Madre inyectaba excremento a su hijo con cáncer
FOTO: Thinkstock
Madre inyectaba excremento a su hijo con cáncer
FOTO: Thinkstock

Madre inyectaba excremento a su hijo con cáncer

La descubrieron en las cámaras de vigilancia del hospital

(NOTICIAS YA).- Una mujer de Indiana fue arrestada por presuntamente inyectar desechos fecales en la bolsa de medicación intravenosa de su hijo de 15 años, enfermo de leucemia.

Tiffany Alberts, de 41 años, madre viuda con cinco hijos, está acusada de seis cargos como agresión agravada y negligencia con un dependiente que causó daño físico severo.

El adolescente estaba internado en el Hospital Infantil Riley para su tratamiento de leucemia y desde ahí el personal transmitió a la policía la sospecha de abuso infantil.

Reportan que un video de vigilancia muestra a Alberts inyectando una sustancia con una jeringa en la bolsa del medicamento conectada a su hijo y lo hizo varias veces.

Los médicos confirmaron que los exámenes de sangre dieron positivo a cultivos de organismos que generalmente se encuentran en las heces.

Ella confesó que lo hacía a ver si así conseguía que transfirieran a su hijo a una unidad donde el tratamiento fuera mejor.

El personal supo que había algo extraño luego de varias infecciones sin explicación que estuvieron retrasando el tratamiento y por eso colocaron la cámara de vigilancia.

El joven recibió su primera ronda de quimioterapias es septiembre y lo enviaron a casa, pero días después regresó con fiebre, diarrea y vómito.

Sus síntomas no mejoraron y tuvo que pasar 18 días en la Unidad de Cuidados Intensivos, ahora los médicos declaran que la vida del menor estuvo en serio peligro. Hubiera podido morir por los choques sépticos causados por la materia fecal en su sangre.

En los primeros interrogatorios Alberts les dijo a los detectives que le inyectaba agua a su hijo para que fluyera el líquido en la línea intravenosa porque “la medicina que le daban quemaba”, pero luego confesó la verdad.

La salud del adolescente ha mejorado desde que su madre fue retirada del cuarto, pero los doctores temen que se haya perdido el tiempo necesario para mantener la leucemia en remisión y que pudiera morir por la enfermedad.

Según su perfil de Facebook, Alberts es profesora de Educación Especial.

UN AÑO DE TRAGEDIAS PARA ALBERTS

Ha sufrido varias tragedias familiares en los últimos meses.

En mayo murió su esposo, poco antes de que su hijo adolescente, con autismo leve, fue diagnosticado con leucemia en julio.

Su hija de 13 años padeció un cáncer conocido como carcinoma folicular anexial que generalmente afecta a la tiroides. Le retiraron el tumor en la primavera y su cirugía tuvo éxito.

Este mes se hizo una recaudación organizada por el Departamento de Bomberos de Remington para apoyar a la familia Alberts.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui