derryberry, destacando que el crimen no está relacionado a ningún culto. 

Cabaña del terror 

De acuerdo con la Oficina del Alguacil del Condado de Le Flore, la víctima viajó desde Virginia a Dallas y desde ahí fue trasladada a una cabaña apartada en un bosque al sureste de Oklahoma el pasado 12 de octubre. 

Sin embargo, la víctima se encontró con un “quirófano” improvisado dentro de la cabaña. 

Allen, quien dijo ser caníbal, fue el encargado de realizar la “cirugía” y Gates fue quien ayudó entregando el equipo. 

La víctima relató que la remoción de sus órganos sexuales duró alrededor de dos horas y todo ese tiempo la mantuvieron despierta, pues solo le pusieron anestesia “en las áreas necesarias”. 

LEE: Pandilla caníbal asesina a pareja y come órganos de mujer tras violarla

Tras terminar, Allen le dijo a la joven trans que se comería sus partes. “Se rió y dijo que era un caníbal”, declaró la víctima en una declaración jurada citada por The Oklahoman.

La misma declaración señala que Allen le dijo a la joven que tenía “seis clientes más en camino” y que tenía un refrigerador con partes de cuerpos. 

Los acusados mantuvieron a su víctima en la cabaña hasta el día siguiente, cuando decidieron llevarla a un hospital porque no dejaba de sangrar. 

Durante el camino, le dieron instrucciones para que dijera que ella misma se había hecho las heridas y le advirtieron que si se desmayaba o moría en el camino la arrojarían al bosque. 

Pero el caso llegó a la policía el 14 de octubre, luego de que los médicos denunciaron “la cirugía” tras escuchar el terrorífico testimonio de la víctima. 

Para el 15 de octubre, agentes registraron la cabaña y encontraron una bolsa de plástico con lo “parecían ser testículos” dentro de un congelador que estaba en uno de los dormitorios. 

VIDEO: Familia de caníbales confiesa haber comido a 30 personas

¿Cómo terminó en la cabaña del terror?

La víctima relató que contactó a Allen por medio de un sitio web, mientras estaba buscando temas en línea relacionados al cambio de género. 

Tras contactar a Allen, este afirmó tener 15 años de experiencia en las cirugías de cambio de género, que grababa el procedimiento para uso personal y que en el caso de ella la “cirugía” no le costaría nada

Allen y Gates fueron acusados ​​en el Tribunal de Distrito del Condado de Le Flore. Ambos permanecen detenidos con una fianza de  $295,000 cada uno. 

VIDEO RELACIONADO:




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui