Escuelas en Texas permanecerán cerradas el próximo semestre

(NOTICIAS YA).- La semana pasada este la Agencia de Educación de Texas (TEA) emitió una orden para exigir que las escuelas debían iniciar clases presenciales pese a la pandemia para no perder fondos federales, pero este miércoles la agencia confirmó al Texas Tribune que las escuelas pueden permanecer cerradas sin arriesgar dicha ayuda gubernamental. En […]

(NOTICIAS YA).- La semana pasada este la Agencia de Educación de Texas (TEA) emitió una orden para exigir que las escuelas debían iniciar clases presenciales pese a la pandemia para no perder fondos federales, pero este miércoles la agencia confirmó al Texas Tribune que las escuelas pueden permanecer cerradas sin arriesgar dicha ayuda gubernamental.

En la orden emitida hace unos días, se exigía a las todas la escuelas publicas de Texas abrir sus puertas para que los alumnos pudieran recibir la instrucción en persona para los estudiantes que así lo deseen y daba a los distritos escolares un periodo de transición de solo tres semanas para pasar de clases virtuales a clases presenciales.

Asegurando que aquel distrito que siguiera ofreciendo clases virtuales después de las primeras tres semanas del ciclo escolar podría perder fondos estatales lo cual afectaría considerablemente a las escuelas.   Pero los funcionarios de TEA confirmaron el miércoles que continuarían financiando distritos escolares si los funcionarios de salud locales les ordenan permanecer cerrados, siempre que ofrezcan instrucción remota para todos los estudiantes.

Luego de que el número de contagios y muertes por COVID-19 se dispararan en Texas, el gobernador Greg Abbott indicó que daría a los distritos escolares una mayor flexibilidad para permanecer virtuales durante más de tres semanas. Debido a que funcionarios de salud advierten que la reapertura de las escuelas en áreas con mucha propagación comunitaria elevaría las cifras de casos.

Los funcionarios de salud de El Paso y Laredo estuvieron entre los primeros en emitir esos mandatos la semana pasada, pidiendo que los alumnos de escuelas públicas y privadas no volvieran a los planteles hasta después del 7 de septiembre.

Una encuesta del Proyecto de Política de la Universidad de Texas mostró recientemente que el 65% de los texanos dijeron que no era seguro que los niños volvieran a la escuela. Y los sindicatos de docentes están alentando a sus miembros a buscar vías legales para quedarse en casa, incluyendo renunciar o retirarse temprano, en lugar de verse obligados a regresar a las aulas mientras aumentan los casos.

 



Escuelas en Texas permanecerán cerradas el próximo semestre