"Maldito judío" escuchó Roman Kent toda su infancia

“No seas un observador inerte. La indiferencia y el silencio de la gente desembocaron el Holocausto”.

(NOTICIAS YA).- ¿Pueden matar las palabras? Eso se cuestiona Roman Kent, uno de los sobrevivientes del terror del Holocausto, en el día que conmemora la liberación de prisioneros judíos del campo de concentración en AuschwitzKent habló el pasado 27 de enero de 2016 ante la UNESCO en París sobre el tema que aún afecta a millones de personas.

"La mayoría de los conflictos comienzan con palabras y en el contexto del Holocausto. Durante la guerra, los nazis dejaron bien claro que no consideraban que los polacos o los eslavos fueran seres humanos, y que estos se encontraban un escalón por encima de los judíos", señala el octagenario.

"Maldito judío", escuchaba decir Kent a los niños de su edad camino a su escuela en Polonia. Pero él sabía que esas palabras eran el primer paso para deshumanizarlo.

Kent logró sobrevivir al Holocausto y ahora dirige la Fundación Judía para los Justos y la Asociación Estadounidense de Judíos Supervivientes del Holocausto.

¿Cómo sobrevivió a los campos de concentración?

Kent nació en 1929 en Lodz, Polonia cuando su familia fue dividida por los nazis en 1939. Todos fueron encarcelados en un ghetto local donde perdió a su padre por desnutrición en 1943.

En 1944, el ghetto fue cerrado y su familia deportada a Auschwitz, donde fue separado junto a su hermando Leon de sus hermanas y su madre. Los jóvenes pasaron saltaron en distintos campos de concentración hasta 1945 donde en una marcha fueron liberados por el ejército de los Estados Unidos.

Los hermanos se enteraron tiempo después que su madre había muerto en Auschwitz pero que sus hermanas habían sobrevivido. Sólo una de ella murió unos meses después.

Roman y Leon emigraron a Atlanta donde fueron adoptados por una familia. Kent terminó casándose con otra sobreviviente y se convirtió en un exitoso empresario, aunque dedica la mayor parte de su tiempo a ser activista para educar sobre lo ocurrido en el Holocausto.

Tendemos a suavizar el pasado

"En 50 o 100 años la gente leerá que murieron 6 millones de personas. No. Fueron asesinadas. Entiendo que la gente quiera vivir en un cuento de hadas porque los hechos son demasiado brutales. Es difícil de absorber. Sé que mucha gente no podría dormir por las noches si supieran lo que realmente pasó pero debemos hacerlo", dice Kent sobre la tendencia de los medios a maquillar los hechos que ocurrieron en la guerra.

"La gente dice que "perdieron" o "fallecieron" 6 millones de personas. No se perdieron. No se trasladaron a otro lugar. Fueron encarcelados, hambreados, torturados, asesinados y quemados. Es difícil escucharlo pero es la verdad que debe ser preservada para que no vuelva a sucede otro Holocausto", declaró en un comunicado de la UNESCO.

“No seas un observador inerte. La indiferencia y el silencio de la gente desembocaron el Holocausto”.

A Survivor's Journey: The Life of Roman Kent from www.JFR.org on Vimeo.



"Maldito judío" escuchó Roman Kent toda su infancia

“No seas un observador inerte. La indiferencia y el silencio de la gente desembocaron el Holocausto”.