La milagrosa aparición que hizo a un pueblo guadalupano

Así surge el primer milagro de la Virgen de Guadalupe

(NOTICIAS YA).- La Virgen María se transformó en una mujer morena para lograr que los nativos mexicanos, precolombianos, aceptarán la fe en un solo Dios, desde entonces dejó prendado a un pueblo que ahora es ferviente creyente de sus milagros.

En los años de la conquista la fe católica que impusieron los españoles fue rechazada por los pobladores de América, que creían y tenían varios dioses, al parecer solo un milagro llevaría a una reconciliación.

Y eso fue lo que logró la Santa María de Guadalupe en diciembre de 1531, cuando se le apareció Juan Diego. La Virgen Morena eligió a este indígena chichimeca, ahora un santo canonizado desde 2002 por Juan Pablo II, para llevar su mensaje.

La Virgen del Tepeyac se presentó ante Juan Diego como la madre del único Dios verdadero y le pidió que le fuera construido un templo. Tras esa primera aparición el indígena converso fue inmediatamente con el obispo, pero este no le creyó.

Agobiado, Juan Diego regresa con la Virgen para pedirle que mande ante el obispo a alguien con jerarquía, pero ella insiste en que debe volver a ir. Sin embargo, el obispo sigue sin creer y ahora le pide una prueba física, y creyéndolo un farsante lo manda seguir.

Pero Juan Diego desaparece, no fue con la Virgen sino a ver a su tío Juan Bernardino, quien se encontraba muy enfermo casi a punto de morir.

Ante la inminente muerte de su tío, Juan Diego sale en busca de un sacerdote, intentando esquivar el camino por el que la Virgen se le aparecía. Pero eso no importa, ella vuelve a aparecer ante sus ojos para escuchar su pena.

Así surge el primer milagro de la Virgen de Guadalupe, quien mientras hablaba con Juan Diego se le aparece a su tío para sanarlo y enviarlo con el obispo para que contara todo lo que había visto.

La Virgen consuela a Juan Diego, quien convencido del milagro va por unas flores que coloca en su tilma y lleva al obispo como prueba de las apariciones. Cuando Juan Diego desenvuelve su tilma, y caen las flores, aparece la imagen de la Virgen.

Ante la mirada del obispo y varios testigos, Juan Bernardino dice que la mujer de la tilma fue quien lo salvo. Así, el obispo reconoce el milagro y le manda construir la ermita.

San Juan Diego se consagró al templo del Tepeyac por los próximos 17 años, hasta su muerte. Ahí fue donde la tilma estuvo expuesta al público por primera vez.




La milagrosa aparición que hizo a un pueblo guadalupano

Así surge el primer milagro de la Virgen de Guadalupe