Maestros de Atlanta, a prisión por falsificar calificaciones

(ENTRAVISION).- 11 maestros de Atlanta recibieron sentencia por falsificar las calificaciones de alrededor de 50 mil estudiantes, tras un juicio que se extendió a lo largo de cinco meses. Los educadores recibieron el fallo en contra por los delitos de asociación delictuosa, mientras que otro más fue declarado inocente en el caso que ha sido […]

(ENTRAVISION).- 11 maestros de Atlanta recibieron sentencia por falsificar las calificaciones de alrededor de 50 mil estudiantes, tras un juicio que se extendió a lo largo de cinco meses.

Los educadores recibieron el fallo en contra por los delitos de asociación delictuosa, mientras que otro más fue declarado inocente en el caso que ha sido considerado como uno de los fraudes escolares más grandes en Estados Unidos.

Inmediatamente después de escuchar sus veredictos, el juez Jerry Baxter ordenó que fueran esposados y trasladados a prisión, en donde la educadora Sharon Davis Williams, la ex administradora Tamara Cotman y el ex director Michael Pitts pasarán siete años, además de cumplir 2 mil horas de servicio comunitario y pagar una multa de 25 mil dólares.

Éste último es acusado de incitar a los maestros a modificar las calificaciones, además de advertirles que no hablaran con las autoridades.

Por su parte, el ex coordinador Donald Bullock deberá cumplir cinco años de libertad condicional, seis meses de pasar fines de semana en la cárcel, pagar una multa de 5 mil dólares y hacer mil 500 horas de servicio comunitario.

Angela Williamson y Tabeeka Jordan, ex maestra y ex directora, respectivamente, fueron condenadas a dos años de prisión, multa de 5 mil dólares y mil 500 horas de servicio comunitario.

Pamela Cleveland, Dana Evans, Theresia Copeland y Diane Buckner-Webb recibieron sentencia a un año de prisión domiciliaria, mil dólares de multa y mil horas de servicio a la comunidad.

El fraude se hizo público desde 2013, cuando un jurado del Condado de Fulton señaló a 35 maestros del distrito escolar de Atlanta de alterar las calificaciones, las cuales se presume comenzaron a ser modificadas y fabricadas desde 2001, cuando mejoraron notablemente.

 



Maestros de Atlanta, a prisión por falsificar calificaciones