consumo carne
Pixabay
consumo carne
Pixabay

Hábitos alimenticios actuales causarían catástrofes climáticas en 2050

Es importante cambiarlos ahora para asegurar el futuro

(NOTICIAS YA).-Un nuevo reporte sobre cambio climático asegura que, mientras la población humana aumenta, los hábitos alimenticios deben cambiar si es que queremos tener comida suficiente para todos y no acabar con el planeta.

Las personas en países más ricos deben reducir su consumo de carne de res y cordero si es que queremos tener los recursos suficientes para alimentar a una población mundial de diez mil millones de personas, de acuerdo a un nuevo reporte de la World Resources Institute, o Instituto de Recursos del Mundo.

LEE: Tenemos menos de 2 años para evitar un cambio climático catastrófico

Para el año 2050, será necesario producir al menos 50% más alimentos para poder sostener a la población. No obstante, esto pone en riesgo al planeta debido al aumento de emisiones de gases que contribuyen al cambio climático. En el mismo periodo, se deben reducir en al menos dos terceras partes para no crear una catástrofe ambiental.

Es decir, para llegar y sobrevivir más allá del año 2050, la comida se tendrá que producir sin dañar más al ambiente.

Actualmente, el 86% de las tierras de cultivo del planeta son utilizadas en la producción de carne de res y lácteos, responsables del 60% de las emisiones de gases a la atmósfera de la agricultura.

Además de producir más comida sin consumir más terreno, los otros dos pasos claves para sostener al planeta serán reducir el consumo de carne y eliminar el desperdicio de comida.

LEE: El mundo está peligrosamente cerca del límite del cambio climático

Tim Searchinger, del WRI y de la universidad de Princeton, dice que “si intentáramos producir todos los alimentos necesarios en 2050 utilizando los sistemas de producción actuales, el mundo tendría que convertir la mayor parte de su bosque restante, y solo la agricultura produciría casi el doble de las emisiones permitidas de todas las actividades humanas”.

El reporte fue presentado en un encuentro de las Naciones Unidas en Polonia, las conclusiones fueron:

  • Reducir el consumo de carne drásticamente es esencial si queremos evitar un cambio climático severo
  • Evitar la carne y los lácteos es la mejor manera en que, como individuos, las personas pueden reducir su huella ambiental
  • El sistema global de alimentación está “roto”, pues millones de personas sufren hambre mientras el resto sufre obesidad
  • El sistema global de alimentación requiere una transformación radical, incluyendo el “cambio de dieta generalizado”

La digestión de las vacas y otro ganado genera gases dañinos para la atmósfera. El consumo de carne contribuye únicamente al 3% de las calorías consumidas en los Estados Unidos, pero genera la mitad de las emisiones de gases dañinos a la atmósfera.

La recomendación es que al menos dos mil millones de personas en países incluyendo a los Estados Unidos, Brasil y Rusia, disminuyan en al menos 40% su consumo de carne, limitándolo a 1.5 porciones a la semana.

LEE: Cambio climático afectará economía y matará a miles

Asimismo, campañas para cambiar las conductas de consumidores con el fin de promover un menor consumo de la carne, así como políticas públicas como reducir la cantidad de carne que se da de comer en las escuelas, son pasos que se sugiere tomar.

Una manera de reducir la demanda de comida es controlar la población. Políticas que acerquen la educación y salud reproductiva, principalmente a mujeres de países en desarrollo, fue la recomendación principal.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui