Una petición de matrimonio llena de Magia

(ENTRAVISIÓN).- Neil Henry, un mago británico, tuvo la idea de pedirle matrimonio a su novia en medio de un espectáculo y gracias a la magia convirtió a Charlie Gardner, en su prometida. Todo comenzó cuando el mago comenzó a realizar un truco llamado “espagueti”. Primero se tomó una sopa de lata con letras y, luego, se […]

(ENTRAVISIÓN).- Neil Henry, un mago británico, tuvo la idea de pedirle matrimonio a su novia en medio de un espectáculo y gracias a la magia convirtió a Charlie Gardner, en su prometida.

Todo comenzó cuando el mago comenzó a realizar un truco llamado “espagueti”. Primero se tomó una sopa de lata con letras y, luego, se tragó un hilo.

Luego pidió a su novia que subiera al escenario como ayudante para que ella leyera las letras que saldrían de su boca, unidas por el hilo y ordenadas formando una frase.

La mujer comienza a leer las letras que salen poco a poco de la boca de Neil, primero una “M”, luego una “A”, sigue una “R” y … “¿Estás bromeando?”, pregunta la novia, cuando se va dando cuenta de la trampa.

Finalmente, Henry Neil saca todas las letras de “marry me” (“cásate conmigo”), él publico estalla en aplausos y la prometida se suelta a llorar conmovida. “Tenerte en mi vida es magia de verdad”, dice el mago de rodillas. “No quiero que esta magia acabe nunca.”

Luego toma un papel, le prende fuego y, de entre las llamas, sale una caja con un anillo, con el que sella su compromiso. La respuesta de Charlie Gardner fue un “sí”.



Una petición de matrimonio llena de Magia