Coronavirus cobra la vida de un amado taquero mexicano en Seattle

(NOTICIAS YA).- El Coronavirus cobró la vida de Tomás López, un amable taquero que era amado en la comunidad de Seattle.  LEE: Enfermera embarazada muere de Covid-19 pero su bebé sobrevive Aunque Tomás no preparaba los tacos en su establecimiento, él era el alma y la imagen de negocio. Los locales lo conocía por su […]

Thinkstock

(NOTICIAS YA).- El Coronavirus cobró la vida de Tomás López, un amable taquero que era amado en la comunidad de Seattle. 

LEE: Enfermera embarazada muere de Covid-19 pero su bebé sobrevive

Aunque Tomás no preparaba los tacos en su establecimiento, él era el alma y la imagen de negocio. Los locales lo conocía por su amable actitud y la forma en la que saludaba a sus clientes mientras cobraba. 

Sin embargo el pasado 2 de abril Tomás falleció a causa de Covid-19, llenando de tristeza no sólo a sus familiares, sino también a sus clientes que aunque lo conocían sólo de forma casual, genuinamente apreciaban su presencia. 

El hombre de 44 años era originario del estado mexicano de Hidalgo. De niño solía cuidar el ganado de su abuelo en el pueblo de Dengando, hasta que a los 15 años se fue a Ciudad de México. 

Fue ahí donde se unió a la milicia y se hizo conocido por tocar el tambor tradicional, tocando en un grupo de alrededor de 30 tamboristas en ceremonias militares; dijo Isaac López, uno de sus hijos. 

LEE: Reportan primera muerte por Covid-19 de inmigrante en custodia de ICE

En 1998 Tomás llegó a EE.UU., en donde trabajó 2 años como jornalero en Oregon y después en la construcción; todo mientras tenía una relación a distancia con su entonces novia Antonia Zamorano. Poco después regresó a México a casarse con ella y llevarla de regreso con él a Estados Unidos. 

Tomás y Antonia hicieron su familia y comenzaron a vender comida en la parte trasera de su camioneta en sitios de construcción. Hasta que eventualmente abrieron el camión de comida Tacos El Tajín. 

Su negocio está cerca de la sede de Amazon y rápidamente se hizo popular entre los empleados de esta empresa. Según Isaac, Tomás amaba ser vendedor y conectar con los clientes, quienes le enseñaban chistes en alemán, japonés, hindú y otros idiomas

Una vez, en 2017, el camión de Tacos El Tajín se quedó atrapado en el tráfico de la interestatal, así que al no poder llegar a Seattle, Tomás decidió abrir el camión ahí en la carretera y comenzó a vender tacos a los otros conductores frustrados

Su hazaña fue tan llamativa que incluso Seth Meyers habló de ella en su programa nocturno. “A veces todo lo que necesitas es un taco para ser feliz”, dijo Tomás sobre toda la situación. 

Tras su muerte su hijo Isaac tomó el internet pidiendo ayuda para solventar los gastos necesarios y el amor por Tomás fue tan grande que rápidamente superaron su meta de $10,000 y obtuvieron seis veces más del dinero que había pedido. 

Ahora que no lo tengo aquí y que tengo que ayudar a mi mamá a dirigir el negocio, lo entiendo”, dijo Isaac, de 19 años, sobre su padre. “Desearía que me hubiera podido enseñar más”. 

LEE: 10 comidas baratas y saludables para cuidar de tu economía



Coronavirus cobra la vida de un amado taquero mexicano en Seattle