Niña inmigrante en la frontera
John Moore/Getty Images
Niña inmigrante en la frontera
John Moore/Getty Images

Insensible e insensata política de Trump de separar a las familias

El gobierno de Trump tiene ahora la oportunidad de hacer lo correcto y terminar su política de “cero tolerancia” hacia los inmigrantes.

(NOTICIAS YA).- En su afán de demostrar a sus seguidores más fervorosos que él tiene una mano dura para manejar a los inmigrantes indocumentados que cruzan por la frontera con México, el presidente Donald Trump ha establecido una de sus políticas más insensibles e insensatas.

Las fotos de niños en la frontera con rostros de angustia, impotencia, y confusión frente a agentes de la Patrulla Fronteriza son evidencia de que, al final, ellos serán los más afectados por la política de “cero tolerancia” de Trump hacia los inmigrantes.

Eso quedó confirmado con el recuento de la prensa de este fin de semana, tras haber tenido acceso a algunos de los centros de detención en Texas, de haber visto a los niños inmigrantes metidos en jaulas y durmiendo en finos colchones sobre el piso.

El gobierno de Trump dice que su política de “cero tolerancia” es para dar seguimiento a la ley.  Pero no existe una sola legislación que obligue al gobierno a arrancar a los niños de sus padres en la frontera, por lo que la separación de las familias es una medida administrativa que tomó el gobierno de Trump.

La política de “cero tolerancia” exige que todos los inmigrantes capturados en la frontera sin documentos sean sometidos a la justicia como criminales.

Pero, debido a la ley, sus hijos no pueden estar bajo custodia penal, por lo que cerca de 2,000 niños han sido separados de sus padres en las últimas seis semanas, según informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

DOLOR Y ANGUSTIA

Estos niños son arrebatados de sus familias y concentrados en instalaciones que previamente fueron tiendas y almacenes.

Solo podemos imaginarnos el increíble dolor y angustia que deben sentir los padres cuando les son arrancados sus hijos.

Pero, ¿cómo imaginarnos lo que siente un niño cuando se ve solo?

Lo que nos lleva a la pregunta, ¿es esta crueldad necesaria? ¿Engrandece esto a Estados Unidos?

Todo lo contrario, es una política que muestra muy poca compasión hacia niños, no importa de dónde vienen.

No es una cuestión de seguridad, sino de los valores humanos más elementales.

El gobierno de Trump tiene ahora la oportunidad de hacer lo correcto y terminar su política de separar a las familias.

 

 




Nuesotrs Héroes

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui