El Senado desestima el juicio político contra Alejandro Mayorkas

(CNN) — El Senado desestimó este miércoles los artículos de juicio político contra el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, apenas iniciado el juicio histórico contra el secretario del Gabinete.

Los artículos de juicio político eliminados por el Senado fueron por «negativa deliberada y sistemática a cumplir con la ley» y «violación de la confianza pública».

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, abrió el procedimiento ofreciendo un acuerdo de tiempo a los republicanos que habría permitido una cierta cantidad de debate en el pleno y votaciones sobre las resoluciones del juicio y cuestiones de orden antes de una eventual votación para desestimar el caso.

El senador republicano Eric Schmitt, de Missouri, se opuso, diciendo que no aceptaría una propuesta que concluiría con un paso «sin precedentes» en la historia de EE.UU. de desestimar un caso de juicio político sin llegar a juicio. Muchos republicanos querían un acuerdo porque les habría permitido pronunciar discursos en el pleno sobre por qué creen que debería celebrarse un juicio completo y otros puntos. Sin él, no tienen permitido hablar en el pleno -a menos que obtengan el consentimiento unánime- excepto en forma de cuestiones de orden que serían leídas por el presidente del tribunal.

Schumer presentó entonces una moción para someter a votación la anulación del primer artículo del juicio político porque «no alega una conducta que alcance el nivel de delito grave o falta», como exige la Constitución. Tras varias votaciones de procedimiento, el Senado aprobó la moción por 51 votos a favor, 48 en contra y un voto «presente», con lo que se anuló el primer artículo del juicio político.

Tras varias votaciones de procedimiento más, la moción de Schumer para someter a votación el segundo artículo también fue aprobada, anulando el segundo artículo del juicio político por 51 votos a favor y 49 en contra.

Mayorkas es el primer secretario de Estado sometido a juicio político en casi 150 años. Los republicanos de la Cámara de Representantes votaron a favor del juicio político de Mayorkas en febrero por su gestión de la frontera sur por un margen estrecho, tras fracasar en su primer intento.

La Cámara remitió los artículos del juicio político al Senado el martes y los senadores prestaron juramento como jurados el miércoles. Era muy dudoso que la cámara votara a favor de la condena, que requeriría una mayoría de dos tercios de los votos, un requisito muy difícil de superar.

Los demócratas han tachado el juicio político de artimaña política, afirmando que los republicanos no tenían una base válida para ello y que los desacuerdos políticos no justificaban un juicio político constitucional de un funcionario del Gabinete, un procedimiento que rara vez se utiliza.

«Queremos abordar esta cuestión con la mayor celeridad posible», dijo Schumer en declaraciones ante el pleno el martes. «El juicio político nunca debe utilizarse para resolver un desacuerdo político».

Y añadió: «Hablando de precedentes horribles. Esto sentaría un precedente terrible para el Congreso. ¿Cada vez que hay un acuerdo político en la Cámara, lo envían aquí y ponen al Senado en un aprieto para someterlo a un juicio político? Eso es absurdo. Es un abuso del proceso. Eso es más caos».

Ya hay reacciones al juicio político contra Mayorkas 6:54

Muchos republicanos se oponen a una destitución rápida

Sin embargo, varios republicanos del Congreso han criticado la perspectiva de una rápida destitución o un traslado a la mesa.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, dijo el martes que los senadores tienen la responsabilidad “rara” y “solemne” de considerar los artículos del impeachment y dijo que se opondría a cualquier intento de presentarlos.

«Como corresponde a una responsabilidad tan solemne y rara como la de convocar un tribunal de juicio político, tengo la intención de prestar a estos cargos toda mi atención», dijo.

El republicano de Kentucky dijo además que “Sería indigno del Senado hacer caso omiso de nuestra clara responsabilidad y no dar a los cargos que escucharemos hoy la consideración exhaustiva que merecen. Me opondré enérgicamente a cualquier esfuerzo por presentar los artículos de juicio político y evitaré mirar directamente a la cara la crisis fronteriza de la administración Biden”.

Además, algunos senadores republicanos de ultraderecha tratan de encontrar una manera de forzar un juicio completo, pero no se espera que sus esfuerzos obtengan suficiente apoyo para ser aprobado, según senadores y asesores de ambos partidos.

Mayorkas, bajo escrutinio

Los republicanos atacaron a Mayorkas tan pronto como tomaron el control de la Cámara, culpando al secretario de Seguridad Nacional del alto número de cruces fronterizos mientras el partido enfrentaba presiones de su base para influir en la administración Biden con un tema clave de campaña.

Sin embargo, varios expertos constitucionales han dicho que las pruebas que los republicanos presentaron para el juicio político no alcanzan el alto nivel de delitos y faltas graves establecidas por la Constitución de Estados Unidos.

Mayorkas rechazó las críticas a su gestión, y el DHS calificó el esfuerzo de juicio político en su contra como un ataque político infundado.

La Casa Blanca, por su parte, trabajó para cambiar el guion, citando que los republicanos bloquearon un acuerdo fronterizo bipartidista en el Senado como prueba de que el partido no se toma en serio la seguridad fronteriza.

Los funcionarios de la Casa Blanca y de Seguridad Nacional han estado en comunicación frecuente durante el transcurso de la investigación de juicio político contra Mayorkas, desarrollando estrategias y respuestas mientras presentaban públicamente el juicio como un truco político. Desde que los republicanos lanzaron su esfuerzo para destituir al secretario de Seguridad Nacional, los funcionarios de la administración de Biden han sostenido que Mayorkas planeaba permanecer en el cargo, desestimando la investigación de juicio político del Partido Republicano contra el jefe del DHS como “infundada”.

En cambio, los funcionarios de la Casa Blanca y de Seguridad Nacional desplegaron una estrategia de pantalla dividida, como presentar los procedimientos de la mayoría de la Cámara como una pérdida de tiempo mientras Mayorkas trabajaba con los senadores para llegar a un acuerdo fronterizo.

Después de meses de negociaciones, los republicanos del Senado bloquearon ese importante acuerdo fronterizo bipartidista a principios de este año que habría marcado un cambio duro a la ley de inmigración y habría otorgado al presidente poderes de gran alcance para restringir los cruces de inmigrantes ilegales en la frontera sur.

El acuerdo enfrentó una avalancha de ataques por parte del expresidente Donald Trump y de los principales republicanos de la Cámara de Representantes.

Manu Raju y Priscilla Álvarez de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

FOTOS | Calles y comercios vacíos en Argentina por el paro general del 9 de mayo,
Capturan a comisionado presidencial de El Salvador por presunta corrupción,
La junta escolar de Virginia vota para restaurar los nombres de generales confederados en dos escuelas,
ANÁLISIS | Prepárate para que Donald Trump nunca acepte un resultado electoral,
Ozuna visitó un reclusorio de la Ciudad de México,

Síguenos en Instagram