Las enfermedades de humanos que también pueden padecer los animales

Foto: Pixabay

En los últimos años han aumentado las consultas al veterinario por problemas de este tipo.

(NOTICIAS YA).-Hay enfermedades crónicas muy comunes en los humanos que también pueden afectar a una mascota,  publicó el sitio Infobae.

Problemas como diabetes, tiroides o epilepsia son algunas de las enfermedades que padecen muchos animales en más casos de lo que creías publicó Pulzo.

En los últimos años, han aumentado las consultas al veterinario por problemas de este tipo. Citando a la fuente, estas son las tres enfermedades comunes de los humanos que los  animales también pueden padecer:

Diabetes. La tendencia creciente de esta epidemia en los humanos durante también ha afectado a los perros y gatos, según Stijn Niessen, veterinario del Royal Veterinary College en Londres, Reino Unido (RVC).

"Los gatos están programados para ser cazadores pero ahora viven en departamentos en la ciudad donde hacen poco ejercicio. También se los alimenta con mucha frecuencia, como una forma equivocada de darles afecto", explicó Niessen.

Por otra parte los perros son más propensos a desarrollar diabetes tipo 1, en la que el sistema pierde la capacidad de producir insulina. Asimismo los síntomas más recurrentes de esta enfermedad en ambos animales son la sed constante, la necesidad de orinar con frecuencia y la pérdida de peso.

Problemas de tiroides. Al igual que en los humanos, está condición se presenta cuando la glándula tiroides en el cuello produce un exceso de hormonas.

Los dueños de mascotas pueden detectar este problema cuando la mascota se muestra más cansada de lo normal, más lenta, y más gorda. Algunos de estos síntomas también se manifiestan en los humanos con hipotiroidismo.

Epilepsia. A veces los síntomas de la epilepsia son difíciles de diagnosticar. Es un padecimiento que puede provocar convulsiones mucho más común en los perros que en los gatos.



Las enfermedades de humanos que también pueden padecer los animales

En los últimos años han aumentado las consultas al veterinario por problemas de este tipo.