castillo Rheinsberg
(Foto: Paul Zinken/picture alliance via Getty Images)
castillo Rheinsberg
(Foto: Paul Zinken/picture alliance via Getty Images)

Músicos bolivianos están atorados en casa embrujada y rodeada de lobos

La Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos está pasando una cuarentena de pesadilla en un viejo castillo

(NOTICIAS YA).- Un grupo de músicos bolivianos se encuentra varado en una localidad alemana desde los inicios de la pandemia de coronavirus, sin forma de regresar a América.

De acuerdo con Variety, los jóvenes, incluyendo menores de edad, llegaron a Alemania durante la primavera para realizar una serie de conciertos.

La BBC destacó que las presentaciones en las que participaría la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos de Bolivia fueron suspendidas debido a la prohibición de eventos masivos, mientras que su vuelo de regreso a casa fue cancelado y las fronteras cerradas.

“Nuestro autobús se averió en la autopista. Recuerdo haber bromeado que era mala suerte y tal vez nuestros conciertos serían cancelados. Nunca pensé que sí sucedería”, expuso uno de los integrantes, de nombre Carlos.

LEE: Fingió ser un fantasma para no pagar servicio de Uber

Desde entonces, permanecen en el castillo Rheinsberg, de casi 600 años de antigüedad y presuntamente embrujado. Ya tienen al menos 73 días allí. 

La edificación sirvió como hogar para la realeza alemana desde mediados del pasado milenio, incluyendo a Federico II el Grande. Los músicos especulan con que su fantasma permanece en el lugar.

“Todos bromeamos con que el fantasma de Federico nos sigue para hacernos tropezar. Yo usualmente no creo en esas cosas pero se siente como que hay fantasmas en el terreno”, dijo por su parte Camed Martela, de 20 años.

Por si eso no fuera suficiente, los terrenos del castillo y los bosques aledaños son el hábitat de más de 12 jaurías de lobos.

LEE: La impactante foto viral de un hombre antes y después del coronavirus

El pueblo cercano, del mismo nombre que el castillo, ha sido en su mayoría amable con sus inesperados inquilinos, quienes no salen de la casa de huéspedes que habitan dentro del lugar.

Los empleados del lugar cocinan y les dejan la comida, mientras que los locales les han donado ropa para su estadía extendida.

Asimismo, MaerzMusik, el festival en el que participarían los músicos bolivianos, ha recaudado fondos para apoyarlos y costear su hospedaje, el cual tiene un precio de 38 mil 400 dólares al mes.

VIDEO: Acaba la cuarentena en Wisconsin y se llenan los bares

Aunque la escena europea que enmarca el castillo es atractiva, los jóvenes no se sienten de vacaciones.

La gente en casa piensa que estamos en un cuento de hadas. Me han llegado cientos de mensajes diciéndome que deje de quejarme, y que estoy viviendo como una princesa en un castillo alemán. Nos sentimos abandonados”, expresó Carlos.

De acuerdo con la BBC, la embajada boliviana busca repatriar a los músicos por vía aérea a principios de junio.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui