nueva casa
(Adobe Stock)
nueva casa
(Adobe Stock)

Cómo conseguir un préstamo para comprar casa

Tener casa propia en Estados Unidos es parte del “sueño americano” para muchos migrantes, y cumplirlo podría ser más fácil de lo que crees

Parte del llamado “sueño americano” que comparte la mayoría de los inmigrantes es poder tener casa propia en Estados Unidos.

Si ese es tu sueño también, debes saber que no solo es posible realizarlo sino que, tras una serie de pasos, podría resultar relativamente fácil.

Si eres indocumentado, o lo que tienes es una visa de turista, puedes incluso obtener un préstamo hipotecario para comprar tu casa.

Los inmigrantes sin residencia permanente necesitan tres cosas para conseguir el préstamo y poder adquirir una propiedad.

Primero, deberás tener un Número de Identificación Personal del Contribuyente, o ITIN, que es el número de nueve dígitos que otorga el IRS a personas que necesitan pagar impuestos, pero no son elegibles para obtener un número de seguro social.

Segundo, necesitas recibir un salario que te permita pagar la hipoteca, y tercero, es necesario que ya tengas buen historial de crédito.

Si reúnes esas tres condiciones, deberás entonces encontrar un banco que te apruebe la hipoteca.

Varios bancos tienen programas especiales para inmigrantes que tienen el ITIN. También existen algunas “credit unions”, o cooperativas de crédito, que otorgan los préstamos hipotecarios sin el número del seguro social.

Pero ten en cuenta que la mayoría de los préstamos que solamente exigen ITIN requieren un pago inicial mayor y tienen intereses más altos que otros préstamos hipotecarios.

Para solicitar una hipoteca deberás tener un estado de cuenta de tu banco, tus declaraciones de impuestos más recientes y un documento de identificación con fotografía. Asimismo, deberás presentar recibos del alquiler y de tus cuentas de agua, luz o teléfono.

Por último, y una vez que hayas encontrado la vivienda que deseas comprar, la tramitación del cierre de la operación puede hacerse en tan poco como 30 días. ¡Buena suerte!