Fallece el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu

JOHN STILLWELL/POOL/AFP via Getty Images

A medida que el gobierno se volvió cada vez más opresivo, deteniendo a los negros, estableciendo leyes onerosas, Tutu se volvió cada vez más franco.

(NOTICIAS YA).-El arzobispo sudafricano Desmond Tutu, ganador del Premio Nobel de la Paz, falleció a los 90 años. Su buen humor, mensaje inspirador y trabajo por los derechos civiles y humanos lo convirtieron en un líder venerado durante la lucha para acabar con el apartheid en Sudáfrica.

En un comunicado, el presidente de Sudáfrica Cyril Ramaphosa expresó sus condolencias a la familia y amigos de Tutu, llamándolo "un patriota sin igual".

"Un hombre de extraordinario intelecto, integridad e invencibilidad contra las fuerzas del apartheid, también era tierno y vulnerable en su compasión por aquellos que habían sufrido opresión, injusticia y violencia bajo el apartheid y en todo el mundo", dijo Ramaphosa.

Tutu había estado mal de salud durante años. En 2013, se sometió a pruebas para detectar una infección persistente y fue ingresado en el hospital varias veces en los años siguientes.

Durante seis décadas, Tutu, conocido cariñosamente como "el Arch" (diminutivo de arzobispo en inglés), fue una de las voces principales en exhortar al gobierno sudafricano a poner fin al apartheid, la política oficial de segregación racial del país.

Después de que el apartheid terminó a principios de los años 90 y Nelson Mandela se convirtió en presidente del país, Tutu fue nombrado presidente de la Comisión de Verdad y Reconciliación de Sudáfrica.

El trabajo de Tutu en materia de derechos humanos y civiles le valió importantes honores de todo el mundo. El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad en 2009. En 2012, la Fundación Mo Ibrahim otorgó a Tutu una subvención de US$ 1 millón por "su compromiso de toda la vida de decir la verdad al poder". Al año siguiente, recibió el premio Templeton por su "trabajo de toda una vida en la promoción de principios espirituales como el amor y el perdón, que ha ayudado a liberar a personas de todo el mundo".

En particular, recibió el premio Nobel de la Paz de 1984, siguiendo los pasos de su compatriota Albert Lutuli, quien recibió el premio en 1960.

El Nobel consolidó el estatus de Tutu como una figura instrumental en Sudáfrica, una posición que ganó a raíz de las protestas contra el apartheid. A pesar de la ira por la política dentro de Sudáfrica, así como de la desaprobación global generalizada (el país fue excluido de los Juegos Olímpicos desde 1964 hasta 1988), el gobierno sudafricano reprimió la oposición, prohibió el partido político del Congreso Nacional Africano y encarceló a sus líderes, entre ellos Mandela.

Dependió del clero tomar la iniciativa al hablar, dijo el reverendo Frank Chikane, ex director del Consejo de Iglesias de Sudáfrica y colega de Tutu.

"Llegamos al punto en que la iglesia era protectora de la gente, que era la voz de la gente", dijo Chikane a CNN.

Desmond Mpilo Tutu nació el 7 de octubre de 1931 en Klerksdorp, una ciudad de la provincia sudafricana de Transvaal. Su padre era maestro y su madre era trabajadora doméstica, y el joven Tutu tenía planes de convertirse en médico, en parte gracias a un brote de tuberculosis en la infancia, que lo llevó al hospital durante más de un año. Incluso calificó para la escuela de medicina, dijo.

Pero sus padres no podían pagar los honorarios, por lo que la enseñanza lo atrajo.

"El gobierno otorgaba becas para personas que querían convertirse en maestros", dijo a la Academy of Achievement. "Me convertí en maestro y no me he arrepentido".

A medida que el gobierno se volvió cada vez más opresivo, deteniendo a los negros, estableciendo leyes onerosas, Tutu se volvió cada vez más franco.

"Era una de las personas más odiadas, particularmente por la Sudáfrica blanca, debido a la postura que adoptó", dijo a CNN el ex miembro de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, Alex Boraine.

Se retiró del servicio público en 2010, pero no tuvo miedo de asumir posiciones controvertidas. Pidió un boicot a Israel en 2014 y dijo que el expresidente de EE.UU. George W. Bush y el ex primer ministro británico Tony Blair deberían ser "obligados a responder" en la Corte Penal Internacional por sus acciones en torno a la guerra de Iraq.

Pero también se distinguió por su sentido del humor, encarnado en una risa única y distintiva.

Mientras visitaba "The Daily Show" en 2004, rompió con las bromas de Jon Stewart. Y se burló de la entrevistadora de "On Being" Krista Tippett en 2014, reprendiéndola por no ofrecerle los mangos secos, su favorito, que ella había traído.

Sin embargo, a pesar de todos los elogios y la fama, le dijo a CNN que no se sentía como un "gran hombre".

"¿Qué es un gran hombre?" dijo. "Solo sé que he tenido oportunidades increíbles, increíbles ... Cuando te destacas entre la multitud, siempre es solo porque te llevan sobre los hombros de otros".

A pesar de todas sus buenas obras, agregó, puede haber otra razón por la que tenía tantos seguidores.

"Me llevaron sólo porque tengo esta nariz grande", dijo. "Y tengo este nombre fácil, Tutu".

A Tutu le sobrevive su esposa durante más de 60 años, Nomalizo Leah Tutu, con quien tuvo cuatro hijos, Trevor, Theresa, Naomi y Mpho.



Fallece el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu

A medida que el gobierno se volvió cada vez más opresivo, deteniendo a los negros, estableciendo leyes onerosas, Tutu se volvió cada vez más franco.