colmillo
Pixabay
colmillo
Pixabay

Publicación de padre sobre su recién nacido provoca inspección policial

Un post en Facebook que él tomó como broma parece que inquietó por mucho a alguien que llamó a la policía

(NOTICIAS YA).- Un padre de Ohio se quedó completamente sorprendido cuando dos policías llamaron a su puerta para checar el bienestar de su hijo recién nacido y preguntarle si lo había alimentado con salsa picante.

Paul Dawson se quedó lloroso por la visita de la policía de Cleveland, quien se disculpó y se fue rápidamente después de que se señaló su malentendido.

Según detalla el Daily Mail, los mismos agentes reconocieron ante el padre que ni siquiera habían leído la publicación de Facebook que provocó su “investigación”, y que evidentemente se trataba de una broma.

LEE: Hallan cadáver de recién nacido en una nevera portátil el Día de Reyes

Aparentemente, a los bebés de cinco días no les gusta cuando sus papás se meten los dedos en la boca después de comer alas calientes. Sin querer por cierto. Lol”, fue lo que escribió en Facebook el padre primerizo.

La publicación se realizó después de que la pareja visitó una sucursal de TGI Fridays en Stockton-on-Tees, en compañía de su hijo que ese día tenía apenas cinco días de nacido, que nació en Año Nuevo.

Dawson, de 39 años, explicó que su esposa, Laurencia, estaba alimentando al pequeño Ben mientras él comía sus alitas de pollo.

Cuando ella terminó de darle pecho al bebé le pidió al padre que lo sostuviera para ella poder comer.

El padre asegura que se limpió las manos con una servilleta y sin ser consciente de lo que recién había comido metió su nudillo en la boca del bebé intentando que dejara de llorar.

LEE: Confirman negligencia de un hospital en la muerte de 25 recién nacidos

“Ben hizo una mueca graciosa y eso fue todo”, explicó el padre.

Al parecerle graciosa la mueca de su hijo, fue cuando decidió compartir la experiencia en Facebook, sin imaginar las consecuencias que tendría.

Solo dos días después recibió la visita de los agentes, que llegaron diciéndole que fue acusado de alimentar a su bebé con salsa picante.

Los padres se mostraron molestos y consternados ante la visita de los agentes.

Laurencia no dudo en cuestionar a los agentes sobre si habían leído la publicación de Facebook, ellos respondieron que no y terminaron sumamente avergonzados después de leer lo que el padre había publicado.

LEE: Madre es acusada junto a novio de la brutal muerte de su recién nacido

Los oficiales se disculparon y admitieron que no había motivos para que hubieran sido llamados.

Un portavoz de la Policía de Cleveland dijo: “La policía recibió una llamada de un miembro del público en relación con la preocupación por el bienestar de un bebé el martes 8 de enero.

“Como resultado, dos oficiales fueron enviados a una dirección en Stockton para hablar con los padres del bebé para comprender las circunstancias del informe. Los oficiales estaban satisfechos de que el bebé estaba sano y salvo y no se llevaron a cabo más investigaciones”, fue lo que informó la policía, según detalla el Daily Mail.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui