Foto: Univision 26
Foto: Univision 26

“Tesoros del Desierto” de Chihuahua

El desierto de Chihuahua es uno de los más extensos de América del norte, con cientos de miles de kilómetros cuadrados que guardan infinidad de secretos

(NOTICIAS YA).- El desierto de Chihuahua es uno de los más extensos de América del norte, con cientos de miles de kilómetros cuadrados  que  guardan  infinidad de secretos.

Dentro del desierto de Chihuahua existe la región de los Médanos de Samalayuca que ha formado parte de la historia de esta frontera que formó una barrera natural para evitar la llegada de la invasión francesa en la época de Benito Juárez.

“Si estamos muy orgullosos de los hechos del pasado porque a final de cuentas nos fueron forjando como una identidad importante como gente del desierto que somos, diferentes etapas históricas de México, Samalayuca tuvo que ver,” Javier Meléndez, subsecretario de agricultura.

Parece una región inhóspita, pero para unas pocas familias de la región ha sido su estilo de vida por muchos años. “Aquí había una escuela y hablamos de cómo en 1940, 42, 43 no sé hasta qué año sería como hasta el 50, 1950 fue cuando hubo una sequía y se acabaron animales y se acabó todo y la gente tuvo que emigrar a la ciudad,” Raúl Castro, buscador de tesoros.

La familia Castro soporta altas temperaturas durante los días más calurosos y fríos inviernos con noches congelantes, todo con la intención de cuidar sus tesoros más preciados.

“Pues estas rosas del desierto aquí mi abuelo llegó desde, para 1934 mi abuelo ya estaba aquí  y fueron de las personas que las encontraron cuando andaban buscando agua en esta parte.”

Caminando entre los matorrales llegamos hasta una zona que solo ellos conocen, ahí es necesario un trabajo muy duro porque bajo toneladas de arena están las rosas del desierto.

“Hay que trabajar con la pala y pico, ya cuando se llega a las piedras se tarda uno dos días para llegar y otro día otros dos días para poder sacar la piedra ya para eso se usa una barra y la pala estar sacando piedras y más tierra ese es el trabajo difícil y pesado, lo otro más peligroso es que se llegue desbarrancar uno de los hoyos y quede uno enterrado,” Juan Pablo Castro, cuarta generación de buscador de rosas.

Con herramientas rudimentarias los Castro cavan más de siete metros de profundidad para después bajar solo con una cuerda y llegar hasta estas formaciones rocosas impresionantes por su belleza natural.

“En el hoyo que se hace pueden salir muchas, pueden salir pocas, puede salir nada, pueden salir chicas, pueden salir grandes, nunca se sabe que hay abajo.”

La perfecta combinación de yeso, agua, arena y el trabajo de filtración de la naturaleza forma cristales de formas caprichosas como las  rosas que nunca se marchitan.

“Es un orgullo porque la información que tenemos es cosa de que nada más en esta parte hay así es de que si es un orgullo.”

Y en ocasiones extraños guardianes de estos tesoros impiden que se llegue hasta ellos haciendo más místicos y preciados estos cristales de arena.

No se pierda la segunda parte a las 5PM y 10PM por Noticias 26 donde Luis Escalera nos  muestra otros tesoros donde alegan se ven figuras de extraterrestres.

 




Nuesotrs Héroes

Las Más Leídas

Las Más Leídas

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui