Entrevista con Virlán García: la guitarra que afinó el diablo

Siempre me pareció interesante el sonido que crearon las nuevas generaciones. Esa forma de darle la vuelta al regional de sombrero y botas, y elevarlo a un concepto tan creativo que se convertiría en el nuevo rockstar mexicano, me voló por completo la cabeza. De ahí mis ganas de conversar con uno de los músicos […]

Siempre me pareció interesante el sonido que crearon las nuevas generaciones. Esa forma de darle la vuelta al regional de sombrero y botas, y elevarlo a un concepto tan creativo que se convertiría en el nuevo rockstar mexicano, me voló por completo la cabeza. De ahí mis ganas de conversar con uno de los músicos que lo ha hecho posible: Virlán García.

Cuando lo conocí me pareció un artista impecable y con uno de los sonidos más hipnóticos que había escuchado hasta ese entonces. Desde su forma de tocar la guitarra, que a mí gusto está a la altura de cualquier lead guitar de los 90, hasta su estilo de componer y de contar historias sobre las melodías, se puso en mi top de charlas que estaba esperando y que estaba seguro de que iba a disfrutar.

Tomando en cuenta que Virlán está experimentando constantemente y que se ha hecho de nombre por llevar al género a lugares inexplorados, nuestra plática tenía que empezar por ese lado. Y es que con el lanzamiento de Híbrido (2021), el sinaloense de 24 años abrió la puerta hacia un nuevo mundo de posibilidades, inspirando a otros a arriesgarse a encontrar su versión más artística.

Fue así que empezamos platicar sobre el concepto del Híbrido (2021) y de la historia de terror que lo representaba: "Híbrido es la mezcla de dos especies diferentes. En este caso va más allá de lo físico, va más al lado espiritual, el lado angelical y el lado demoniaco de Virlán. En el disco es lo mismo por ejemplo, tiene un lado romántico y un lado de corridos, un lado agresivo y otro para enamorados, ¿Me entiendes? son como dos cosas a la vez. 'Híbrido' también es un corrido que dice mucho. Habla de cosas muy crudas y muy fuertes, de traición y de hipocresía, entonces si la rola era fuerte, el video tenía que ser fuerte también".

El clip que el mismo Virlán protagonizó caracterizado de demonio, ya cuenta con más de 20 millones de reproducciones en YouTube y expone la facilidad con la que nuestro invitado se mueve en la escena y como el regional se está adaptando a su visión creativa: "Hicimos una lluvia de ideas y empezamos a imaginar  cómo podía ser el video hasta que salió un resultado increíble que la raza aceptó muy bien. Luego se hizo viral en TikTok porque siento que es el primer corrido que habla de una tiradera, ¿Me explico? Dimos en el clavo con ese corrido y mucha gente se identificó porque es algo que pasa en la vida de cualquier persona, que hay traición, hipocresías, entonces en ese momento yo estaba frustrado, enojado y saqué mis sentimientos y la raza se identificó porque es algo que pasa.

La charla continuó hacia su estilo en la guitarra, ya que el sello de Virlán se refleja en gran parte en los rasgueos de su compañera que acompañan el tono bajo de su voz: "El estilo de Virlán es muy peculiar, sobre todo en el mundo de las guitarras, en la música campirana o sierreña como la llaman, la gente se ha dado cuenta de que escuchan una rola mía y saben que es Virlán. El estilo que creamos entre Carlos Ulises, un morro que es de Sonora, y yo, abrió camino y elegimos las guitarras porque nos gustaba el estilo de música de "Los Migueles", de "Bertin & Lalo", un estilo muy bonito de música de campo".

Pensar que con su guitarra Virlán llegaría a convertirse en uno de los máximos exponentes del género era un sueño lejano, pero es que con su talento e imaginación no solo logró lo que estaba buscando, sino que ahora es un ícono mexicano que está reinventando la escena e impulsando con sus corridos el movimiento: "Es de respetarse y de admirarse porque por algo está sonando y a la gente le llama la atención, quiere decir que están haciendo las cosas bien y pues me sumo a la causa porque representa mucho para nuestra música. Ahora la gente de otros países  quiere venir a hacer regional mexicano y es algo que antes era casi imposible, como un tabú que se rompió y gracias a Dios hoy ya la música regional mexicana está llegando a otro nivel".

En cuanto a los corridos y las colaboraciones que ha tenido con otros artistas, Virlán se muestra entusiasmado y en completo apoyo a la causa, ¿Será que pronto podremos escuchar una fusión de estilos a su manera?

"A mí me gustan los corridos tumbados, los corridos de antaño, la música no deja de ser música y yo siempre la disfruto. Trato de disfrutar cada subgénero y eso de los corridos tumbados es un rollo nuevo, una nueva generación, en la que yo no entró totalmente, pero al mismo tiempo sí porque es una ola que viene fuerte e incluso soy amigo de muchos exponentes".

Virlán vestía de negro reflejando esa naturaleza híbrida de la que habíamos hablado. Cuando profundizamos en el tema del corrido, me decidí por preguntar sobre los prejuicios que existen en el narcocorrido y de que a pesar que ya hay más apertura y público, el género sigue siendo señalado: "Yo creo que hay música para todo. Siempre he dicho que hay música para reírse, música para bailar, música para llorar, música para enamorarse y los corridos existen desde la época de la revolución no los inventé yo, ¿Me entiendes? Es música, es arte y dicen que el arte imita a la realidad, entonces eso es lo que hacen los corridos".

"Mucha gente piensa que los corridos generan violencia y es todo lo contrario, los corridos se basan en cosas que la gente vive o que la gente ve y es igual en las canciones de amor, ¿Quién no se ha enamorado? Cuando alguien se enamora trata de hacer una canción de eso también y es arte, está basado en la realidad, pero con algo de ficción".

Naturalmente repasamos algunos de los logros de su carrera, pero también charlamos acerca de esos retos que ha enfrentado al paso del tiempo. No todos eran fieles al sonido del corrido y mucho menos eran los jóvenes quienes más lo reproducían: "Yo sé que Virlán ha dejado una escuela a muchas generaciones que ahorita están pegando o van empezando y para mí es bien bonito. Recuerdo al principio que mucha raza decía como de que 'Cómo vas a meter a menores en el género de los corridos' o 'Cómo vas a meter esos tonos raros' y más cosas y pues me valió, no me importó lo que dijeran.

"Rompimos las reglas e hicimos las cosas diferentes y eso ayudó a abrir camino a muchos otros exponentes para no quedarse en lo tradicional. Hubo mucha crítica pero al final del día las nuevas generaciones son las que mandan y son las que están haciendo algo diferente".

Aunque sigue cosechando los éxitos de su último disco, Virlán nos regaló hace unas semanas un nuevo tema en colaboración con Daniel Vázquez que lleva el nombre de 'El Tony', un corrido que pegó duro en redes sociales, sobre todo para aquellos que gustan de prolongar la fiesta todo el fin de semana.

Una muestra de la fuerza artística imparable que Virlán posee y que seguirá dejando tracks de alta calidad: "Híbrido (2021), fue una etapa muy bonita y se cierra un ciclo muy chingón, pero ahora con 'El Tony' tienen el típico corrido mafioso para que la gente siga esperando eso de Virlán. Los corridos pueden ser todo un mundo, un corrido tumbado, un corrido mafioso, un corrido de tiradera, puede ser de muchas cosas y queremos que la gente sepa que seguimos haciendo de todo", concluyó.



Entrevista con Virlán García: la guitarra que afinó el diablo