No impugna acusacion
Saline County Sheriff’s Office
No impugna acusacion
Saline County Sheriff’s Office

Padre acusado de muerte de su bebé no impugnó cargos en su contra

Los agentes encontraron drogas en el baño y en la habitación del hombre

(NOTICIAS YA).-   El padre de un bebé que fue encontrado muerto en una bañera el año pasado, no disputó la acusación por la muerte del menor.

LEE: Acusado de la muerte de niño de 2 años que estaba bajo su cuidado

Como parte de un acuerdo de culpabilidad, Michael Hatfield de 44 años, aceptó no impugnar el homicidio involuntario y el cargo agravado por poner en peligro la vida de un menor, tras la muerte de Waylon Hatfield de 10 meses de edad.

La policía fue llamada a un informe de un bebé que no respondía en una vivienda en la cuadra 900 al norte de la calle 9.  Cuando los agentes ingresaron a la casa, informaron un olor a marihuana quemada.

El hermano mayor del bebé lo había encontrado boca abajo en una bañera con agua llena a unas pulgadas de la parte superior.  A pesar de los extensos esfuerzos de los paramédicos, Waylon no pudo ser revivido y más tarde fue declarado muerto en el Centro de Salud Regional de Salina.

Hatfield dijo a los oficiales que su hijo estaba en la bañera y que el agua apenas comenzaba a correr cuando él salió del baño por un corto periodo de tiempo para conseguir un pañal.

LEE: Pareja de Kansas enfrenta más de 50 cargos de abuso infantil

Posteriormente, el agua se midió a 11.5 pulgadas de profundidad y los oficiales determinaron a través del desagüe y el agua en la bañera, que habría tomado aproximadamente unos 40 minutos para que el agua alcanzara ese nivel.

Los agentes encontraron parafernalia de drogas, un recipiente de plástico transparente de presunta marihuana y un recipiente azul de una sustancia blanca en polvo que dio positivo a metanfetamina, en la habitación de Hatfield.  Una pipa usualmente utilizada para fumar marihuana, también fue encontrada en el baño.

El hombre de Salina, inicialmente enfrentaba una acusación de asesinato en primer grado y posesión de drogas.

La sentencia máxima por homicidio involuntario es de 11 años cuatro meses y una multa de hasta 300 mil dólares así como supervisión posterior a la liberación de hasta dos años.  La sentencia por poner en peligro la vida de un niño es de hasta 1 año 5 meses en prisión y una multa de hasta 100 mil dólares.

Como parte del acuerdo de culpabilidad, los fiscales recomendaran que el tribunal imponga una sentencia menor por cada cargo.  La sentencia impuesta por poner en peligro agravado la vida de un niño, correría consecutivamente a la sentencia de homicidio involuntario.

LEE: 32 meses en prisión a pareja por abuso infantil a hijos adoptados

La sentencia está programada para el 22 de octubre.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui