Una Luz En Las Tinieblas

En ocasiones no valoramos nuestra salud y es porque estamos acostumbrados a sentir, oler, degustar nuestros alimentos, a oír. Los llevare al mundo de una mujer, que perdió la capacidad de ver, pero no de ser una visionaria. Para muchos ver, lo dan por hecho, es parte de sus vidas para otros es un tesoro […]

En ocasiones no valoramos nuestra salud y es porque estamos acostumbrados a sentir, oler, degustar nuestros alimentos, a oír. Los llevare al mundo de una mujer, que perdió la capacidad de ver, pero no de ser una visionaria.

Para muchos ver, lo dan por hecho, es parte de sus vidas para otros es un tesoro perdido, con el cual, aprenden a vivir,"

De National Health Interview Survey (NHIS) estableció que unos 20.6 millones de adultos tienen problemas para ver
desde que nací soy diabética y a los 30 años me quede ciega por complicaciones de la diabetes. Macarena, nació amando y apreciando el rostro de sus padres, de sus seres queridos.

Formo un hogar, su vida en familia era casi perfecta, pero un día las imágenes se fueron convirtiendo en recuerdos, las ventanas del alma se fueron cerrando casi de un día para otro.

"Tenía como una cortina de huma que me estaba tapando y en cuestión de 2 semanas me quede sin vista completamente," explica Macarena, perdió la vista.

La vista prácticamente se le escapó de las manos como arena entre los dedos.

"Al otro día de la cirugía el doctor me dice sabes que lo siento mucho no hay nada que hacer no puedes recuperar tu vista," agrega Macarena.

Macarena tenía dos opciones caer en depresión o aceptarlo y esto fue lo que decidió apoyada por su familia y en sus hermanas.

"Eso no la detuvo como quiera andaba para arriba y para abajo ya después de un periodo de adaptación ya los taxistas la conocían ,sabía por dónde ir los niños sabían cómo dirigirla," dice Gabriel Peña, esposo de Macarena.

Los cambios son difíciles, y lo que se venía para macarena era un reto, era un cambio de vida.

Salir a un mundo no diseñado para ciegos, era el reto principal, aprender y dejar que la naturaleza agudizará sus sentidos para su nueva realidad.

"Fíjate que mucha gente cree que estar ciego es ver totalmente oscuro negro pero es como una neblina blanca muy brillante que no puedo ver nada atreves de esa neblina," dice Macarena.

Macarena se auto describe como ciega y asegura que tiene visiones sobre su vida, sus aspiraciones, de hecho nunca se ha detenido en pesar en su discapacidad y por ello ha llegado a ser la coordinadora de un departamento federal.

"Prefiero no usar la palabra invidente y a mí siempre me gusta decir que yo no soy invidente sino que soy ciega porque yo si tengo visión de lo que soy y de lo que quiero ser," así lo explico Macarena.

Hay seres humanos que se sobreponen y viven con la ceguera. Pero macarena ha ido más allá en un mundo que ve.



Una Luz En Las Tinieblas