No más "Green Cards" y visas de trabajo bajo orden de Trump

El presidente anunció que emitirá una orden ejecutiva que suspendería temporalmente toda la inmigración a EE.UU.

(POLÍTICA YA). – Ante la ola de críticas por la forma en que ha manejado la crisis ocasionada por el coronavirus, el presidente Donald Trump ha recurrido ahora a su solución favorita a cualquier problema: limitar la inmigración.

LEE TAMBIÉN: TRUMP FIRMARÁ ORDEN PARA SUSPENDER LA INMIGRACIÓN HACIA ESTADOS UNIDOS

Así lo anunció Trump el lunes en la noche por Twitter, al decir que emitirá una orden ejecutiva que suspendería temporalmente toda inmigración de otros países, a pesar de que Estados Unidos tiene más casos confirmados de coronavirus que cualquier otro país del mundo, con más de 789,000 infectados y 42,458 muertes.

“En vista del ataque del ‘Enemigo Invisible’, así como la necesidad de proteger los trabajos de nuestros GRANDES Ciudadanos Estadounidenses (sic), firmaré una Orden Ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración hacia los Estados Unidos”, dice el tuit del mandatario.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron al diario The Washington Post que la orden ejecutiva podría firmarse tan pronto como este mismo martes, pero no estaba claro si los funcionarios de la administración habían trabajado con las implicaciones legales y prácticas de cerrar completamente el sistema de inmigración del país.

ORDEN FORMAL

No está claro sobre qué base legal se fundamentará Trump para cerrar el país a la inmigración. Se desconoce además cuánto durará la suspensión y qué sucederá con las solicitudes que se están procesando actualmente.

LEE TAMBIÉN: LA INMIGRACIÓN EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

Pero, como consecuencia, se espera que en los próximos días la Casa Blanca emitirá una orden formal que prohibirá temporalmente la provisión de nuevas tarjetas de residencia permanente, o “Green Cards”, y visas de trabajo, según informaron varias personas familiarizadas con el plan al diario The New York Times.

Tampoco se aprobarían nuevas solicitudes de extranjeros para vivir y trabajar en EE.UU. por un período de tiempo indeterminado, cerrando efectivamente el sistema legal de inmigración de la misma manera que el gobierno ha clausurado la entrada de extranjeros por la frontera sur, como medidas para supuestamente controlar la propagación del coronavirus.

A los trabajadores que durante años recibieron visas para realizar trabajos especializados en EE.UU. también se les negaría el permiso para entrar al país, aunque algunos trabajadores en algunas industrias consideradas críticas podrían estar exentos de la prohibición, dijeron personas familiarizadas con las intenciones del presidente.

Muchos países han tomado medidas para limitar los viajes debido al coronavirus, pero la de Trump para restringir los viajes desde Canadá, México, China y la Unión Europea, además de esta prohibición de toda inmigración legal, es de las más extremas.

Los demócratas calificaron la decisión de Trump como "xenófoba”, y acusaron al presidente de tratar a los inmigrantes como "chivos expiatorios".

Jerrold Nadler, representante demócrata de Nueva York, tuiteó: "La verdad es que muchos inmigrantes están en nuestra primera línea, protegiéndonos como médicos, enfermeras, asistentes de salud, trabajadores agrícolas y trabajadores de restaurantes".

 



No más "Green Cards" y visas de trabajo bajo orden de Trump

El presidente anunció que emitirá una orden ejecutiva que suspendería temporalmente toda la inmigración a EE.UU.