El estado de Oklahoma planea ejecutar a casi un prisionero por mes en los próxima dos años

Sentencia de muerte
GettyImages- Bernd Obermann

El estado retomó la pena de muerte nuevamente en los últimos meses del año pasado.

(NOTICIAS YA).- De acuerdo a The New York Times, un tribunal de Oklahoma estableció el viernes las fechas de ejecución que tienen planeadas para 25 presos que están condenados a muerte, en la que se fijaron casi todos los meses a un prisionero durante los años 2023 y 2024.

Se tiene pronosticado que las ejecuciones inicien a finales de agosto y den por terminadas hasta diciembre de 2024. Los individuos que han sido condenados a muerte ya no cuentan con más recursos para buscar una apelación en sus sentencias; sin embargo, en los últimos años no habían recibido este castigo, ya que Oklahoma dejó de aplicar la pena de muerte en 2015 por distintas ejecuciones que resultaron fallidas.

El estado retomó la pena de muerte nuevamente en los últimos meses del año pasado.

A pesar de que ya contaban con este tipo de sentencia, las ejecuciones de los prisioneros se vieron pospuestas debido a una demanda que sufrieron por una de las drogas utilizadas en las inyecciones implementadas.

Según el Centro de Información Sobre La Pena de Muerte, en caso de que las ejecuciones salgan tal cual lo previsto, el estado de Oklahoma asesinaría a 10 presos al año en 2023 y 2024, la primera vez que ejecutan a demasiados prisioneros desde 2003.

John O’Connor, fiscal general de Oklahoma, pidió que la corte debe agendar las fechas para los prisioneros (todos fueron condenados por asesinato), al igual que mencionó que los familiares de las víctimas han esperado por justicia durante bastante tiempo.

“Son valientes e inspiradores en sus continuas expresiones de amor por los que perdieron”, dijo O'Connor en un comunicado.

Los abogados de los hombres condenados a muerte hicieron mención que varios de ellos se declaran como inocentes, mientras que dicen que otros padecen de enfermedades mentales graves o han intentado redimirse cuando estaban en prisión.

El primer individuo que está agendado es James A. Coddington, quien admitió en el juicio que mató a un compañero de trabajo de 73 años con un martillo en 1997, debido a que Albert Hale, su compañero de trabajo, no le prestó dinero para comprar drogas.

A pesar de esta situación, la abogada, Emma Rolls, dice que no debería recibir la pena de muerte por el asesinato que cometió. “James es el cliente más profundamente y sinceramente arrepentido que he representado”, añadió Rolls.



El estado de Oklahoma planea ejecutar a casi un prisionero por mes en los próxima dos años

El estado retomó la pena de muerte nuevamente en los últimos meses del año pasado.