Ciclo tóxico de escándalos socava la confianza en las instituciones
Ciclo tóxico de escándalos socava la confianza en las instituciones

Ciclo tóxico de escándalos socava la confianza en las instituciones

Líderes políticos y empresariales deben buscar la fórmula que cambie el rumbo de la proliferación de controversias, y noticias indignantes.

(NOTICIAS YA).- En Estados Unidos se vive actualmente en unos tiempos en que casi a diario se revela una nueva atrocidad, o se destapa un escándalo o se divulga una noticia que causa indignación.

Estamos dentro de lo que parece ser un ciclo tóxico, y el público está perdiendo la confianza en las principales instituciones públicas.

En Al Rescate, Luisa Collins, vicepresidenta de Noticias, indica que estamos llegando peligrosamente al punto en que ya no vamos a saber a quién creer.

La situación ha llegado a tal punto que una encuesta reciente de Gallup encontró que la confianza en las instituciones se encuentra en su punto más bajo de todos los tiempos.

Según el sondeo, todas las instituciones del gobierno de EE.UU. experimentan niveles de confianza por debajo del 50%.

La encuesta de Gallup dice además que solo el 42% de adultos en EE.UU. confían en el presidente Donald Trump.

Otra encuesta de NPR revela que solo el 22% de la población confía totalmente en la Corte Suprema y apenas un 8% en el Congreso.

INFORME MÉDICO Y MENTIRAS

Últimamente nos enteramos de que el presidente Trump dictó a su doctor qué decir en el informe sobre su estado de salud durante la pasada campaña electoral presidencial de 2016.

Luego sabemos del pago de $130 mil dólares también durante la pasada campaña electoral para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels sobre un supuesto romance con el presidente.

Estamos en un ciclo tóxico, y el público está perdiendo la confianza en las principales instituciones públicas

El propio Trump reveló que mintió cuando dijo previamente que no sabía nada del pago a Daniels.

Y qué decir sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de hace dos años. Su posible papel en el resultado nos hace perder la confianza hasta en nuestro proceso político democrático.

Todavía peor, nos damos cuenta de que las redes sociales, y en especial Facebook, a donde acudimos para ver lo que hace nuestra familia y en qué están los amigos, han permitido que seamos bombardeados con noticias falsas y manipulaciones políticas.

Nuestros líderes políticos y empresariales deben buscar una fórmula que cambie el rumbo de esta situación.

Porque es fundamental que el público pueda confiar en sus instituciones.

Esa confianza es lo que garantiza un ambiente estable y de prosperidad en el que puedan crecer nuestros hijos.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui