Manpreet Singh
FOTO: Rare Shot / Barcroft Images / Barcroft Media via Getty Images
Manpreet Singh
FOTO: Rare Shot / Barcroft Images / Barcroft Media via Getty Images

FOTOS: El misterioso hombre de 23 años atrapado en cuerpo de un bebé

Su extraña condición ha hecho que aldeanos lo consideren reencarnación de Dios.

(NOTICIAS YA).-En India existe un caso tan espectacular como misterioso. Se trata de un hombre de 23 años que, desde que cumplió 1, dejó de crecer y vive su vida “atrapado en el cuerpo de un bebé”.

Su condición lo ha hecho tan popular que en pequeño poblado de Hisar, donde muchos lo consideran una reencarnación de Dios.

LEE: Policía revela video de “garage embrujado” en pleno viernes 13

Su nombre es Manpreet Singh, aunque también es conocido como “el hombre del tamaño de una pinta”. Tiene 23 años y pesa solo 11 libras. De lejos, pensarías que es solo un bebé cualquiera, pero nació en 1995.

Saludable al nacer, Manpreet dejó de crecer aproximadamente después de cumplir un año.

Siendo un misterio para sus padres, quienes tienen otros dos hijos, ambos desarrollados física y neurológicamente de manera normal, Manpreet dejó de desarrollarse y crecer antes de aprender a hablar y caminar.

Es por ello que ahora, aún siendo “adulto”, depende totalmente de los cuidados de alguien más para prácticamente todo.

Científicos que han estudiado el impactante caso de Manpreet, sospechan que su estado depende a una extraña mutación genética conocida como Síndrome de Laron, la cual consiste en una falta de una hormona del crecimiento llamada IGF-1.

Un tercio de todas las personas con la condición de Manpreet en el mundo, viven en villas remotas de Ecuador, reporta Daily Mail.

Físicamente, Manpreet presenta extremidades hinchadas y una enorme cabeza con bolsas similares a las de una persona de mucha más edad.

VIDEO: “Fuerza demoniaca” golpea a auto y lo hace salir del camino

Mientras puede reír y llorar de manera regular, solo es capaz de decir unas cuantas palabras como mamá y tío.

Sin embargo, Manpreet ha aprendido a comunicarse a través de señales y gestos.

Al cuidado suyo no están sus padres, sino sus tíos maternos, quienes lo describen como “un bebé risueño que rara vez se pone triste, y solo llora cuando el ruido de los perros lo asusta”. Su tía asegura que Manpreet ama la leche y su té por la mañana.

Los tíos aseguran que han enviado varias veces a Manpreet de vuelta con sus padres, pero que el “bebé” no tolera mucho tiempo estar lejos de donde él siente que es su hogar, y que deja de comer y no para de llorar hasta que vuelve a Hisar.

LEE: Investigadores insisten que momias encontradas en Perú “no son humanas”

A pesar de que ha sido llevado a varios doctores de ciudades vecinas, nadie ha podido diagnosticar por completo cuál es la condición que hace a Manpreet un caso tan particular. Sospechan del Síndrome Laron, pero nada aún ha quedado claro.

Sus tíos, por lo pronto, dicen que “aceptan el destino de Manpreet” y estarán con él el tiempo que les sea posible.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui