La peligrosa lluvia ácida que cae sobre la Ciudad de México

Estos son los minerales tóxicos que vuelven tóxica el agua de lluvia en la capital mexicana.

Pixabay

(NOTICIAS YA).-El agua de lluvia en la capital de la República Mexicana no es apta para el consumo humano debido a la cantidad de sustancias que contiene, advierte un nuevo estudio.

Si estás en Ciudad de México y comienza a llover, mejor será que busques refugio, pues podrías enfermarte.

CNN indicó que, según expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); algunos minerales tóxicos como aluminio, zinc y arsénico hacen peligrosa el agua de lluvia en CDMX. 

De acuerdo a un estudio del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, el agua de lluvia en CDMX tiene, además de microorganismos, metales como: aluminio, plomo, zinc, mercurio, arsénico y níquel, de acuerdo a una nota de prensa de la mencionada institución académica este lunes.

Rocío García, investigadora de la UNAM y líder del estudio, explicó que en grandes urbes como la capital mexicana "la industrialización y la alta densidad poblacional tienen efectos adversos en la química de las precipitaciones pluviales, porque remueven de la atmósfera partículas y gases emitidos por fuentes naturales como la actividad volcánica, y antropogénicas, como emisiones vehiculares e industriales".

Concluyó que este líquido "sólo puede ser utilizado para tareas como lavar automóviles y algunos tipos de ropa, o para riego".

Pero "nunca para consumo humano directo", dijo:

"Para ello se requiere de procesos complejos de filtración y someterla a lámparas de ozono para eliminar microorganismos”, dijo.

El agua de lluvia

Las primeras lluvias de la temporada son importantes "porque limpian la atmósfera de contaminantes", explicó el estudio.

Eso sí, agrego que si tras dos días de lluvias, éstas paran por tres o cuatro jornadas, la contaminación por humo y ganes pesados volverá.

Esto explica por qué, tras un aguacero, la gente suele enfermarse. 

No sólo es por haberse mojado, sino porque en ese líquido "hay bacterias y elementos químicos dañinos para la salud, que ingresan a nuestro organismo de manera dérmica o por ingesta", explicó García Martínez.

Los síntomas de enfermedad por la lluvia ácida incluyen: 

  • Dolor de cabeza
  • Ardor o dolor de garganta
  • Diarrea
  • Fiebre

García Martínez indicó que las precipitaciones contienen óxidos de nitrógeno y de azufre que reaccionan con el agua y forman ácido nítrico y sulfúrico, lo que crea esta lluvia ácida.

“Algunos de los metales pesados que se encontraron son aluminio, cadmio, cromo, vanadio, plomo, zinc, manganeso, hierro, mercurio, así como arsénico, rodio, paladio, rubidio y níquel, algunos de estos muy evidentes por provenir de las gasolinas y de los convertidores catalíticos”, describió.

Si además esta lluvia está acompañada por truenos, estos irradian amoniaco que, junto a la radiación y la condiciones atmosféricas, se convierte en amonio, indicó la universidad.

La investigadora aclaró que, el problema "no son las precipitaciones, sino las condiciones atmosféricas”.



La peligrosa lluvia ácida que cae sobre la Ciudad de México

Estos son los minerales tóxicos que vuelven tóxica el agua de lluvia en la capital mexicana.