Decenas de cuerpos de inmigrantes en espera de ser identificados en Texas
Decenas de cuerpos de inmigrantes en espera de ser identificados en Texas

Decenas de cuerpos de inmigrantes en espera de ser identificados en Texas

Decenas de cuerpos de inmigrantes en espera de ser identificados

(ENTRAVISION).- Cientos de inmigrantes indocumentados mueren cada año en el desolador desierto de Texas tratando de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos en busca de un mejor futuro o huyendo de la violencia de sus países, pero difícilmente sus familiares sabrán lo que les paso.

La mayoría mueren por deshidratación después de ser abandonados por los “coyotes”  y quedar exhaustos tras caminar por horas en el desierto, difícilmente sus cuerpos serán encontrados y en caso de ser así, podría ser semanas o meses después del deceso.

Pero en un país en que su estatus migratorio es ilegal no basta con ser localizados, la mayoría de los cuerpos, o lo poco que queda de ellos, son desechados en fosas comunes sin ser identificados, sin un registro y limitando la posibilidad de que sus familiares se enteren de que paso con ellos, según detalla un artículo de BBC.

El Condado de Brooks, Texas, uno de los más pobres de Estados Unidos y en donde la temperatura puede superar fácilmente los 40 grados centígrados en verano, es un claro ejemplo de esta  situación. En 2013 fueron localizadas en Falfurrias varias fosas comunes con decenas de cuerpos de indocumentados, enterrados en bolsas de basura o sin ningún envoltorio, incluso varios en una misma bolsa.

El hallazgo fue realizado por expertos antropólogos forenses de la Universidad de Baylor y la Universidad de Indianápolis y hasta el momento han recuperado cerca de 200 cuerpos, y se cree que puede haber decenas más.

El periodista John Carlos Frey denunció varias supuestas irregularidades que se cometieron al enterrar los cuerpos. Entre ellas, la empresa funeraria que se encargaba de los cuerpos no reclamados no realizó los trámites forenses adecuados y no realizó pruebas de ADN para identificar a los inmigrantes. Aunado a esto, las tumbas no estaban señalizadas y en las bolsas se encontraron restos revueltos de varios cuerpos.

Pero las investigaciones de las autoridades determinaron que la funeraria no cometió ninguna ilegalidad, aunque si le retiraron el contrato para encargarse de los cuerpos y se dejó de enterrar en ese cementerio. Ahora los cuerpos que se localizan en el desierto de esta zona son llevados a la oficina forense del Condado de Webb.

Luego de realizarles una autopsia y pruebas de ADN, los resultados son enviados y almacenados en la Universidad de Texas a la espera de ser identificados algún día. De los 170 cuerpos encontrados en el cementerio de Falfurrias solo tres han sido identificados. Lamentablemente esta situación se repite a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos.

 

Con información de BBC







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui