Legisladores aprueban dar licencias comerciales a ciertos indocumentados en Nebraska

El gobernador se opone a la ley LB947

(EFEUSA).- A pesar de la oposición del gobernador local, Pete Ricketts, la legislatura unicameral de Nebraska aprobó hoy un proyecto de ley que autoriza otorgar licencias profesionales y comerciales a ciertos indocumentados que residen y trabajan en ese estado.

El proyecto de ley LB947, del senador Heath Mello, recibió 33 votos a favor, cantidad suficiente como para revertir un potencial veto del gobernador, y 11 votos en contra.

Mello, que representa a Omaha, calificó la medida como "una propuesta de sentido común para el desarrollo de la fuerza laboral" y como una manera en la que Nebraska podrá aprovechar el trabajo de "residentes educados y calificados" que de otra manera no podrían ejercer ninguna de las más de 170 profesiones reguladas por el estado.

El proyecto, propuesto hace exactamente tres meses, permite que el Departamento de Servicios Administrativos de Nebraska emita las licencias para aquellos inmigrantes que, aunque entraron sin documentos al país, se encuentran ahora amparados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y a quienes el Gobierno federal ya les otorgó permiso de trabajo.

Las licencias cubren numerosas ocupaciones como electricistas, docentes, enfermeros o farmacéuticos, y sólo serán válidas mientras la autorización de trabajo del Gobierno federal del inmigrante interesado siga siendo válida.

Además, el poseer esa licencia no significa que el portador sea elegible para pedir o recibir ningún tipo de beneficios públicos ni le exime de cumplir con ninguna de las leyes vigentes en cuanto a verificación de identidad o de situación inmigratoria.

La nueva ley especifica que las licencias en cuestión son exactamente las mismas que ya reciben los ciudadanos y los residentes legales, con una única diferencia en el tiempo de validez, que, en el caso de los beneficiados por DACA, se determina por la duración de esos beneficios.

La aprobación de la medida enfrenta una vez a los legisladores de Nebraska con su gobernador.

En 2015, los legisladores aprobaron el otorgamiento de licencias de conducir para los beneficiados por DACA y Ricketts vetó esa ley, pero una nueva votación en la Legislatura anuló el veto del mandatario estatal.

Este año, los legisladores cuentan con suficientes votos como para revertir un nuevo veto por parte del gobernador, quien tiene hasta el próximo martes 19 de abril para decidir si firmará o si vetará la nueva ley.

Tras la aprobación de su proyecto, el senador Mello indicó que seguía "tratando de presentar el caso al gobernador, explicándole que la ley beneficiará a la economía local e evitará que jóvenes talentosos decidan irse del estado en el que crecieron y se educaron.

Los legisladores respaldaron la LB947, dijo Mello, porque "vieron la crítica importancia de esta ley para el desarrollo de la fuerza laboral".



Legisladores aprueban dar licencias comerciales a ciertos indocumentados en Nebraska

El gobernador se opone a la ley LB947