Cinco grandes cambios en el deporte con la caída del Muro de Berlín

(ENTRAVISIÓN).- Este 9 de noviembre se cumplen 26 años de la caída del Muro de Berlín, hito histórico que no sólo marcó el rumbo político de una nación y de gran parte del mundo, sino también el futuro en el ámbito deportivo de todo un país. La unificación de las dos Alemanias trajo un parteaguas […]

(ENTRAVISIÓN).- Este 9 de noviembre se cumplen 26 años de la caída del Muro de Berlín, hito histórico que no sólo marcó el rumbo político de una nación y de gran parte del mundo, sino también el futuro en el ámbito deportivo de todo un país.

La unificación de las dos Alemanias trajo un parteaguas en la vida de distintos deportistas, quienes vieron cómo de la noche a la mañana la vida les cambió por completo, abriéndose camino hacia nuevas oportunidades.

El deporte de aquella nación sufrió grandes modificaciones, las cuales generarían una serie de cambios que a partir de ese momento, marcarían su destino.

La desaparición del deporte de estado. Con la creación de la República Democrática Alemana (RDA), los deportistas fueron inducidos bajo el régimen de siempre mostrarle al mundo que el comunismo era la organización perfecta para toda la humanidad.

Esto provocó que se generaran “atletas en serie”, que bajo un régimen estricto, debían seguir un plan ya trazado por el gobierno, sin importar los métodos utilizados, como fue el dopaje, obligando a sus deportistas a consumir cualquier tipo de sustancias, con tal de ser siempre los mejores.

No ser más los número uno. Durante casi cuatro décadas, la RDA copó el medallero de los Juegos Olímpicos, una situación que se revirtió a partir de Barcelona 1992, cuando los primeros sitios dejaron de ocuparlos los alemanes, para cederles su lugar, curiosamente a China, otra nación regida por el Comunismo.

Éxodo de grandes figuras. Con la caída del muro, grandes estrellas que brillaban en la RDA buscaron nuevas oportunidades en la parte occidental, lo cual pudo verse en mayor grado en los equipos de futbol.

Desaparición de clubes históricos. Con la unificación de las dos Alemanias también fuimos testigos de varios equipos emblemáticos del Este, tales como Dynamo de Berlín y el Magdeburgo.

Las mujeres dejaron de brillar. Antes de la caída del Muro de Berlín, las mujeres que representaban a la RDA en las competencias internacionales eran quienes acaparaban las miradas, más que los varones, pues ellas siempre lograron mayor cantidad de triunfos.

Pero al unificarse las dos naciones y erradicar las prácticas de dopaje esta situación cambió de forma radical envió a las féminas a segundo plano.



Cinco grandes cambios en el deporte con la caída del Muro de Berlín