Denunció brutal abuso por conductor de Uber y la compañía no hizo nada
Pixabay
Denunció brutal abuso por conductor de Uber y la compañía no hizo nada
Pixabay

Denunció brutal abuso por conductor de Uber y la compañía no hizo nada

(NOTICIAS YA).- Una mujer de 41 años fue hospitalizada luego de haber reportado que recibió una brutal golpiza y agresión sexual por parte de un conductor de Uber, el cual continuó trabajando para la compañía sin consecuencia alguna, poniendo potencialmente en riesgo a otras usuarias. 

LEE: Alertan sobre actividades ilegales entre conductores de Uber y Lyft

En la noche del 3 de agosto en Seattle una mujer que se encontraba de vacaciones, cuyo nombre no mencionaremos por preocupaciones de seguridad, pidió un Uber para que la llevara del vecindario de Ballard a su hotel. Sin embargo el conductor tardó un rato en encontrarla y cuando llegó estaba enojado. 

Pixabay

El conductor iba manejando a exceso de velocidad y tras ignorar la petición de la pasajera para que fuera más lento, ella amenazó con hablar a la policía. Fue ahí que el hombre se detuvo en un callejón, se bajó del auto, abrió la puerta del asiento trasero, la tomó de la ropa, la sacó del vehículo tirándola al suelo. 

Mientras ella intentaba pararse, él la empujó nuevamente y ella se quedó ahí hasta que el hombre sacó su maleta del carro y comenzó a destruirla en el piso. La mujer se quedó callada esperando que se fuera, pero en lugar de eso él se puso sobre ella.

Él empezó a frotar mis genitales muy fuerte. Era arriba de la ropa, pero luego empezó a penetrar un poco. Estaba comenzando a mover mi falda”, dijo la mujer quien creyó que iba a ser violada en ese momento y le dijo que se detuviera, pero el conductor la golpeó fuertemente en la cabeza. 

Después el agresor la pateó en la rodilla que ella alzó mientras intentaba protegerse y se acercó a la cara de la víctima amenazándola sobre lo que le haría si decía algo. “Te violaré por el trasero hasta que sangres”, dijo el hombre de acuerdo con la víctima. 

Mientras la mujer estaba intentando levantarse, el hombre tomó su maleta y la arrojó hacia ella, nuevamente tirándola al suelo. Después se subió al vehículo y se fue a toda velocidad, casi atropellándola. 

LEE: 100 conductores de Uber acusados de agresión sexual en Massachusetts

Sola en el callejón la mujer llamó a la policía, herida y sin saber dónde estaba. La policía usó su teléfono para encontrar su ubicación. Los oficiales llegaron a la escena para tomar su reporte, en compañía de bomberos y una ambulancia, quienes la motivaron a ir al hospital. 

Sin embargo la mujer, quien se encontraba adolorida y en shock tras la golpiza y amenaza, no reportó inmediatamente la agresión sexual a los hombres que llegaron a asistir. Pero describió la violencia. 

Esa noche la mujer fue ingresada a una sala de emergencia, en donde recibió tratamiento por un esguince en el tobillo, abrasiones y dolor en la espalda. Las fotos de su cuerpo muestran los raspones y moretones. 

Cortesía

La mujer está convencida de que la amenaza de violación del conductor era en serio y sabe que él continúa libre. “Me da miedo dejar mi casa. No sé si él sabe quién soy”.

Por su parte Uber habló con el conductor y lo suspendió temporalmente, pero declararon que no pudieron seguir contactando a la mujer. Mientras tanto la policía realiza una investigación criminal sobre el incidente, pero Uber indicó que no fueron notificados. 

La policía no buscó evidencia de Uber y la compañía no preguntó qué pasó, así que la suspensión terminó y el agresor siguió trabajando. Sin embargo tras la presión de la prensa y el conocimiento de la investigación, la plataforma removió al conductor hasta que las autoridades concluyan. 

Cortesía

LEE: Conductor de Uber enfrenta 2 cargos de agresión sexual

La cuenta de la mujer también fue deshabilitada, algo que la compañía dijo que hacen cuando están trabajando con el reporte de un incidente. Tanto el conductor como la pasajera presentaron quejas sobre el evento. “Están intentando silenciarme”, dijo la mujer.

El conductor no ha sido arrestado ni acusado de ningún crimen y las autoridades se negaron a hablar de los detalles del caso, pero aseguraron que se lo están tomando muy en serio. 

Esta no es la primera vez que se denuncia abuso sexual, violaciones o golpizas por parte de conductores de Uber. Sin embargo la compañía se rehúsa a hacer cambios en sus normas, por lo que muchos consideran que Uber no toma en serio la seguridad de sus usuarios. 

 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui