5 desafíos de los supermercados con el aumento de las compras en línea
(Newscast/Universal Images Group via Getty Images)
5 desafíos de los supermercados con el aumento de las compras en línea
(Newscast/Universal Images Group via Getty Images)

5 desafíos de los supermercados con el aumento de las compras en línea

El coronavirus cambiará las tiendas de comestibles, y probablemente no para mejor.

(NOTICIAS YA).-Más estadounidenses que nunca están ordenando comestibles en línea en medio de la pandemia de coronavirus y no todos los supermercados estaban preparados. 

La crisis de salud está rehaciendo por completo los supermercados tal y como los conocemos.

Hace apenas unos meses, antes de la COVID-19, comprar comestibles en línea era más un servicio de lujo; pero las cadenas se han visto obligadas a entrar a esta tendencia tan rápido que tienen dificultades para responder, de acuerdo con la publicación de la revista The Atlantic.

LEE: Walmart cambia su horario al público “indefinidamente”

Instacart, el servicio de entrega de comestibles más grande, estimaba 20 por ciento de los hogares estadounidenses compraría comestibles en línea en los próximos cinco años, dijo un portavoz de la compañía. Pero durante el mes pasado, “todo cambió”; su volumen de pedidos ha aumentado un 150 por ciento y las nuevas descargas de su aplicación se han multiplicado por siete.

Ahora la empresa se propuso contratar a 300,000 repartidores.

La dinámica de los proveedores de los supermercados empeora las cosas y los nuevos desafíos pueden hacer que las compras en línea se tornen más problemáticas.

Citando a la revista, estos son 5 desafíos que los mercados enfrentan con el acelerado aumento de las compras en línea:

  1. Productos agotados o no disponibles. Una vez que selecciona sus productos, los supermercados en línea permiten a los compradores optar por las sustituciones. Pero el proceso varía según el servicio y algunos recomiendan una alternativa que puede o no corresponder a las preferencias del cliente.
  2. Psicología de las compras. Las tiendas de comestibles están diseñadas en torno a la psicología de las compras, la navegación y la compra por impulso. La falta de eso, contribuye al cuello de botella actual de los pedidos de comestibles en línea.
  3. Costos y tiempos. Agrega el costo premium de la recolección o entrega, la dificultad de las devoluciones y la necesidad de programar compras en línea en un momento en que pueda estar en casa para guardar los productos perecederos.
  4. Los servicios de entrega en línea, siguen siendo en gran medida para las personas con más dinero. Hacer grandes pedidos destinados a durar semanas o meses es excelente para las familias que pueden permitirse el lujo de hacerlo, pero para aquellos que viven de cheque en cheque; más pedidos de entrega solo significarían más costos de envío. El USDA está ejecutando un programa piloto para usuarios de asistencia pública, pero no funciona con todas las cadenas o todos los servicios.
  5. Ventaja de las grandes cadenas frente a las tiendas más pequeñas. Walmart ya está recibiendo más de la mitad de los nuevos clientes de comestibles en línea. Y Leach supone que los minoristas podrían adoptar sistemas de recompensas de circuito cerrado, como ofrecer créditos de reembolso canjeables solo en sus propias tiendas para compensar los costos de envío. Eso sería bueno para los consumidores, pero malo para las tiendas más pequeñas.
Los clientes quieren tocar los aguacates u oler las piñas y quizá comprar vegetales viendo fotografías no se siente como comprar alimentos, pero al final todos tendremos que adaptarnos.






Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui